edición: 2409 , Lunes, 19 febrero 2018
22/01/2018

Muy supervisor y poco vigilante

Que el 70% de los fondos de inversión monetarios y de renta fija pierdan dinero en este año en el que la economía y los mercados parecen conjurados para ir como un tiro, es una desgracia colectiva -como la inversión- gajes del oficio y de la coyuntura. Percances en todo caso de los que alguien, seguramente un controlador, un supervisor o vigilante de los mercados debería advertir y prevenir. Porque no resulta fácil que los ahorradores, a buen seguro que muchos de ellos con muy escasos recursos -sus ahorros- no cuenten con los medios, ni información necesarios, para distinguir situaciones complejas de riesgo en los mercados.

Y sucede que esos fondos de naturaleza segura -se les conoce como `ultraseguros´- por, entre otros, la estabilidad -relativa- de los productos en los que invierte, están clasificados por su riesgo según criterio del supervisor de los mercados, la CNMV. No son cifras modestas las que se mueven en las tipologías de los fondos `ultraseguros´, nada menos que 40.000 millones de euros de más de dos millones de partícipes. Es por ello que se trata de una inversión que debe ser vigilada de cerca.

En este cometido, la vigilancia, el supervisor parece entrado en los últimos meses en una deriva permisiva, complaciente, resignado a que -como confirma algún delincuente- "Es el mercado, amigo", que viene a afirmar poco menos que el mercado es soberano, autónomo y además no admite culpabilidad. Parece como si el supervisor hubiese abdicado en su responsabilidad y delegado en su función de vigilancia tras asignarle un determinado riesgo a un determinado producto, dejando al albur de las inclemencias del mercado a los ahorradores.

Si en el asunto de los riesgos de los productos financieros como los fondos de inversión es el supervisor un tímido y retraído agente, en el apartado del control de las comisiones clama al cielo la ley de la selva de muchas gestoras que, ajenas al nivel de pérdidas que registran muchos de sus fondos, han visto en las comisiones un elemento de compensación y resarcimiento de pérdidas y penurias por la marcha de miles de inversores de sus productos hacia otros más rentables. Cuentan las gestoras con un 2,25% de comisión máxima para ese ejercicio de autoindemnización, cuando en justicia deberían recortar comisiones a los fondos en pérdidas, pérdidas sólo para los inversores y sin posibilidad de compensación. Debería tenerlo en cuenta la CNMV.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...