edición: 2328 , Lunes, 23 octubre 2017
20/10/2011
'Recorte de derechos'

Oleada de críticas en la web contra las propuestas laborales de la CEOE para los partidos políticos

Los internautas censuraron a través de las redes sociales la “esclavitud” que propone la patronal
La investigación a varios bancos por posibles 'acuerdos ilegales' se percibe como un 'lavado de cara' inútil
Juan Rosell, presidente de la CEOE
ICNr

Las polémicas propuestas de la CEOE para los partidos políticos, de cara a las próximas elecciones, revolucionaron ayer las redes sociales. Y es que su ideario mostró medidas que, en caso de llevarse a cabo, empeorarían el ya desmejorado régimen legal de los trabajadores. Así, la patronal planteó una simplificación del número de contratos, y una “reducción sustancial” del coste del despido improcedente, proponiendo, en concreto, que se fije en 20 días por año trabajado con un máximo de doce. También se pretende permitir la posibilidad de que la empresa incumpla el convenio del sector si se ve peligrar su situación económica. Son algunas de las “recetas” de los empresarios para salir de la crisis, que claramente no han gustado a los lectores: algunos denuncian que nos acercamos cada vez más a la “esclavitud”, y censuran que el modelo de empleo español se parezca cada vez más “al chino”.

Dentro de la batería de políticas presentada por la CEOE se encuentran otros puntos, como la reducción del gasto corriente, una bajada de los impuestos, el restablecimiento del crédito y de la liquidez para las empresas, incentivar la unidad de mercado y fomentar el espíritu emprendedor, así como una apuesta decidida por el proyecto de construcción europea. También se apunta la necesidad de mejorar el sistema educativo y de apostar por la I+D+i, o de rediseñar las políticas energéticas y aumentar la dotación presupuestaria para la internacionalización.

Pero las medidas que más han indignado a los internautas son las laborales. Y es que se baraja, también, la posibilidad de plantear una nueva Ley de Huelga, además de crear herramientas que favorezcan la solución extrajudicial de los conflictos laborales, y restaurar el carácter empresarial de las mutuas de accidentes de trabajo. De ahí que las primeras críticas han venido desde los sindicatos –desde UGT, por ejemplo, se habla de “aprovechar la crisis” para implantar políticas perjudiciales para el trabajador-, pero en la red ha tomado especial fuerza en el rechazo a estos planteamientos.

En Twitter, donde la noticia fue una de las más comentadas en el plano económico, se pudieron leer un gran número de valoraciones junto al titular de los enlaces compartidos –cosa no del todo habitual-, en los que los internautas hablaron de “explotación”,  “recorte de derechos” y, en una versión más catastrofista, de “fin de la democracia”. “A este paso el empleado pagará al empresario por los años de experiencia”, ironizó uno de los internautas. Los límites al derecho de huelga y la reducción de la indemnización por despido fueron, sin duda, los puntos más censurados, y foros de noticias en los que no se suele recoger gran actividad registraron más comentarios de lo habitual, llegándose incluso a la recogida de firmas para evitar estos posibles recortes. El ‘tuit’ “¿Aún no has firmado para la CEOE no recorte tus derechos?” circuló ayer entre los más indignados.

Sin embargo, también hubo defensores de la postura de la patronal. En Expansión, por ejemplo, se pudo leer que los comentaristas “se equivocan de enemigo”, y ello porque no hay que mirar hacia los empresarios, grandes o pequeños, “que bastante tienen con arriesgar cada día su patrimonio y su futuro tratando de mantener a flote empresas y puestos de trabajo”. “El enemigo viene de la globalización y los mercados exteriores que imponen unos costes muy ajustados que muchas veces nos hacen tambalear y caer por falta de eficiencia”,comentó un lector, que recordó que la clave del éxito está en “trabajar juntos para ser más competitivos”; “si nos pasamos el tiempo discutiendo y peleando, acabaremos en la bancarrota”.

En sentido contrario, algún internauta se preguntó por qué nadie propone que los empresarios estén obligados a compensar sus pérdidas con los beneficios obtenidos en los últimos años, con el fin de no dejar a sus acreedores sin cobrar: “Si una empresa tiene mil millones de beneficio un año y al siguiente diez millones de pérdidas, y hay 'suspensión de pagos', no se paga a los proveedores ni a trabajadores. Y los mil millones en la saca”. Otros denunciaron que, con la creciente precariedad de los sueldos, es imposible que crezca el consumo: si se quejan “los de la patronal de coches, los de gran consumo, los de roma, los de juguetes…” se seguirá “pagando 500 euros al mes, sin contrato y con coste de despido cero. Y luego que se quejen de que no venden”.

Pero también se repartieron algunas culpas entre los sindicatos. Y es que los empresarios “ya están unidos”, mientras “los trabajadores dependemos de unos sindicatos sumisos al socialismo”. Por eso, los trabajadores deben unirse “sin ellos". Además, algunos internautas se preguntaron por qué no se proponen medidas contra las malas gestiones empresariales.

 

INSPECCIÓN DE BANCOS

La noticia de que la Comisión Europea ha realizado inspecciones sopresa en bancos de varios Estados miembros, ante la sospecha  de que hayan llevado a cabo acuerdos ilegales para pactar precios y repartirse el mercado de los derivados financieros ligados al Euríbor, fue otro de los temas clave de la jornada. Y es que ello iría claramente contra las reglas antimonopolio. Sin embargo, la opinión pública no parece tomar muy en serio el anuncio europeo. "Esto no es otra cosa que hacer como que están haciendo algo, esto es como el G20, ya dijeron que iba a desaparecer el secreto bancario... Por prometer que no quede." Así, no se trata más que de un "lavado de cara para la segunda recapitalización de bancos con dinero de los ciudadanos", según un lector de El Mundo. 

Otros señalaron que este tipo de acuerdo ilegal "no es nada nuevo". "Están a la orden del día y los gobiernos se tapan los ojos", aseguró un lector. Comisiones, créditos, hipotecas, electricidad, teléfono y combustible son los ejemplos planteados. "Las tres multinacionales de siempre acuerdan precios y al final hay un monopolio privado" y, además, no ayuda el hecho de que "las multinacionales sean cada vez más grandes".

Pero la noticia generó, además, nuevos llamamientos a la desconfianza en las entidades financieras. Y es que para muchos lectores lo más sensato es "sacar todo el dinero del banco y meterlo debajo del colchón". Y no sólo eso: la economía sumergida se plantea para algunos como una opción "rebelde" pero justa teniendo en cuenta el gasto que se lleva a cabo con el dinero público y su mala gestión en general. Además, con un panorama económico como el actual, si un negocio quiere sobrevivir declarando "no se cubren gastos": "Autónomo, seguro, gestoría, basura, IBI, Cámara de Comercio, comision de apertura al Ayuntamiento, módulos... La lista es interminable." Así, el negocio sumergido se plantea como la mejor opción, "y todo ahorrado", aunque, aun así, "apenas sacas para comer".

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...