edición: 2558 , Jueves, 20 septiembre 2018
14/06/2016
LA OREJA DE LARRAZ

Nuevas identificaciones ante Hacienda para representantes de empresa

Javier Ardalán
 A partir del 6 de junio de 2016 la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre–Real Casa de la Moneda (FNMT–RCM) comenzará a expedir los nuevos certificados de representante de persona jurídica, de representante de entidad sin personalidad jurídica y de representante para administradores únicos y solidarios.
Esta importante novedad en las relaciones entre los asesores fiscales y la Agencia Tributaria se debe a que el próximo 1 de julio de 2016 será aplicable en su práctica totalidad el Reglamento (UE) 910/2014 comunitario relativo a la identificación electrónica y los servicios de confianza en las transacciones electrónicas en el mercado interior y por el que se deroga la Directiva 1999/93/CE.

Con los nuevos certificados en marcha, se dejarán de emitir los actuales certificados de persona jurídica y de entidad sin personalidad jurídica, y la renovación de los mismos no podrá realizarse a través de la página web. No obstante, podrán seguir utilizándose hasta su caducidad o revocación.

Si se trata de un administrador único o solidario, podrá obtener su certificado de representante sin necesidad de personarse en las oficinas de registro ni aportar documentación alguna, siempre que se identifique en la página Web CERES, con un certificado electrónico de persona física expedido por la FNMT–RCM o de los incluidos en el DNI electrónico. La expedición del certificado queda sometido a la vigencia de las facultades de representación que consten en el Registro Mercantil a favor del interesado.

Si no es administrador único o solidario, o si no puede identificarse en la página web, será preciso personarse en una oficina de registro para obtener un certificado de representante, con la documentación exigible en cada caso.

Además, de estas novedades, la Dirección General de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (Aeat) ha emitido una resolución de 8 de junio de 2016, por la que se modifica la de 18 de mayo de 2010, en relación con el registro y gestión de apoderamientos y el registro y gestión de las sucesiones y de las representaciones legales de menores e incapacitados para la realización de trámites y actuaciones por Internet ante la Agencia Tributaria.

Así, se otorga a las Administraciones Públicas la capacidad de otorgar apoderamientos para la realización de trámites y actuaciones ante la Aeat por Internet. Y se regula que se incorporarán al Registro los apoderamientos otorgados por las Administraciones públicas a favor de sus empleados públicos para mantener actualizado su censo de empleados públicos autorizados a realizar trámites a través de Internet en representación de los obligados tributarios.

En el documento de acreditación del apoderamiento se identificará a la Administración Pública otorgante y a los empleados públicos a cuyo favor se otorga el apoderamiento, debiendo constar la firma de la autoridad competente por razón de la materia.

Se regula, por otra parte, que en caso de fallecimiento o extinción del poderdante o del apoderado, cuando se tenga constancia de tales hechos, se procederá de oficio para dar de baja el apoderamiento. Si el poder se ha otorgado para la recepción de comunicaciones y notificaciones, la baja  se notificará al poderdante. Asimismo, se procederá a dar de baja el apoderamiento cuando el trámite o actuación para el que se hubiera otorgado se haya dado de baja en el catálogo.

Además, los sucesores de las personas físicas fallecidas, personas jurídicas o entidades sin personalidad jurídica extinguidas o los representantes legales de las personas carentes de capacidad de obrar podrán realizar aquellos trámites y actuaciones que según su normativa puedan realizarse por medio de Internet ante los órganos de la Agencia Tributaria, sin perjuicio de las especificidades propias de esta materia en el ámbito aduanero.

Los apoderados para realizar trámites en nombre de otras personas o de empresas o Administraciones Públicas ante Hacienda, pueden señalar, como viene ocurriendo desde la modificación  de 2012, los días en los que la Agencia Tributaria no pueda poner notificaciones a disposición del poderdante en la dirección electrónica habilitada (DEH), de conformidad con la normativa reguladora de las notificaciones electrónicas.
 Estos días no tienen la consideración de días inhábiles (no se descontarán si ya se hubiera puesto la notificación en la DEH), y se computarán como una dilación no imputable a la Administración.

Los efectos de la notificación en la DEH se producen en el momento del acceso al contenido del acto notificado, o bien, si este acceso no se efectúa, por el transcurso del plazo de 10 días naturales desde su puesta a disposición en dicha dirección electrónica. Transcurrido el plazo indicado, la notificación se entiende practicada y así constará en el buzón electrónico.

Los obligados tributarios incluidos en el sistema, tanto de forma obligatoria como voluntaria, pueden señalar, exclusivamente por Internet, 30 días naturales al año de cortesía en los que la Administración Tributaria no podrá poner a su disposición notificaciones en dicha dirección, algo que ha sido denominado coloquialmente como “días de vacaciones fiscales”.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...