edición: 3102 , Viernes, 4 diciembre 2020
14/03/2014
Las negociaciones continúan abiertas

ONO aprueba su salida a bolsa para mantener la presión y que Vodafone mejore su oferta

Bouygues aumenta su oferta por SFR en un intento por asegurarse la propiedad del operador de Vivendi
Carlos Schwartz

La junta de accionistas de ONO acordó la salida a bolsa de la empresa en medio de un proceso de contactos con el operador de telefonía móvil Vodafone quien intenta adquirir la empresa de telefonía por cable y servicios de valor añadido. De acuerdo con fuentes al tanto de los contactos “no hay aun un acuerdo de precio ni de forma de pago, pero los contactos se mantienen”. La distancia que separa a Vodafone de ONO es del orden de los 500 millones de euros según como se compute la deuda del operador de cable y la parte que se entregue en mano y la magnitud de los pagos diferidos. Pero al margen de los detalles sin cerrar “el problema central es que los fondos de inversión que tienen el 51% de la empresa no están convencidos de que la venta sea más rentable que una salida a bolsa”, comentó una de las fuentes consultadas. Como se ve los fondos no parecen preocuparse por las ventajas o desventajas para ONO, simplmenete contemplan la rentabilidad y como optimizarla. En general disponer del total de las acciones de una vez, como en el caso de una venta directa, permite a los propietarios de la empresa recuperar su inversión y hacer su plusvalía de forma rápida. “Una colocación en el mercado les puede obligar a un goteo de ventas tras la primera colocación, con lo cual los plazos para la recuperación de prolongan”, añadió. Pero lo que está claro es que para que esos fondos se avengan a vender, la diferencia entre lo que pueden obtener en bolsa y lo que recibirían en una venta directa tiene que ser despreciable descontando los gastos y el factor tiempo.

“Es parte del juego, los fondos quieren un precio más alto pero Vodafone no se va a precipitar, hará una oferta definitiva cuando crea que tiene todos los datos necesarios en la mano y eso puede ser muy pronto”, afirmó una fuente que dijo estar al tanto de las negociaciones. Si esto es así el cuadro que puede componer el final fotográfico puede ser de hocicos y no de cuerpos, y esa diferencia al final siempre se ajusta. Vodafone emprendió un análisis de los datos confidenciales de ONO el pasado fin de semana y según esta fuente no habría presentado aun una oferta vinculante. El Consejo de ONO sabe perfectamente bien que quedarse esperando una oferta es un signo de debilidad así que por lógica si no tiene una oferta, o si esta es baja, mantendrá el timón en el rumbo acordado oportunamente. Cualquier otra cosa equivaldría a manifestar debilidad e incertidumbre. Todavía está al alcance del operador británico proponer un precio en la banda que esperan los fondos propietarios de la mayoría del capital del operador de cable.

El análisis que ha hecho Vodafone de su futuro desarrollo pasa por una oferta de servicios más amplia que incorpore servicios de valor añadido como la televisión en móvil y por cable, y la telefonía residencial. La empresa adquirió el año pasado Kabel Deutschland en 7.700 millones de euros para formar un conglomerado de telefonía móvil, por cable, y servicios de valor añadido. Uno de los problemas que hay es el confuso fervor bursátil español y los aires de recuperación en los márgenes de la actividad comercial de las empresas que pesan sobre el ánimo de los accionistas de ONO. La bolsa parece, de momento, un paraíso recuperado para las expectativas de obtención de recursos ajenos. El fenómeno no es solo español, en toda Europa hay salidas iniciales a bolsa y el clima no es de euforia pero si optimista. Sin embargo está claro que los factores de fondo en el análisis económico no muestran una mejoría significativa. Los precios están virtualmente congelados, y la demanda privada es sumamente débil cuando no negativa mientras el empleo sigue pasando por sus peores momentos en la historia continental.

El proceso de adquisición de ONO mientras, es parte de la corriente de consolidaciones en el sector de las telecomunicaciones en Europa. La filial de telefonía de la constructora Bouygues compite con Numericable por la compra de la filial de telefonía de Vivendi, Société Française de Radiotéléphone (SFR). La puja ha dado un vuelco repentino tras anunciar Bouygues que aumentaba su oferta en 1.000 millones de euros. La oferta implica 11.300 millones de euros en dinero además de una participación en la sociedad resultante del 43% para Vivendi. La oferta lleva el precio total a 15.500 millones de euros contra los 15.000 millones ofertados inicialmente por Numericable. El Gobierno ha dejado traslucir su interés en que el comprador sea Bouygues. La operación ha enfrentado al empresario Martin Bouygues con el propietario de Numericable, Patrick Drahi que controla Altice, la cabecera del operador Numericable.

 Si la oferta mejorada resulta exitosa el número de operadores en el mercado de móviles pasaría de cuatro a tres. Aun quedaría en pie la operadora Free, cuya política agresiva de precios ha sido responsable de la caída de los márgenes en el mercado francés. Mientras, la dimensión que adquiriría Bouygues en una fusión con SFR va a levantar una verdadera tormenta reguladora en la medida que la Comisaría de la Competencia de la Comisión Europea (CE) al mando de Joaquín Almunia va a entrar sin dudas al patio de esta operación para dictar sus condiciones.

El Gobierno francés a través de su ministro de Industria hasta ahora no ha puesto reparos a la puja convocada de forma restringida pero pública, pero sí condiciones. La primera, que se mantenga el empleo, la segunda que haya inversión real en infraestructuras y la tercera que se mejore el servicio al cliente. El ministro Armand Montebourg en realidad se ha mostrado en el mes de octubre preocupado por la atomización del mercado de la telefonía móvil y dijo que era necesario tener operadores con dimensiones representativas del nivel de inversión necesario. La propuesta de Bouygues, más que la de Numericable, se mueve en este horizonte.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...