edición: 2830 , Martes, 22 octubre 2019
22/11/2012
Los tres grandes bancos del país acusan recibo de la persistente recesión que padece Italia

Monte dei Paschi, el tercer banco italiano, queda por debajo del capital exigido por el regulador

Carlos Schwartz

Nadie escapa a los rigores de la recesión. La economía italiana se contraerá este año en torno a un 2,3% en el segundo año consecutivo de caída del producto interior bruto (PIB), y los analistas no consideran factible que la economía del país inicie su recuperación antes del segundo trimestre de 2013, año en el que la economía se contraerá todavía un 0,3%. Por añadidura, las estimaciones del Banco de Italia son pesimistas respecto de la la tasa de morosidad, y calcula que seguirá creciendo hasta el final de 2014. En este contexto, el banco más antiguo del mundo y el tercero por tamaño de Italia, Monte dei Paschi di Siena (MPS), en el cual el Banco de Santander tiene una participación levemente inferior al 2%, ha anunciado que a causa de las pérdidas que ha sufrido en los tres primeros trimestres de este año su capital ha quedado por debajo del 9% de los activos ponderados por el riesgo, límite impuesto por la Autoridad Bancaria Europea (EBA por sus siglas en inglés).

En los primeros tres trimestres el banco debió provisionar créditos por 1.300 millones de euros, anotando pérdidas de 47 millones de euros en el tercer trimestre de este año comparado con un beneficio de 42 millones en igual trimestre el año pasado. Las pérdidas en los primeros nueve meses de este año totalizan 1.700 millones de euros y la cifra del año quedará a expensas de lo que logre hacer en el último trimestre, pero a la luz de lo que está ocurriendo en el mercado bancario italiano es virtualmente imposible que la cifra mejore mucho. MPS planifica reforzar su capital para volverlo a alinear en el 9% mediante una ayuda oficial. Venderá al Estado 3.400 millones de euros en bonos. De este total destinará en torno a la mitad a reforzar su capital y la otra mitad a sustituir deuda del estado italiano en su cartera. Como parte del plan de recapitalización la entidad ampliará capital en 1.000 millones de euros. El hecho de que el banco cierre el ejercicio con pérdidas le permitirá pagar intereses sobre las líneas de crédito obtenidas del estado para su saneamiento con acciones de nueva emisión, lo que dará al estado un mayor control sobre la entidad.

En mayo, la policía italiana efectuó una serie de allanamientos en sedes bancarias, entre ellas la de MPS, y la de Deutsche Bank, JPMorgan Chase, e Intesa San Paolo. La acción policial se efectuó por instrucciones de la fiscalía de Siena que investiga la adquisición en 2007 por parte de MPS de Banca Antonveneta en 9.300 millones de euros. El vendedor fue Banco Santander, quien había adquirido pocos meses antes esa entidad en el reparto de los activos de ABN Amro Bank. Santander pagó por la entidad 6.600 millones de euros unos meses antes de venderla. La fiscalía argumenta que MPS ha obstruido su acción en la investigación sobre el precio pagado por la compra de Antonveneta.

En torno a este procedimiento la policía efectuó 38 registros en seis ciudades distintas en bancos que mantuvieron relaciones con Antonveneta, un banco de la región de la Toscana. El presidente de MPS, Alessandro Profumo, es un recién llegado a la entidad tras presidir en el pasado el primer banco del país, Unicredit. La fiscalía pretende saber, entre otras cosas, porque MPS pagó un precio tan alto por la entidad. El anterior presidente de MPS, Giuseppe Mussari, preside desde julio la Asociación de Banca Italiana (ABI). Mussari es uno de los ejecutivos cuya gestión es de interés para la fiscalía, ya que Antonveneta fue adquirida bajo su presidencia.

Desde luego no soplan vientos suaves para el sistema financiero italiano. Unicredit e Intesa Sanpaolo los primeros dos bancos por ese orden han provisionado créditos por valor de 3.000 millones de euros en los primeros nueve meses de este año. Con todo Unicredit logró al cierre del tercer trimestre un beneficio de 335 millones comparado con la desastrosa cifra de 10.600 millones de pérdidas en igual periodo el año pasado cuando debió amortizar un cúmulo de malas inversiones del pasado entre ellas muchas adquisiciones. Por su parte Intesa registró una caída del 21% de su beneficio con 414 millones de euros. En el caso de Unicredit las dotaciones para créditos incobrables fue de 1.800 millones de euros, mientras que Intesa hizo provisiones de 1.200 millones para créditos. La morosidad en Italia se concentra en las operaciones de las pequeñas y medianas empresas, mientras las familias resisten el temporal de momento.

Ambos bancos han mostrado una caída del 6% sobre los ingresos por intereses, mientras fuentes de medios financieros en Italia señalan que la tendencia a una caída de los ingresos de la banca fuerza a mayores recortes de gastos y personal y a una reestructuración de las carteras de crédito e inversión en general. Unicredit dijo que no adoptaría una decisión sobre el pago de dividendo para el ejercicio 2012 hasta fin de año, mientras que Intesa ha afirmado que pagará dividendo en línea con los 5 céntimos por acción pagados sobre el ejercicio de 2011. Unicredit está pagando muy cara su expansión en Europa del Este, Alemania y Austria.

Pero lo factores que afectan de conjunto a los balances de los bancos en Italia es la caída de los tipos de interés que golpea de lleno a los márgenes de las entidades de un lado y la reducción de los balances al bajar el nivel de apalancamiento de las entidades. La estrategia adoptada para combatir la alta morosidad ha sido la recompra de emisiones de bonos con respaldo de activos, gasto que el banco intenta compensar mediante la venta de activos.

Los intentos denodados por mejorar los beneficios en los primeros dos bancos del país están directamente relacionado con la necesidad de recuperar interés entre los inversores italianos y los institucionales internacionales que son los que pueden dar soporte a las ampliaciones de capital de las grandes entidades de crédito.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...