edición: 2364 , Jueves, 14 diciembre 2017
01/06/2011

Mourinho, un año en blanco y negro

Antonio Cubero
José Mourinho cumplió ayer un año como entrenador de la primera plantilla del Real Madrid. El técnico portugués fue fichado por Florentino Pérez como el antídoto más caro de la galaxia de entrenadores para frenar la hegemonía patria del Barcelona y lograr en un año los éxitos de tres en una ambiciosa carrera por recuperar el tiempo perdido con el peligro que conlleva.

Tras estos 365 días cumplidos de su primera etapa de las cuatro que tiene firmadas, en el aspecto deportivo Mourinho le ha dado al madridismo una Copa del Rey que se le venía negando durante diecinueve años después de ganar al Barcelona, la segunda plaza de la Liga con unos números de récord y las semifinales de la Liga de Campeones, donde, a pesar de haber caído eliminado por los recientes campeones de Europa, a los aficionados madridistas tendrán de por vida el consuelo alimentado hasta la saciedad como una perfecta coartada por Mourinho de culpa de la eliminación a los árbitros.

Pero si el Madrid de Mourinho ha jalonado la temporada con notable alto, el otro Madrid de Mourinho ha caminado por un campo minado de polémicas como el reciente conflicto interno que costó el despido de Jorge Valdano; graves acusaciones a los organismos y estamentos futbolísticos; frases hirientes para llevar la hemeroteca de la historia; enfrentamientos con colegas de otros equipos, sanciones por sacar a pasear una lengua viperina y , para remate, una guerra abierta con los medios de comunicación que sólo ha conducido a un divorcio nada positivo para todos. Todo un rosario de despropósitos que ensombrecieron éxitos que merecieron ser más valorados y pusieron altavoces a las derrotas como castigo a su ególatra comportamiento.

En este su primer aniversario no se debe ocultar no restarle mérito alguno a Mourinho en su trato con un vestuario al que sólo ha necesitado una campaña para ganárselo. Un grupo rendido a él. Jugadores que destacan su profesionalidad y dotes de líder. Unos profesionales que siempre salen en su defensa en los momentos más tumultuosos como los acaecidos en los cuatro clásicos que tanto daño ha dejado para el futuro de nuestro fútbol y en las relaciones entre el Madrid y el Barça.
  
Florentino se ha liado la manta a la cabeza regalando a Mourinho por su cumpleaños el cetro de mando supremo de un Madrid que a partir de ahora se construirá conforme al  modelo del fútbol inglés del pensamiento único y  la paciencia de esperar a que se cumpla el vaticinio de su técnico de que sus mejores resultados siempre llegan en la segunda temporada. Porque de lo contrario, las cañas pueden convertirse en lanzas. Y más aún si el Barça no sigue sin bajarse de la ola de éxitos.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...