edición: 2597 , Viernes, 16 noviembre 2018
09/09/2013

Olvidémonos de Madrid 2024 hasta que España no lave su imagen

Antonio Cubero
Decepción en España por el fracaso deportivo y político de la candidatura de Madrid 2020. E.. argumento de que Madrid tenía construidas cerca del 80 por 100 de las sedes para las competiciones deportivas no fue suficiente para  convencer al Comité Olímpico Internacional (CIO) de las excelencias de la candidatura a pesar del lastre de la crisis económica y financiera, la corrupción política y el dopaje, con la Operación Puerto todavía presente, que pesan negativamente sobre la imagen de España desde hace años y que el sábado en Buenos Aires sucumbió estrepitosamente ante la vencedora Tokio con su problema de la central de Fukusima y la sorprendente Estambul con las inquietudes de los conflictos bélicos de Siria.

Pero lo peor de la derrota de la apuesta de Madrid no es despertarse con una triste pesadilla tras años de trabajo ilusionante, sino saber que la imagen de España es, en este momento, bastante mala en el mundo. El Madrid austero, el Madrid amateur”, con apenas 1.500 millones de dólares en inversión, y el Madrid real que Madrid ofreció en su presentación como una apuesta segura para el COI no convenció a la cúpula olímpica, muchos de cuyos miembros amamantaron de los pechos del olimpismo moderno, profesionalizado, mediático, comercial y, en definitiva, rentable instituido por el fallecido patriarca Juan Antonio Samaranch, que en esta ocasión no sirvió para tocar la fibra sensible de los votantes a pesar de que su hijo Samaranch Salisachs invocara su nombre y su recuerdo en la presentación.

En esta ocasión, y una vez más, de nada han valido las buenas promesas y prometedores augurios de éxitos de los  evaluadores que durante cuatro años viajan de candidatura en candidatura a cuerpo de rey para quedar bien con todo el mundo. De ahí que nada le sirvió a Madrid partir en la línea de salida situada en la ‘pole position’ con la mejor nota del corte de Quebec, ni las sucesivas buena notas de las Comisiones de Evaluación. Lo cierto es que Madrid acaba de perder en Buenos Aires 2013 por tercera vez consecutiva, después de Singapur en 2005 y Copenhague en 2009. Y es que en la capital bonaerense la candidatura de Madrid llegó sentenciada antes de la votación final por los pecados que lastran al país y porque Tokio ofrece seguridad económica para el presente y el futuro para la celebración de unos Juegos con grandes beneficios económicos. Porque el COI es de todo menos austero.

Ya han surgidos voces de que hay que insistir por una cuarta vez consecutiva, Los empresarios de Madrid ya han lanzado la petición que, por supuesto, tardará en ser tomada en cuenta por las autoridades municipales y, naturalmente, por el Gobierno. Aún es demasiado pronto para pensar en Madrid 2024. Tendrá que cobremos fiabilidad y dejemos de ser considerados como eternos y reiterantes sospechosos de vivir a una España paraíso del fraude deportivo. Mientras no borremos esta imagen que nos persigue desde hace muchos tiempo, olvidémonos de Madrid soñar con Madrid 2024.

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...