edición: 2741 , Martes, 18 junio 2019
31/10/2011
Reuniones intensivas la semana pasada con colaboradores para “cerrar temas”

Ordóñez no se esconde, hace las maletas

Los grandes banqueros sellan un ‘pacto de silencio’ sobre el gobernador y su ‘bajo perfil’ tras la peor suerte que le ha tocado a la banca española
Juan José González

La desaparición del gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, de la escena en los últimos cinco días, coincidiendo con la celebración de las reuniones en Bruselas de los líderes europeos, que derivaron en la decisión de recapitalización de la banca europea, suena entre los grandes del sector bancario español que estos días presentaron resultados, a tiempos de balance y recogida de papeles. Entre sus colaboradores más próximos se extiende la idea de que las semanas que restan hasta el 20N serán decisivas en “cerrar temas pendientes” que deben estar resueltos para la entrega del testigo al próximo gobernador. La actitud del regulador financiero habría causado, igualmente, cierto malestar entre los primeros banqueros del país, quienes para evitar echar leña a un fuego que les perjudicaría, ahorran su crítica al Gobernador en una especie de ‘pacto de silencio’. Actitud agravada por su ausencia en escena en los últimos días, algo que no ha sorprendido en el ministerio de Economía.

La semana pasada ha sido abundante en declaraciones públicas de banqueros, preferentemente de consejeros delegados, con motivo de la presentación de los resultados trimestrales de las entidades: BBVA, Santander, Bankia y Popular se han sometido a las preguntas de los medios de comunicación. Sensación general de malestar, con mayor o menor visibilidad, pero malestar. La decisión del Eurogrupo, la semana pasada, de elevar los requisitos de solvencia para todos los bancos europeos que entrañan riesgo sistémico, ha resultado ser un fiasco para el grupo de entidades financieras españolas que deberán sumar a sus balances 26.161 millones de euros en concepto de recapitalización, cantidad que deberán sacar de algún sitio y en uno de los escenarios más complicados para conseguir dinero.

La reacción de la banca nacional, sin embargo, parece haber sido acallada, anulada, quizás no se haya recuperado aún del golpe, puesto que antes de la decisión del Eurogrupo, las posiciones eran muy diferentes respecto al resultado que se podía esperar: posiciones que iban desde la absoluta seguridad sobre la mayor dureza de las medidas que adoptaría la institución europea, hasta el convencimiento de que no habría medida alguna. Pero el final, difícilmente esperado, con sorpresa para todo el sector, excepto para el Gobierno y, parece que, también para el Banco de España, ha producido una reacción de prudencia entre los banqueros, quienes a través de sus consejeros delegados no han pasado más allá de calificar como innecesaria, excesiva, injustificada… la decisión del Eurogrupo.

En el fondo, la actitud de los principales bancos obedece a un ‘pacto de silencio y comprensión’, a evitar echar más leña a un fuego que se puede volver, seguramente, en contra del sector. Actitud que no evitará conversaciones en privado a lo largo de los próximos días entre banqueros, representantes de la banca, Banco de España y vicepresidencia Económica. Esta última, según trascendió en la tarde del sábado, tiene prevista la convocatoria de una reunión en el ministerio de Economía o en Monclao para explicar a los cinco grandes bancos –Santander, BBVA, La Caixa, BFA (Bankia) y Popular) algunos pormenores de las últimas decisiones del organismo europeo, como continuación de otras reuniones anteriores entre la vicepresidenta y técnicos de los gabinetes y servicios de estudios de los bancos.

A la convocatoria de la vicepresidencia Económica tan sólo asistirán los presidentes de los bancos; no acudirán ni AEB ni Banco de España. El movimiento resulta extraño y es interpretado en el sector como un distanciamiento hacia el Gobernador del banco central, quien en los últimos meses no ha demostrado, precisamente, estar en sintonía con el departamento económico del Gobierno.

Pero es sin duda, la actividad fabril que desarrollan en los últimos días los colaboradores cercanos al Gobernador, lo que más llama la atención entre los conocedores de la vida del interior del banco. Se solicitan con urgencia informes técnicos que ya deberían estar sobre la mesa del Gobernador, y hay malestar por numerosas reuniones que se aplazan varias veces por falta de acuerdo entre distintas direcciones generales. Y la última semana, particularmente peculiar en la vida del banco, ha llamado la atención en la clase política y la financiera, con un Gobernador desaparecido de escena y sin apenas contactos con los responsables de los cinco grandes bancos. Actitud que habría profundizado en la idea de que el Gobernador, en realidad, poco o nada le queda por hacer en la crisis financiera, o que todo cuanto podría o debería haber hecho no lo hizo. Sensación de que, efectivamente, prepara las maletas.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...