edición: 2613 , Martes, 11 diciembre 2018
19/11/2008

Panamá viste de prórroga el ultimátum a Zapatero

Regresa a España, pero esta vez Martín Torrijos quiere llevarse algo más que promesas. La suerte de FCC, Acciona y Sacyr se juega ya en la ruleta de la Moncloa. Tienen tres meses de gracia para la licitación del tercer juego de exclusas del Canal. Zapatero, mucho menos. A Torrijos se le agota la paciencia. Si el Palacio de Santa Cruz o Sebastián no lo remedian y concretan un año de promesas de sacar a Panamá de la lista de paraísos fiscales, el itsmo tendrá luz verde para aplicar la ley de retorsión y retirarse del alcance de las constructoras españolas. Tanto la Cámara de Comercio como la Asociación Bancaria ya se lo han exigido.

Lo que iba a ser ‘un fleco’ se convertirá en la soga con la que ahorcar el acceso de las compañías españolas a sus infraestructuras públicas. A Rodríguez Zapatero el sombrero anti-paraísos fiscales le puede dar más de una insolación si a Panamá se le acaba su trato de favor como “cooperante” y retorna al redil de las ovejas negras al que la OCDE lo quiere devolver a partir de 2009. Las ansias europeístas colocan a La Moncloa, Solbes y Sebastián aún más entre la espada de la sintonía con sus socios y la pared de los 5.250 millones de dólares de ampliación del Canal. Ni el cambio del embajador en febrero, ni las elecciones españolas y la reordenación del Palacio de Santa Cruz del lado español han ayudado a que la sintonía entre Zapatero y Martín Torrijos cuaje. Tampoco las visitas oficiales de los empresarios en abril, ni los aldabonazos de las constructoras. Zapatero tendrá su última oportunidad en esta visita oficial de Martín Torrijos a España.

A menos de tres meses de que Panamá desvele los ‘apellidos’ de sus últimas licitaciones, parte de las concesiones estatales se derriten al sol, al alcance de Carlos Slim y los inversores asiáticos. ACS, FCC y Sacyr pueden ahogarse a un tiro de piedra de las promesas diplomáticas, a años luz del realismo fiscal. La financiación está lista, el milagro panameño no esperará. El presidente Torrijos ha demostrado que es más fácil pasar por el ojo de la aguja de los analistas, arañar a los organismos internacionales y la banca 2.300 millones de dólares y remover 5,1 millones de metros cúbicos de tierra que lograr que Rodríguez Zapatero ´pariera´ los detalles de sus promesas.
 
Las constructoras europeas y americanas regodean ya sus expectativas en la lentitud de La Moncloa. Las españolas se van en busca de bocados más dulces y accesibles, al calor de los 250.000 millones de Plan de Aceleración del Crecimiento (PAC) de Lula. El desembarco, entre tanto, llega a borbotones por la vía de la iniciativa privada en construcción, turismo y telecos, que ha convertido a España en el segundo inversor en el país. Pero los inversores han comenzado ya a probar las aguas más gélidas del Canal, las de la inflación, el alza de los costes y el desabastecimiento. Malos embajadores para los españoles, a los que ni la zozobra legal ni los costes cambiantes y las dificultades de acceso energético se lo ponen fácil.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...