edición: 2165 , Viernes, 24 febrero 2017
08/02/2017
OBSERVATORIO TALENTO RELACIONAL

Pareceria que debiera ser de otro modo

Julián Gutiérrez Conde
Una sociedad cuyo empleo es generado casi en un ochenta por ciento por las pymes y autónomos, debiera tener una especial sensibilidad por estos renglones de su estructura, pero sin embargo no da muestras de ello.
Una sociedad inmersa en un mundo moderno que envía signos inequívocos de sustituir el concepto “asalariado con empleo fijo” por el de “modos de ganarse la vida”, debiera interesarse especialmente por informar, promover una nueva mentalidad y educación en las personas y ayudarles en el desarrollo de sus nuevos proyectos. Pues no.

Una sociedad en la que, uniendo ambos factores, se creara una especial admiración, respeto y que facilitara el nacimiento de nuevas ideas, proyectos y modelos de negocio. Pues tampoco.

Una sociedad que, quiera o no, está ya inmersa en el mundo del futuro, debiera tener una concepción de la Administración Pública que, lejos de hincarse de rodillas ante las presiones de las Mega-Corporaciones, favoreciera el nacimiento y crecimiento de pequeñas empresas y negocios individuales. Pues no, señoras y señores. La Administración se engola demostrando su persecución y poder sancionador frente a los débiles mientras que pacta, se doblega o mira hacia otro lado frente a las grandes corporaciones.

Una sociedad que esconde una inmensa Energía en sus ciudadanos y que necesita generación de empleo mediante la creación de nuevos proyectos construidos por pequeñas-medianas empresas y autónomos, debería tomarse la molestia de saber cómo operan y pueden operar los Iniciadores de Negocios ; cuáles son sus posibilidades, sus necesidades y sus alternativas. Pues si somos sinceros y no nos engañamos aceptaremos que son los grandes incomprendidos. Las instituciones, los gobernantes y los legisladores viven de espaldas a ellos. Ninguno sabe cómo se vive en ese mundo; cuáles son sus dificultades, sus perspectivas y sus ilusiones.

Una sociedad que debe tanto a las “pequeñas hormigas”, debería tener organismos públicos que a la hora de emitir normativas pensaran en ellos y les evitaran exigencias imposibles de cumplir. Porque quien inicia un negocio corre un gran riesgo en lo personal y en lo económico; hace una apuesta por una incógnita sin garantía alguna; incluso se compromete con créditos que incrementan aún más su riesgo y no pueden verse además atrapados en un mundo de tasas, impuestos, licencias, requerimientos y exigencias desproporcionadas de la más variada índole que hacen que casi nadie, por no decir nadie, sea capaz de encontrarse plenamente en orden legalmente.

Una sociedad no puede permitirse el lujo de tener sus Poderes Públicos viviendo de espaldas a sus ciudadanos creando trampas y campos de minas legales y normativos en las que una mayoría se ve atrapada. Porque eso deslegitima su prestigio y sólo crea enconamiento, distanciamiento, ocultismo, corruptela, insumisión mental y fraude. 

Una sociedad no puede modernizarse en tecnología, ciencia, innovación y olvidar que la Concepción y Gestión del Poder también deben estar adaptados a la realidad de las personas y no a prácticas de vigilancia y persecución de sus ciudadanos.
 
Una sociedad debe pensarse en la modernización de sus relaciones creando un entramado racional y productivo de cooperación y oportunidades de ganarse la vida.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...