edición: 2064 , Jueves, 29 septiembre 2016
04/09/2008

Nadie se cree las previsiones de beneficios para 2009

Juan José González

A vueltas con los beneficios empresariales. Los sesudos departamentos de análisis de Bolsa españoles centran todos sus esfuerzos en averiguar cuánto se espera que ganen las empresas cotizadas para el próximo año. El ejercicio se ha convertido ya en un acto recurrente anual por el que las casas de análisis pretenden mantener a sus clientes inversores bien informados. Y en esto se encuentran, afilando las plumas. La consigna, bastante extendida por cierto, es considerar al norteamericano como el mercado con mayores posibilidades de expansión para 2009. Es como si ahora se pusieran de acuerdo en bautizar a la “locomotora” del próximo ejercicio.

Recomendar EE UU es la referencia que contemplan la mayoría de los gestores de inversión. Unos más que otros confían en la buena salud de su economía en un año que contará a buen seguro con un nuevo inquilino en la Casa Blanca. Pero será un mercado con bastantes dudas.

Ayer conocíamos, de una forma un tanto inocente, las estimaciones y valoraciones del S&P 500, un índice con multitud de seguidores y escasos detractores. Y el resumen más breve que se puede ofrecer es que las previsiones de beneficios de las compañías norteamericanas para el próximo ejercicio son, sencillamente, una falacia. La información, como señalábamos, era filtrada de forma “inocente” por Bloomberg desde Nueva York.

Basándose en una potente herramienta de historia estadística (en marketing se utiliza siempre que se quiere vender algo) se afirma que en las últimas cinco décadas el PER del S&P 500 sólo ha superado las 25 veces en cinco ocasiones y que en el último trimestre llegó a las 25,8 veces tras un repunte del indicador del 20%. Y que la última vez que se alcanzó ese nivel de PER (en pleno estallido de la burbuja tecnológica) el S&P 500 se desplomó un 38%. Esta situación predice correcciones en las bolsas.

A más de uno ese columpio de dígitos le pone los pelos de punta, como seguramente se los puso a quienes tuvieron que escuchar que las estimaciones de consenso prevén un repunte de los ingresos del 62% para los últimos tres meses de 2008 frente a una caída de los beneficios del 56% este año, según Reuters. Uno no sabe a quién hacer caso, pero igualmente, son síntomas de correcciones bursátiles.

Dicen los analistas que han escudriñado las previsiones del S&P 500 que lo que más les preocupa es la recuperación del 178% de los beneficios para 2009, pues parece difícilmente creíble. Dicen, también, los analistas que puede que sea verdad ya que las compañías que integran el índice se han podido beneficiar por la fortaleza de las exportaciones motivado por la debilidad del dólar.

La clave estará en comprobar si la economía de EE UU es capaz de crecer lo suficiente como para que las compañías cumplan con los planes estratrosféricos de beneficios, solamente puesto en duda por la desaceleración global y por la incógnita sobre el consumo interno.

Si realizamos un ejercicio con nuestro Ibex 35 similar al que se acaba de hacer con el S&P 500, resultaría desfavorable. Las previsiones de beneficios para 2009 de las empresas del selectivo español han caído un 7,5% lo que significa que se producirá un agujero de unos 4.000 millones de euros. Pero la caída de beneficios podría ser aún mayor, cercana al 11%, sin recesión y, del 13% con recesión. Y en Bolsa española  veremos más correcciones hasta final del presente año.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2016 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...