edición: 2973 , Lunes, 25 mayo 2020
02/09/2013
Nuevos mensajes supondrían que Cospedal mintió ante el juez

Nueva `bofetada´ al PP: los internautas creen a Bárcenas ante la falta de respuestas del Gobierno

Los ciudadanos se consideran víctimas de una campaña mediática evidente contra el Gobierno de Rajoy, pero la falta de defensiva del partido juega a favor de la credibilidad del extesorero
ICNr

El diario El Mundo dio entrada ayer al mes de septiembre con una nueva entrega de su campaña particular contra el Gobierno de Mariano Rajoy, arremetiendo esta vez contra su secretaria general, María Dolores de Cospedal. Según el rotativo, ésta sabía que Luis Bárcenas no había pactado una `indemnización fraccionada´, sino un contrato que ella misma negoció resolver en febrero de 2013. Además, el vicesecretario de la formación, Javier Arenas, sí trató habría tratado de asuntos económicos con el extesorero en nombre de Rajoy en una reunión en diciembre de 2012, según se desprende de nuevos SMS enviados desde el teléfono de Bárcenas. La noticia es una nueva bofetada al partido en un momento en que su imagen se encuentra profundamente deteriorada. De poco ha servido del vacío informativo de agosto: la actividad de los internautas en contra del Ejecutivo actual se ha retomado con toda fuerza, cargada de llamadas a la dimisión y de críticas a un sistema democrático corrupto y caduco que necesita regenerarse.

Los ciudadanos extrapolan así un hecho concreto y lo enlazan con la crisis generalizada que sufre la esfera de lo público, con todo lo que ello engloba. No se trata sólo de una mentira hacia los ciudadanos por parte de quienes les representan -los nuevos SMS supondrían de facto que Cospedal y Arenas mintieron ante la Audiencia Nacional-, sino de una mentira más ante la misma Justicia. Una más tras la polémica de los discos duros. Con todo ello, los ciudadanos concluyen que la democracia se encuentra hecha añicos y, aunque pocos ponen en duda que la corrupción del sistema se lleva arrastrando décadas, la explosión que se ha producido a raíz de la crisis promete convertirse en el detonante de un cambio que, sin embargo, parece no llegar nunca. Mientras, los SMS publicados ayer también supondrían una prueba más de que el propio Rajoy podría haber mentido  en el Congreso cuando aseguró a principios del mes de agosto al relatar su reacción tras la aparición de las cuentas en Suiza. Al parecer, el 12 de febrero en que se resolvió el contrato de Bárcenas, sus abogados se reunieron con el representante legal de Cosepedal con tal fin.

La secretaria general del partido, por su parte, negó ayer las acusaciones de El Mundo y aseguró que `es rotundamente falso´ que estuviese al tanto de la negociación del finiquito. Cospedal se ratificó así en lo dicho ante el juez, y lamentó que `se vayan inventando calumnias e injurias todos los días por quien sea y donde sea´ para que `el PP deje de trabajar en lo que es importante´. En ese sentido, aseguró también que su prioridad y la del partido es trabajar por España y, una vez más, hizo gala de su desconocimiento sobre la realidad de la opinión pública al asegurar que está `muy tranquila, igual que está muy tranquilo todo el mundo´. Eso sí, Cospedal sí aprovechó para revelar que el cuñado del extesorero, jefe de seguridad de la casa, ya no ocupa ese lugar, y aseguró que el PP colabora con la Justicia en todo lo que obliga la ley, en referencia al borrado y destrucción de discos duros del ordenador de Bárcenas.

FALTA DE EXPLICACIONES

Los ciudadanos, por su parte, reafirmaron ayer su opinión acerca de la escasa credibilidad con que cuentan a día de hoy determinados miembros del Ejecutivo, que no están sabiendo hacer frente a la tormenta del caso Bárcenas de la manera más inteligente posible. El silencio generalizado y las declaraciones arrancadas a los afectados en escenarios de lo más diverso -casi en forma de favor al periodista- y sin responder de forma contundente y directa a las acusaciones del extesorero, no sirven sino para confirmar lo que Bárcenas denuncia. No vale, por tanto, el argumento defendido por Rajoy el pasado mes de agosto, apelando a la presunción de inocencia y a su derecho a no responder a quienes calumnien sobre el partido. Una cosa es la justicia y otra muy distinta el trato con el ciudadano, que denuncia que merece explicaciones -mucho más claras que la recibidas- cuando la credibilidad de la formación que les dirige se encuentra tan en entredicho, tanto dentro como fuera de las fronteras nacionales.

En cuanto al juez Ruz, los ciudadanos cargan a sus espaldas la responsabilidad sobre el caso y aseguran que su actuación no está siendo todo lo contundente que cabría esperar. Por eso, `es necesario saber si el juez está dispuesto a llegar al fondo del asunto o acepta los cortafuegos puestos por el PP para limitar daños´. `¿Deducirá testimonio Ruz por si hay delito en las declaraciones de Cospedal y Arenas?´, se preguntó un lector. De momento, parece claro que `la mentira gana´ y, para los ciudadanos, todo apunta a que quienes se encuentran en la esfera de poder -jueces incluidos- tratan de `mantenerse en él a toda costa´, por descarada que sea su inoperancia o su capacidad para representar dignamente a los ciudadanos. 

De todos modos, a nadie se le escapa que Bárcenas no es precisamente digno de confianza y, por ejemplo, `huele muy mal´ que el extesorero guardara todos los mensajes de texto que se han ido publicando pero no la información de los discos duros. O tal vez sí la guarde pero esté esperando al momento oportuno para sacar `la artillería pesada´. Sea como sea, los internautas son conscientes de que existe una campaña que trata de quitar del poder al actual Ejecutivo, y que ésta se basa en una supuesta financiación irregular que, con toda probabilidad, no es ni mucho menos exclusiva del Partido Popular. Se trata, en definitiva, del uso de una mala praxis tolerada durante años como herramienta para eliminar a Rajoy y `cargarse´ a la cúpula del PP, que fácilmente podría utilizarse para sacar los colores a la mayor parte de los políticos veteranos. No gusta la sensación de sentirse objeto de una campaña mediática premeditada y orquestada para poner a los ciudadanos en contra de Rajoy, y menos si la información procede de una fuente tan dudosa como Bárcenas, pero poco hace el PP por defenderse y ello sólo puede significar, a juicio de los lectores, que ni unos ni otros tienen con qué hacerlo. 

En definitiva, las noticias de ayer son `más de lo mismo´. `Nadie dice la verdad, y los vividores de lo ajeno, utilizando fuego de artificio, llevan viviendo -los unos y los otros- a cuenta del endeudamiento de España muchísimos años, y lo peor no es que no produzcan, es que sus medidas lo único que consiguen es empobrecer más a la clase productiva trabajadora´, resumió un lector. Lo peor es la falta de expectativas de cambio y de opciones viables: `¿Alguien piensa que éstos o los otros pueden sacarnos de algo? Apañados estamos´. En palabras de otro lector, `con la mentira como bandera no se puede gobernar un país, y tomar el timón del navío España en la tormentosa crisis del siglo, con el telón de fondo de una corrupción generalizada, no puede llevar al motín del pueblo´. Como alternativa, las opciones siguen sin estar claras: hay que `regenerar la democracia´, pero no se aclara cómo. Otros hacen referencia a la necesidad de acudir, de momento, a un Gobierno de tecnócratas, pero esta opción supone asumir la derrota a la democracia.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...