edición: 2974 , Martes, 26 mayo 2020
28/04/2016

’Negociamos’ un tratado

Rafael Vidal
Estados Unidos y Europa están negociando un tratado -Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión- que facilite el comercio y las inversiones entre ambos bloques. Dicho así, suena muy bien, aunque la forma en que se está negociando ese tratado dice mucho de sus posibles contenidos. En realidad, unas cuentas multinacionales y unos cuantos políticos están negociando en secreto el contenido de ese tratado, a espaldas de los ciudadanos que lo vamos a sufrir.
Como siempre, la idea inicial es buena: lograr un mejor acceso al mercado y una mayor compatibilidad reglamentaria, pero el segundo paso ya es diferente, pues se habla de eliminar derechos y obstáculos reglamentarios, es decir, de borrar de un plumazo los reglamentos de cada país sobre cuestiones laborales y sobre normas de importación y exportación, barra libre total para las grandes corporaciones, con el agravante de que en caso de discrepancias las partes se someterán a "procedimientos arbitrales privados", lo que significa que en eso de eliminar derechos también entra la justicia ordinaria de cada país. Así, en conjunto, parece que se trata de crear una especie de monstruo que esté por encima de toda jurisdicción, ya que "las partes" arreglarían las cosas a su manera y conveniencia, sin jueces, acusadores ni testigos.

El temor de algunos expertos ante este tratado se basa en que todos los acuerdos se harán a la baja, pues lo más barato y lo más fácil se impondrá a cualquier otra cuestión y eso incluye las normas laborales y de salud alimentaria, más estrictas en Europa.

A mí, lo que más me llama la atención de todo esto es el hecho de que unos cuantos políticos que hemos elegido para que gestionen en nuestro nombre, negocien a nuestras espaldas acuerdos que nos pueden perjudicar. Siempre he pensado que la Unión Europea es una especie de laberinto creado por y para la clase política y las grandes empresas, en el que los ciudadanos nos movemos libremente sin encontrar salida alguna, tal vez por que no la hay.

En cualquier caso, no se debe hablar, ni escribir, de aquello que se ignora y debo reconocer que sobre este asunto la información es muy escasa, es secreta, lo cual ya es argumento suficiente para denunciar ese desconocimiento de algo que se está negociando en mi nombre.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...