edición: 2852 , Viernes, 22 noviembre 2019
03/02/2012
BELVEDERE

No sería más razonable y efectivo liquidar NovacaixaGalia, CatalunyaCaixa, Unnim, Valencia y Bancaja

El proceso de concentración forzada es más un macroplan de salvamento que otra cosa y obliga a un sobre esfuerzo peligroso a los adquirentes
El Gobierno aprovecha en su integridad el plan de reforma anterior y únicamente añade la provisión genérica
Luis de Guindos, ministro de Economía y Competitividad
Alfonso Pajuelo

El Gobierno ha presentado su reforma financiera sobre la base del modelo fijado por el Gobierno anterior, actualizando las ratios hasta acercarlas a lo correcto por los objetivos perseguidos, fundamentalmente asegurar la solvencia. La única novedad real es la creación de la dotación genérica, un acertado guiño a lo que está por venir, a pesar de lo cual eso precisamente, lo que está por venir, puede terminar devaluando el empeño. El problema de las fotografías es que una vez pasadas a papel y revelado este, el original empieza a virar al sepia. A pesar de la prevención mencionada no está muy claro que De Guindos haya aportado gran cosa a la reforma pero en cualquier caso ha quedado claro que asume –quizá reclama o quizá le imponen- su responsabilidad al presentarla en solitario y por adelantado, algo poco habitual en este Gobierno por lo que parece. En cuanto a la segunda parte de la reforma, el proceso de concentración, caben muchas dudas sobre la calidad del plan y muchas más sobre su viabilidad si es que queremos un nuevo sector financiero sano y capaz de cumplir su función con diligencia.

Las ratios de cobertura impuestas son razonables aunque tampoco están exentas de cierta generosidad porque podrían haber sido más altas, especialmente en los créditos sobre el suelo. No obstante, el acierto del Gobierno en este terreno es claro y admite poca discusión. Cosa distinta son las conclusiones que saca De Guindos sobre las consecuencias positivas porque peca de voluntarismo ya que si juntamos saneamiento y concentración los ritmos cambian sobremanera porque posiblemente los bancos no tengan capacidad para dar tanto de si en plazos tan perentorios. Eso de que el crédito va a fluir y se va a vender el stock de viviendas puede que sea verdad pero desde luego no en los tiempos que parece plantear el Ejecutivo.

El plan de reforma tiene su punto débil en el proceso de concentración, planteado en un plazo perentorio exiguo, y de forma atropellada y forzada. El asunto requeriría un mayor margen de maniobra y reflexión sin necesidad de que se demore ad eternum. Pero eso no es lo peor; lo peor es que se pude dejar el sistema bancario atontado, con escasa capacidad de reacción y que puede tomar decisiones equivocadas que pagaremos después.

En un alarde de lucidez poco habitual, Francisco González decía en la presentación de resultados de BBVA (merecen una atención específica porque no son tranquilizadores), que no se puede poner dinero bueno sobre dinero malo. Muy cierto.
No estamos ante un simple proceso de concentración sino ante una inmensa operación de salvamento con la excusa de la concentración. Hay varias entidades que más que en dificultados están en situación de inviabilidad. Y esas son las que quieren que recojan los bancos en mejores condiciones. Pero estar en mejores condiciones no significa que estén en buenas condiciones. Las ayudas públicas (sí señor De Guindos, hay empleo de dinero publico por mucho que se empeñe en lo contrario) van a ser caras para los receptores -8%- y servirán para poner parches, tapar goteras, rehacer aislamientos…¿Realmente es necesario este paso previo.

La duda por tanto es si no hubiera sido más efectivo proceder a la liquidación ordenada de NovacaixaGalicia, CatalunyaCaixa, Unnim, Valencia y Bancaja. Al menos, sino todos, una parte. Trasladar basura financiera para que la reciclen otros bancos está muy bien en otros contextos económicos pero no en el actual. El esfuerzo a que se va a someter a las entidades adquirentes parece excesivo y por tanto innecesario. No merece la pena tanto gasto material e inmaterial por entidades que podemos considerar inviables y que no interesan a nadie. La excusa de mantener el crédito no vale porque los activos sí son negociables.

Por otra parte, la búsqueda de sinergias se presenta más como un sueño que otra cosa y los necesarios ajustes de personal y oficinas requieren un esfuerzo que bien podría venir hecho por la vía de la liquidación ordenada.

La imaginación no parece el punto fuerte de este Gobierno y los pretendidos arrestos no han ido más allá de recortar el gasto público, subir impuestos y colar contrarreformas entre las reformas. No hay valentía en la reforma del sector financiero y no vale ponerse la capa de la prudencia porque la realidad está descabalando los planes que tenia este Gobierno, basados en políticas de ajustes, ya que cada día que pasa se ve más claro que son insuficientes, peor aun, pueden ser muy negativas según y cómo se apliquen. Provocar una mayor recesión no es la solución y menos aun para este país, con 5 millones de parados y el consumo en caída libre.

Por cierto, no es muy acertada esa actitud de autocomplacencia que se observa entre los miembros del Ejecutivo, todavía con evidentes signos de felicidad en su caras, ademanes y comentarios por la victoria electoral, porque lo que tienen debajo es una ciudadanía aterrorizada, impotente, que no tiene muy claro hasta dónde le va a llegar el sueldo neto o si lo va a cobrar el mes que viene, dudas que ni ministros ni diputados tienen y que cobran del sacrificio de los contribuyentes. Señor De Guindos, no parezca usted tan satisfecho, disimule un poco.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...