edición: 2637 , Viernes, 18 enero 2019
19/04/2016

No podemos crecer

Rafael Vidal
El avance de la economía española, desde los niveles mínimos en que cayó por la crisis y los recortes, está cumpliendo las características de un simple rebote al constatarse en estos días que no hay impulso suficiente para seguir creciendo sin problemas. Tanto el Fondo Monetario Internacional como el Gobierno en funciones han rebajado sus expectativas para este ejercicio y el próximo hasta dejar la subida del PIB en niveles preocupantes.
De Guindos, el ahora pluriministro en funciones, ha rebajado en tres décimas el crecimiento para este año, hasta el 2,7%, y en medio punto el del año que viene, hasta el 2,4%, más o menos en línea con el FMI. La coartada de que es la debilidad internacional la que nos resta impulso viene como anillo al dedo en un momento delicado, en el que sería muy difícil explicar que los efectos de los ajustes son los que impiden que la economía española pueda recuperar su ritmo normal de crecimiento. Tan solo hay que fijarse en la evolución del consumo interno para ver que hemos llegado hasta donde podíamos llegar con el equipaje que tenemos.

Resulta preocupante la progresividad del descenso esperado del PIB español, y eso que las revisiones a la baja han venido acompañadas de la promesa de la creación de 900.000 puestos de trabajo en dos años y es que, también en eso, hay progresividad en la caída: ya no se prometen dos millones de empleos como corresponde a una campaña electoral.

Resulta curioso que nadie en estos tiempos tan revueltos haya hecho mención alguna a las voces que reclaman un cambio radical en la política económica de los países como el nuestro para que salir de la crisis sea más una posibilidad real que una promesa, con lo cual los salarios seguirán siendo bajos y los contratos temporales y parciales, lo cual nos lleva a pensar que el consumo seguirá siendo básico para la mayor parte de la población. El beneficio -escaso- se acumulará en las empresas en lugar de hacer un reparto más razonable y, teniendo en cuenta que aquí las empresas apenas pagan impuestos, el resultado es el que es, sobre todo después de anunciar el ministro de Hacienda en funciones que este año se van a recortar 2.000 millones de euros de gasto público para intentar cumplir el objetivo de déficit. Es lo que hay.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...