edición: 2807 , Jueves, 19 septiembre 2019
03/01/2013
Diciembre cerró con 59.094 personas desempleadas menos que en noviembre

Optimismo contenido entre la opinión pública tras las cifras del paro reveladas por el Ministerio de Empleo

Aunque se trata de un dato mejor del previsto por los analistas, los internautas niegan que suponga un cambio de rumbo y se centran en el descenso del número de cotizantes a la Seguridad Social
ICNr

Vuelven las cifras del paro y, esta vez, el balance es positivo, aunque según la óptica desde la que se mire la estadística. Por un lado, el desempleo registrado el pasado mes de diciembre descendió en 59.094 personas con respecto a noviembre, de forma que el total de desempleados bajó a 4.848.723 personas desde la cifra récord de 4,9 millones de parados del mes anterior. Por otro, la Seguridad Social cerró 2012 con 16.442.681 afiliados medios, el 4,57 por ciento menos que un año antes (787.240 personas), lo que le supone volver a niveles de 2003. La sensación entre los internautas fue, por tanto, agridulce, aunque imprime cierto optimismo el hecho de que no siempre las cifras arrojen resultados catastróficos. Eso sí, no hay motivos para la euforia manifestada ayer desde el Ejecutivo a través de declaraciones como la del ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, quien aseguró que `algo se mueve´ en la sociedad. Para la opinión pública, los datos del pasado mes son coyunturales y 2013 no pinta nada bien en lo que a empleo se refiere, al menos durante la mayor parte del año.

La estadística publicada ayer por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social revela el primer descenso del desempleo después de cuatro meses consecutivos de incrementos, y supone también una sorpresa en positivo para muchos analistas, que preveían un nuevo incremento de la tasa de paro. Ello no niega, sin embargo, que el volumen de desempleados sea el más alto desde 1996, momento en que arrancó la serie histórica comparable. Tampoco suena bien el balance de todo el año, ya que éste revela que el desempleo subió en el conjunto de los 12 meses en 426.364 personas, lo que supone un repunte del 9,6 por ciento con respecto a 2011. A todo ello se suma que la subida del desempleo en 2012 ha sido superior a las experimentadas en 2011 y 2010. En aquellos ejercicios el paro creció en 322.286 y 176.470 personas, respectivamente. Eso sí, el alza fue inferior a las experimentadas en 2008 y 2009, años en los que las listas de las oficinas públicas de empleo sumaron 999.416 y 794.640 parados más.

En cuanto a la Seguridad Social, el pasado 2012 acabó con 16.442.681 afiliados medios, el 4,57 por ciento menos que un año antes (787.240 personas). Ello supone regresar a niveles de 2003. En concreto, el pasado mes de diciembre se perdieron 88.367 cotizantes respecto a noviembre (el 0,53 por ciento), de los que 63.440 (el 71,8 por ciento) han sido cuidadores no profesionales de la `ley de dependencia´. Por eso, el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, destacó ayer que si se descuenta ese `impacto extraordinario´, la disminución real de la afiliación es de 24.927 personas, un dato que, en su opinión, guarda `coherencia´ con los años inmediatamente anteriores (en diciembre de 2010 y de 2011 las bajadas fueron de 27.728 y de 18.609, respectivamente).

Ese impacto del efecto puntual de la extinción de los convenios de cuidadores no profesionales también incide en el paro, que habría subido menos en 2012. En concreto, se habrían sumado 388.381 nuevos parados, hasta un total de 4.810.740 personas, según Empleo, lo que supone que se han contabilizado como parados los trabajadores en estas condiciones que figuraban como demandantes de empleo.

UN BALANCE AGRIDULCE

Las lecturas compartidas por los internautas van desde el optimismo contenido hasta la más desconfiada de las cautelas ante las cifras del Ejecutivo. Con una conclusión clara: no es momento, ni mucho menos, de hablar de una tendencia en positivo. Para los más positivos, el dato del paro revelado ayer `invita al optimismo prudente y señala una tendencia positiva´, tal y como resumió un lector. Pero hay puntos oscuros, como el desempleo juvenil, el auge de la emigración hacia países con más oportunidades de empleo, y el hecho de que la cifra sigue siendo la más dramática de toda la serie histórica. `La forma en que va a bajar la tasa de paro es la de siempre: porque la gente emigra´, sentenció un lector. Se hacen notar, además, los inmigrantes que se regresan a casa y cotizaban en la Seguridad Social, y los 55.000 españoles que han emigrado en busca de trabajo y no cotizaran. Por ello, hay que tener `cierta perspectiva´ a la hora de analizar la situación y, aunque `evidentemente habrán meses que tenga que subir el empleo, es lo que tiene estar tocando fondo´, observó un lector. Por eso, para la mayor parte de los internautas, la situación es más bien `crítica´, y seguirá siéndolo durante los próximos meses.

De otro lado, el desempleo va unido, en los comentarios de los lectores, a la falta de recursos, el aumento de la pobreza y, con ello, a otros problemas como el drama de los desahucios o la necesidad de echar mano de ayudas de cualquier tipo para la subsistencia familiar, incluyendo las pensiones de jubilados con las que se sostienen miles de núcleos familiares. Por eso, se criticó la ligereza con la que `la casta política habla de los parados y de los que están fuera del país´. No hay que olvidar que se trata, en última instancia, de `vidas rotas´, al margen de `suicidios, depresiones, etc.´

Por otro lado, también se apuntó que hay que medir de cerca qué tipo de empleo se está creando, porque `no es lo mismo contratar camareros que investigadores, obreros que ingenieros´, y, `sin ofender a nadie, se necesita crear empleo cualificado para salir bien de la crisis, ya que, si salimos de cualquier manera, volveremos pronto a vernos con la cruda realidad´. La reforma laboral del pasado año también recibió críticas, como lo viene haciendo mes a mes. Se trata de un retoque que se ha ganado la merecida fama de no haber servido para nada teniendo en cuenta que su pretendido -reconocido- objetivo era crear empleo. `Ha sido uno de los tres peores años de empleo en España gracias a Rajoy´, censuró un internauta.

En cuanto a la Seguridad Social y al descenso del número de cotizantes -que es el `único dato creíble´, ya que son los que `pagan el chiringuito´-, las lecturas optimistas del Gobierno no convencieron a los lectores. La realidad es que hay `16 millones de cotizantes para cargar a sus espaldas todo el gasto de un país de 40 millones´, algo que resulta, a todas luces, inasumible. Más concretamente, en Alemania, con 82 millones de habitantes, `están cotizando a su Seguridad Social 41 millones, mientras en nuestra querida España somos legalmente 47 millones y estan cotizando 16,5 millones´. Una situación que, en resumidas cuentas, es `para echarse a temblar´.

La lectura de la prensa se centró en el hecho de que actualmente ya hay menos de dos trabajadores para pagar la jubilación de cada pensionista y, con este panorama, `ya me dirán quién va a pagar las pensiones de los que se jubilen dentro de 15 años´, apuntó un internauta. También en que cada día del año pasado se perdieron más de 2.100 empleos y 129 autónomos, mientras que unas 1.100 personas se apuntaban al paro. Con este panorama, si bajan los cotizantes `la Seguridad Social se queda si tela en la caja´ y la consecuencia más probable de esa realidad es que los próximos meses traerán de la mano un `Merkelazo´ por el que se reforme el sistema de jubilación y se rebajen las pensiones actuales. No se descarta tampoco que aumenten los recortes en otras materias, como la sanidad o la educación. Por eso, la opinión pública buscó sus propias alternativas y, entre ellas, se habló de la posibilidad de implantar sistemas de capitalización o, como poco, evitar que no cotizantes cobren pensiones no contributivas que salgan del saco de la Seguridad Social. `No digo que no las cobren, pero que se saque el dinero de otras partes´, aseguró un lector.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...