Ordóñez pretende una reconversión bancaria
edición: 2533 , Jueves, 16 agosto 2018
13/02/2009
¡Cuidado! Pacto de Estado, eufemismo de intervención

Ordóñez pretende una reconversión bancaria

Juan José González

En el Banco de España estiman que el número de entidades financieras no se corresponde con el tamaño, ni con las necesidades industriales del país, vieja afirmación esta que consta por escrito en un sinfín de trabajos de la entidad. En resumen, sobran bancos, oficinas y plantilla. Pero la preocupación en Cibeles son las cajas, el número y los problemas que dan y darán. Desde Economía se presiona, razonablemente, para resolver el entuerto de las cajas españolas, porque el Ejecutivo sabe que cada día que pasa es uno menos para que la Comisión Europea diga ¡basta, ya esta bien! Se presiona desde los sindicatos, desde las Cámaras de Comercio, desde la Oficina Económica del Gobierno, desde Ferraz…

La reconversión de la Banca obligará a concentrar algunos bancos, a poner orden en varias cajas con problemas de gobierno corporativo y en otras con problemas de solvencia. Un ingente trabajo, con encaje de bolillos de múltiples colores, por delante para las autoridades financieras. Así que Alcalá y Cibeles hostigan y planifican una reconversión bancaria en toda regla. Saben que van a contar con una oportunidad sin igual en los próximos años. Ambos disponen en estos momentos de los mejores argumentos para propiciar cualquier cambio sectorial, para reordenarlo de arriba a bajo. Desde ayer, los tambores de guerra públicos redoblan e indican que habrá guerra.

Toda parecía indicar que tras la presentación de las cuentas de los dos grandes bancos, semana que el sector financiero interpretó como la concesión de una tregua de buena voluntad, remitirían los ataques y las insinuaciones. Pero ha sucedido el fenómeno inverso: al igual que los problemas climatológicos de principios de febrero, cuando el temporal se daba por agotado, se produce una nueva nevada, una borrasca de bigotes. Justo lo que ha sucedido el miércoles y ayer jueves. Ordóñez, desde su atalaya en Cibeles (esquina con Alcalá) dispara con saña pero escasa puntería. Una larga partida de ajedrez que confían dé sus frutos en la presente legislatura.

Cibeles agita la bandera de la intervención como amenaza. Posee mucha información, de la buena, relevante. Que en parte comparte con su vecino, unos portales más arriba. Economía trabaja otro flanco, castiga con disparos sobre la línea de flotación, sobre el activo de los bancos. Porque dice que dice su jefe desde La Moncloa que “retienen” demasiado, que no dan crédito y que tienen la decisión de intervenir en fontanería. No se les borra de la cabeza la idea del “grifo cerrado” y los expertos de comunicación del complejo de la Presidencia utilizan el eufemismo pacto de Estado por intervención.

Se provoca, ad adendum, con “salarios exorbitados”, “dividendos insolidarios e imprudentes”, “beneficios escandalosos”… etc. Y ayer, Gómez Navarro, desde las Cámaras de Comercio y desde la presidencia de Aldeasa, “una cataplasma” ha afirmado en alguna ocasión, mueve ficha para echar una mano al partido, lance una soflama al Gobernador y vicepresidente para que “comiencen a dar pasos y solucionar estos problemas”. Gómez Navarro dice que “el Banco de España no se atreve a capitalizar la Banca por un problema de imagen”. La agresividad del ex ministro y ex secretario de Estado para el Deporte, sigue recogiendo papeletas para la próxima remodelación del Ejecutivo, de ahí que sus ‘salidas’ arengando a las autoridades no se agoten con las declaraciones de ayer jueves. Y no se agotarán.

La semana pasada se reunían, el nuevo Secretario General de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, con el segundo cargo del ministerio de Trabajo, un representante de Ferraz más un asesor técnico de la Oficina Económica del Gobierno. Ninguno de ellos estaba de acuerdo en cómo afrontar la situación. El Ejecutivo trata de evitar a toda prisa y como sea, una huelga general, una idea que aterroriza al presidente del Ejecutivo (“¡A mi no me hacen una huelga general!”, dijo en una ocasión). No quiere ni chocar, ni siquiera rozar, con los sindicatos a los que considera capitales en la estrategia para domeñar la complicada situación social. Y si además se abre el melón de la reconversión bancaria (más trabajadores a las oficinas del paro) la huelga general esta poco menos que vista para sentencia.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...