edición: 2112 , Viernes, 9 diciembre 2016
25/09/2008

Orange y Vodafone sacan todos sus santos en procesión

Orange esconde el pedrigrí galo bajo el faldón. Y se lo juega todo a una devoción. A la vista de las limitaciones del altar de la comisaria Reding y de una UE en racha de consultas, le pone las velas de su guerra de la fibra a la Audiencia Nacional. Para la ceremonia, nada menos que un ex secretario general de Comunicaciones, más bien asiduo de otra 'parroquia'. Orange saca en procesión a José Manuel Villar y al baluarte del victimismo. Trata de arañar a Telefónica lo que France Telecom niega en tierras galas. Pero el desfile de sus santos es la procesión de sus contradicciones. Lo sabe Vodafone, que se desmarca con sus propias devociones: saca a hombros el ADSL residencial, aunque sea en la peana ajada de Tele2 y ahora que la procesión de Internet a alta velocidad está de capa caída para todos salvo para Telefónica.

Lo de Francia, ya lo dijo Reding, es una situación distinta. Y tanto. Orange cierra filas con la patronal española de las low cost y alternativas, la Astel -personada ya junto con ella en la Audiencia Nacional-, pero France Telecom afila los cuchillos ante el desfile de la ECTA, la matriz europea de Astel.

La cruz de lanzas en ristre no decae. Tratan de doblarle el brazo a la ETNO y a la mismísima ERG -del grupo de reguladores comunitarios– que cierra filas con la decisión de la CMT. No quieren ponerle puente de plata a la pasividad de las low cost con los ladrillos a la inversión de las grandes operadoras, Por ahora, Orange se conforma con entonar su partitura de plañidera, con un hombro nuevo en el que llorar, el de Astel y los argumentos prestados del estudio de la consultora Wik para tratar de convencer a la UE de que fuerce a los ex monopolios a abrir las redes y la oferta mayorista al alcance de sus competidoras. Las lanzas de su defensa están preñadas, en realidad,  de argumentos a favor de Telefónica. Con un coste de 1.882 euros en el caso español por cada acceso -cliente- para redes puras de fibra y de 254 euros si son de VDSL, el precio es más elevado que el de los ex monopolios, que cuentan con infraestructuras ya hechas que reducen la inversión, economías de escala y cuotas de mercado que hacen más favorable su posición. A eso se une la posibilidad que tienen de rentabilizar sus antiguas infraestructuras, con la venta de los edificios que las contenían. Telefónica, por ejemplo, desembolsará sólo 300 euros por abonado.

Antes muerta que inversora, es posible que -como Telefónica advierte - ni siquiera la puerta de la obligatoriedad de abrir las redes invitara a Orange a desplegar su fibra y sólo replicase sus ofertas sin invertir ni arriesgarse. No lo ha hecho con el 80% del coste salvado, gracias a las canalizaciones de Alierta. Pero juega a la lotería de la fibra. Si le toca, aunque sea la pedrea de la Audiencia Nacional, podrá desplegar su red antes que Telefónica, o, a lo peor, arrugarle a Alierta el estreno del Plan Futura. Menos da una piedra.

VODAFONE; TARDE, MAL Y NUNCA

Patalea del brazo de Orange, busca en los archivos los agravios de Airtel con los que arañarle a Telefónica 640 millones de euros, le pone médicos a la gripe española de Francisco Román con una nueva estructura organizativa y busca nuevas caras para ‘la república independiente de Vodafone’, pero por mucho que Román se empeñe, el Consejero Vittorio Colao no va a permitir que la epidemia se cronifique, al menos no sin intentar algún tratamiento de choque.

La operadora se inyecta por primera vez el ADSL residencial para su ‘gripe española’. Una pionera que unifica el servicio de conexión a internet móvil a través de sus redes HSDPA (con el módem USB) y el servicio de banda ancha para el hogar. A falta de fibra, buena será la red, sobre todo si es la de Tele2; ya es hora de amortizarla, después de dos años. Ha digerido la decadencia del móvil, ha pinchado con el target de los inmigrantes y se ha comido el descenso del consumo que minimizó desde 2007. Ahora, ante la evidencia de que no está dispuesto a subirse al tren de la fibra,  Vodafone llega tarde a la piscina del ADSL, en pleno cambio de modelo y por la puerta -ya complicada - de Tele2, una de las operadoras con más quejas y problemas de alcance, cuya velocidad media ha sido sólo el 37% de la anunciada. Todo con tal de relativizar su dependencia del móvil, el germen culpable de la ‘gripe española’, amortizar su pole position en la telefonía celular española y competir en un mercado  dominado claramente por Telefónica -capta un76% de las nuevas altas- , justo ahora que ganan importancia el cable y la fibra óptica y que el modelo vive su punto de inflexión.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2016 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...