edición: 2724 , Viernes, 24 mayo 2019
11/06/2018

Operación bloqueo a Caruana

Necio en la estrategia, negado en la táctica y mal calculador de los tiempos, Francisco González mira a diario de soslayo la cuenta atrás para su marcha, la que le marca el reloj digital de su despacho. Le preocupan al gallego banquero dos asuntos de distinto alcance: su legado, en términos cuantitativos, pues se trata de un negocio que se mide por cifras, y por otro el legatario, pues será la nueva referencia en el banco y que servirá para situarle en la historia de la entidad. Sin embargo, ha surgido un inconveniente de última hora: ha cambiado el Gobierno, tan inesperado para FG y Caruana como para Florentino la marcha de Zidane.

Pero ahora lo de menos parecen ser las cifras, los resultados del banco, la baja rentabilidad de las apuestas estratégicas (léase el Garanti de Turquía, que le está costando al accionista del BBVA lo que no está escrito y mucho más) y el cuento chino del banco digital, es decir, nada nuevo ni desconocido. Y lo de más, desde la pasada semana, es el legatario a la sombra, el que tiene las bendiciones de FG y algún consejero más, pero sólo y nada más. Caruana no inspira confianza entre la alta dirección, tampoco en el consejo y menos en los supervisores: se diría que el elegido por FG no cuenta ni con el apoyo de las secretarias.   

Se sigue recordando su oscuro papel en el pasado, como Gobernador del Banco de España que fue en el tiempo previo a la crisis financiera, cuando no supo, no quiso o pasó de ver, avisar y gestionar los riesgos del sector bancario que dieron con los huesos de la economía española en la mayor crisis inmobiliaria, económica y el catastrófico desempleo subsiguiente. Caruana, entonces desastre, hoy comprometido legatario de FG para no hacer leña del presidente caído ni denunciar la estrategia tan compleja como errada y trashumante, como las ovejas. Ahora el pastor que se quiere hacer con la dirección del rebaño no gusta a nadie.

De ahí que nada más llegar a Moncloa y tras concluir pasarelas y agotar los últimos flashes, el personal se haya puesto a trabajar en busca de un remedio para el BBVA y de una solución para Bankia. Dos marcas, dos problemas; el primero de rentabilidad y herencia, el segundo de asignatura pendiente para recuperar el rescate público `inyectado´ en vena, el mismo denostado antaño por los hoy gobernantes y que ahora, `cosas veredes´, convertido en objeto y objetivo codiciado como medalla a la que aspira el nuevo Ejecutivo. Pero lo primero es lo primero, es decir, bloqueo a Caruana y calentar la unión Bankia-BBVA, que luego ya llegará la medalla.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...