edición: 2578 , Viernes, 19 octubre 2018
22/03/2016

Estadística cruel

La gran mayoría de la clase política sentada en el nuevo Parlamento coincidió -milagro- la semana pasada en algo: las pensiones. Y tanta atención y tan generalizada es un indicio claro de preocupación cierta. Si preocupa debe ser porque corren riesgo, luego peligran. Puede que sea un asunto secundario, para pasar el tiempo, pues no van a discutir sobre Cataluña, la Constitución o la inmigración siria, no. Tampoco sale el tema para afear o implicar a un feo e `inimplicado´ Gobierno enrocado en su "en funciones", porque mira tú que no hay temas.

Las pensiones son dinero, para el presente y para el futuro. Para que lo sean en el futuro hay que arreglar algunas cosillas en el presente. Y a eso se quieren poner sus Señorías a trabajar, a emplear el tiempo y responsabilidades (no olvidar que cobran por ello y en fecha). Se acaban de dar cuenta ahora, tras comprobar que la caja de `por si acaso´ -de reserva le llaman- con dinero fresco para las pensiones ha registrado en la crisis (¿ya ha terminado?) más salidas que entradas.

Los más cautelosos -desconfiados- apuntan un repentino interés ideológico de las nuevas formaciones por el reparto de las cargas sociales, las rentas, los beneficios empresariales y otras fruslerías. Pero parece que el sentido común, fustigado con tirria y saña para este caso, está haciendo entrar en razón a algunas de sus Señorías. La razón se encuentra en que la estadística advierte, ilumina y aconseja que ¡ojo, cuidado! ¡peligro! porque el dinero es menguante y la esperanza de vida crece, la natalidad en horas bajas y el ahorro... para ahorrar están las cosas.

La estadística poderosa que asusta y estremece a la tal clase política, vaticina un escenario aciago y calamitoso para los futuros pensionistas que hoy, en la treintena y cuarentena de edad, disfrutan de la vida y se las prometen felices, sin darse cuenta que allá, por 2050, recibirán un 30% menos de su pensión. Peor es el escenario para los hoy tiernos y cándidos alevines cuando llegada la jubilación, en 2070, se vean con un 50% menos de lo que hoy cobran sus abuelos. No extraña que estos, los abuelos, se sientan preocupados: alguien tendrá que pagar, y más.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...