edición: 2594 , Martes, 13 noviembre 2018
11/10/2016
El dinero se pone en marcha

El ambiente de desbloqueo político marca una nueva fase de operaciones empresariales

La inversión mira a las empresas generadoras de caja en sectores maduros y con activos consolidados
Juan José González
No se puede decir que el sector empresarial esté paralizado en la misma medida que lo está el Gobierno en funciones. Al menos, algunas operaciones realizadas en los últimos meses muestran movimiento en la compra y venta de sociedades, entrada de nuevos inversores en sectores empresariales como energía, sanitario, inmobiliario y financiero. Movimientos que, según parece no han esperado a la formación de un nuevo Gobierno. Es probable que los inversores no hayan tenido en cuenta esta variable y se hayan sentido más motivados por la oportunidad, el momento económico, los precios de los activos o quizá porque se temen un repunte, aunque sea mínimo, en los precios y en los intereses todavía negativos. El exceso de liquidez no parece conocer de tiempos ni de impasse político para buscar la rentabilidad, hoy escasa en muchos activos pero posible a medio y largo plazo. La condición para mantener este interés de los inversores en la economía española, pasa por un cambio de actitud de las autoridades, que no agoten la paciencia del dinero, inquieto y al parecer ahora dispuesto a ponerse en marcha.
La entrada de Mutua Madrileña en Caixabank como accionista de peso, de referencia, o la del fondo GIP en Gas Natural, no se pueden calificar de operaciones aisladas ni casuales, sino fruto de un largo período de maduración de los nuevos inversores, conscientes de que a pesar de la inestabilidad política (limitada al bloqueo en la formación de un nuevo Gobierno y al consiguiente parón en la producción legislativa) la salud del crecimiento económico parece ser refrendada por la mayoría de las instituciones económicas. En todo caso, las inversiones señaladas, además de su volumen, cercano a los 4.200 millones de euros, ponen de relieve el interés empresarial de estos inversores por las operaciones productivas y no especulativas.

Si bien las operaciones empresariales de grueso calibre como las protagonizadas en Gas Natural y el fondo GIP, o en Caixabank y Mutua Madrileña, han mostrado el interés de los inversores nacionales y extranjeros por las mejores compañías, el foco de unos y otros sigue orientado a otras compañías españolas de sectores como el inmobiliario, sanitario, biotecnológico y energético. Se trata de empresas generadoras de caja que operan en estos sectores maduros y con activos consolidados, dos de los objetivos o criterios básicos en el análisis de los inversores.

Ahora, el mercado de las operaciones empresariales se encuentra en una fase nueva, quizá superado el impasse político del bloqueo a la formación de un nuevo Gobierno, o debido también a que las expectativas económicas de España están refrendadas para 2016 y 2017 por numerosos organismos internacionales. Sin embargo, expertos de entidades financieras no esperan que se produzcan más operaciones empresariales de gran tamaño en los próximos meses, mientras apuntan más actividad en el sector de las medianas compañías, donde sí se esperan más operaciones de compra y venta. 

En este segmento de compañías de tamaño medio el análisis de las inversiones otorga mayor peso a la incertidumbre e inestabilidad políticas, lo que parece estar retrasando el cierre de algunas operaciones en marcha a lo largo de estos últimos meses. Igualmente, como en el caso de las grandes inversiones, se trata de operaciones empresariales de expansión y productivas, alejadas de la especulación, si bien, los beneficios financieros en algún caso podrían ser considerados como una parte importante de la operación. En este caso habría que situar varias de las operaciones llevadas a cabo en los últimos meses por las grandes constructoras del Ibex 35.

Asunto diferente es que una prolongación de la inestabilidad política, de la falta de acuerdos en aspectos presupuestarios o de otras decisiones económicas clave del nuevo Gobierno, acabe por socavar, finalmente, la paciencia de los inversores y elijan otro rumbo más seguro y previsible. Y todo ello teniendo en cuenta que la sombra de una multa -amenaza permanente de la Comisión Europea- a España por el incumplimiento del déficit, seguirá estando presente en el día a día de los gobernantes. Asunto no menor es el mantenimiento del ambiente de fair play -buenas aunque tensas relaciones- entre España y Bruselas que puede cambiar esta misma semana si este último decide sancionar a España.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...