edición: 2619 , Miércoles, 19 diciembre 2018
18/09/2018

Nunca sopla a gusto de todos

Es probable que en poco tiempo los consumidores lleguemos a coincidir en gustos climatológicos con nuestras compañías eléctricas, habida cuenta que el mucho viento y el gran caudal de agua beneficia y abarata la producción de energía alternativa a las otras fuentes que, en caso de ausencia de viento o caudal es necesario utilizar, como carbón, gas o nuclear, para producir la energía que consumimos. Pero hasta entonces y por el momento, estaremos en desacuerdo climático.

Hoy miércoles el precio de la luz registra un nuevo máximo anual, 75,93 euros por megavatio hora porque las renovables no aportan lo que deben para que el megavatio se vuelva más razonable, no sea tan severo con las economías domésticas y se apiade de la clientela. En este juego cruel de aportes climatológicos y factores de producción, el Gobierno -los Gobiernos- tiene una buena parte de culpa: son colaboradores necesarios de que el megavatio se vuelva astrológico y que así traducido a euros nos llegue a casa en forma de factura.

Y por qué el Gobierno. Pues porque es la única instancia capaz de corregir lo que los más doctos denominan "anomalía de mercado", esto es, una suerte (o desgracia) de regulador independiente de quien depende -¿ven la contradicción?- la casación o el ajuste (a su manera) de la oferta y de la demanda. Claro que, así el mercado, el tal regulador, cuando algo falla o tira menos (por ejemplo, que no sople el viento) el coste de la luz sube más porque hay que meter (por ejemplo) carbón para hacer más energía.

Es un juego donde la eléctrica habitualmente gana y no pierde, y donde siempre pierde o nada gana (se queda como está) el consumidor. Pero los políticos se enredan en el recibo, que al igual que los consumidores de bajo pelo (servidor) no consiguen entender. Y al no entenderlo suelen abandonar el asunto pasando la pelota al Gobierno siguiente. Es probable que una salida (que no solución) temporal a la inestabilidad del precio del megavatio sea una bajada del impuesto. Y ¿por qué no un contrato de electricidad de largo plazo (como en Francia) para que el precio no dependa del mercado? ¿Probamos?

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...