Nuevo paquete ‘expansivo’ del Gobierno
edición: 2534 , Viernes, 17 agosto 2018
23/02/2009
División de opiniones entre los ministerios económicos y Solbes

Nuevo paquete ‘expansivo’ del Gobierno

Bajarán IRPF, cotizaciones y gasto público, y subirán IVA e impuestos sobre los carburantes
Juan José González

El Gobierno pondrá en marcha un nuevo paquete de medidas económicas y fiscales antes de la celebración de la próxima cumbre del G20 el próximo 2 de abril en Londres. Así se lo ha comunicado en privado y por separado a centrales sindicales y patronal. Va a ser el paquete que menos expectación levanta y que, curiosamente, mayor importancia y trascendencia económica vaya a producir en el futuro más inmediato. Sólo cuenta con un pequeño inconveniente; que será preciso retocar, a través de una enmienda de urgencia, el Presupuesto de 2009, asunto al que Pedro Solbes se resiste, y motivo por el que desde mediados de enero, las discusiones, tanto en la Comisión de Subsecretarios como en el propio Consejo de Ministros, mantienen divididos a los responsables de las carteras económicas con el vicepresidente Económico.

El Ejecutivo ya parece haber resuelto sus dilemas; ¿gastar o no gastar? ¿impuestos sí, impuestos no? Y la pasada semana, a estos dos dilemas de los técnicos de Economía, se les añadía un tercero, procedente de sus colegas de Industria; impuestos sobre los carburantes, ¿más caros o más baratos?

En el primer dilema (gastos), parece que ya se ha llegado a un acuerdo: el Estado gastará pero no tanto como tenía previsto. Comenta un técnico de Economía que “la prima de riesgo en los mercados de bonos que exigen por la deuda española ha forzado un cambio de planes; es una vía más costosa de lo que era en octubre o noviembre”, lo que explica que a partir de febrero Economía se haya mostrado más cauta a la hora de manejar la política fiscal y no añadir tensiones al presupuesto.

Respecto al segundo dilema (impuestos), Zapatero ha insistido, en la elaboración del nuevo paquete económico, en priorizar cualquier aspecto social y así el nuevo paquete económico y fiscal estaría formado, básicamente, por tres medidas: reducción en un 1,5% ó 2,5% del IRPF, subida del 1% ó 1,5% del IVA y, finalmente, subida en los impuestos sobre los carburantes. La bajada del tipo medio en el impuesto sobre el trabajo (IRPF y cotizaciones sociales), es considerada como una medida que tendrá efectos positivos inmediatos y que se concentraría, especialmente, en las rentas bajas y medias.

Los cálculos realizados por los técnicos de Economía, esta reducción animará la oferta de empleo, el consumo y la producción. Las medidas tendrán un efecto expansivo de entre el 2% y el 2,2% sobre el PIB, un 0,1% ó 0,2% de coste sobre el déficit público, y un 0,5% de menor recaudación, costes que un mayor ingreso del IVA cubrirá en el 95%. Según varios analistas las medidas del nuevo paquete del Gobierno son “rompedoras” y pueden “chocar” en algunos ámbitos sociales y políticos como el propio partido de la oposición y en los sindicatos y en la patronal, pero también se piensa que “no son medidas habituales porque tampoco la situación es habitual”.

Y sobre el tercer dilema (impuestos sobre los carburantes), se señala que una subida en el impuesto sobre los carburantes aumentaría la recaudación en un momento en que se registra una importante caída en los precios de los hidrocarburos, con la expectativa de una evolución estable en los niveles de precios del crudo a lo largo del año.

De la reunión de ayer domingo en Berlín, preparatoria de la cumbre del G20 en abril, en Londres, el presidente del Gobierno y el vicepresidente Económico y han venido con la intención de poner en marcha un nuevo paquete económico, que se propondrá, también, para todo el área de la UE tras dicha cumbre. El Gobierno español, al igual que el alemán y el francés, pretende adelantarse, llegar con los deberes hechos y servir de modelo y ejemplo al resto de países miembro de la Unión. Sin embargo, no va a resultar un camino de rosas la “venta” de este nuevo paquete, que será más expansivo y para lo que se deberán reformar aspectos hasta ahora considerados como intocables en materia de impuestos y gastos.

Hay dudas sobre que el tiempo elegido sea el más propicio. Están en marcha unas elecciones (Galicia, País Vasco y Parlamento Europeo); fuerte marejada en las relaciones entre Ejecutivo y oposición, y para enredar un poco más la situación, las cajas de ahorros y algún episodio bancario que puede saltar en cualquier momento, no están sirviendo de abono para que las cosas se puedan plantear de forma razonable. Salvo por dos cuestiones puntuales que le convienen al Gobierno: por una parte, frenar la presión política y de la opinión pública sobre la falta de eficacia en la solución de la crisis económica, y por otra, ganar tiempo y aplazar la crisis de Gobierno que día a día se le quema al presidente en sus propias manos.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...