edición: 2850 , Miércoles, 20 noviembre 2019
15/10/2019
El supervisor quiere lavar su imagen

Pensiones, la baza de Banco de España para recuperar el cuño independiente frente a la AIReF

A propósito de la revisión de las pensiones, el supervisor financiero habla de descalabro del gasto público mientras la AIRef habla de descalabro social
Juan José González
De forma paralela a la actualidad que marca la vida política del Gobierno en funciones, el Banco de España ha querido posicionarse pública, clara y notoriamente en el debate impulsado por el Ejecutivo sobre la revisión de las pensiones públicas (como parte de su precampaña electoral) y que el supervisor financiero no ha dudado ni un instante en considerar como un asunto que le viene como anillo al dedo a su particular campaña de lavado de imagen intelectual. El supervisor llega en esta legislatura, tras una aciaga etapa marcada por errores clamorosos de los dos anteriores gobernadores al actual Pablo Hernández de Cos -MAFO y Luis Mª Linde- en el control del sistema financiero, en un preocupante estado de devaluación intelectual fruto de la falta de acierto en algunas cuestiones tan evidentes como las varias crisis bancarias, la local y la internacional, en las que su actuación dejó bastante que desear desde el lado de la previsión primero y de la gestión después. Los últimos episodios de la crisis bancaria han puesto en entredicho su eficacia como institución de vigilancia del sistema financiero pero también su independencia, dejando un hueco vacío en unos años capitales que la AIReF, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, ha sabido aprovechar para presentarse con mayor eficacia como organismo público independiente, y que ahora pretende revertir el Banco de España.
El bache institucional por pérdida de prestigio del Banco de España se inició en la etapa de Jaime Caruana, al que pasó inadvertida una crisis inmobiliaria y la explosión de la burbuja que estaba en la calle. La etapa de Miguel Ángel Fernández Ordóñez (MAFO) fue la de ignorar o quizá no reconocer el estado lamentable y de quiebra en el que se hallaba el sector de las cajas de ahorro. Y su sucesor, Luis Mª Linde, que anunció el peligro de un corralito en Cataluña, o el que razonaba que muchos jubilados ("nuestros jubilados", decía) ya tendrían que estar contentos por tener una vivienda propia como parte de su pensión. Malos antecedentes sin duda para calificar la buena actuación del Banco de España en esos tres mandatos (entre 2000 y 2018).

Así comenzó, hizo un año en junio pasado, Pablo Hernández de Cos, recogiendo el testigo de la peor fase de prestigio de la institución que ahora, sin embargo, pretende dar un vuelco a la larga de etapa de casi 19 años de sus antecesores. Pero sucede que para corregir fallos y errores de sus antecesores, Hernández de Cos y su equipo, en concreto la elegida como `figura mediática´ de la institución, Margarita Delgado, se han lanzado en plancha a revitalizar la imagen intelectual y técnica del banco central local seleccionando, entre otros, el tema del sistema público de pensiones como asunto polémico frente al Gobierno y también frente a la AIReF, organismo al parecer identificado en el banco como el enemigo intelectual del momento político.

Y no se sabe si como manifestación que representa a la totalidad del consejo del Banco de España o como una opinión particular, los disparos de la institución contra la pretensión del Gobierno en funciones de actualizar las pensiones con referencia al IPC, contrastan, en oposición, al criterio manifestado por la AIReF para quien el mantenimiento de las reformas de 2011 y 2013, que fijaban la actualización de las pensiones en el 0,25% anual, significaba seguramente el "descalabro social", seguramente por el aumento de la desigualdad que generaría entre la ciudadanía. Y lo que para el organismo independiente es un perjuicio social, para el supervisor financiero es un descalabro económico que se reflejará el gasto público.

Tanto el organismo independiente como la institución financiera proponen soluciones al problema si bien, con distinto grado de reconocimiento de los cálculos de futuro sobre el equilibrio financiero del sistema, al cual no se llegará en el futuro ni con el sistema que recogen las reformas del 0,25% ni con la revisión pretendida para el futuro al IPC por el actual Gobierno en funciones. La independencia de uno y otro organismo quedan abiertas al juicio del `consumidor´ si se tiene en cuenta otro razonamiento como es el que subraya la AIReF al proponer que la respuesta al déficit (o continuados déficits) que registra el sistema de la Seguridad Social debería corresponder al Presupuesto del Estado, en tanto que Estado garante, según la Constitución, de las pensiones y su actualización.

En este caso, sin embargo, la independencia del Banco de España le lleva a pronosticar un desastre en el sistema público de pensiones si la revisión se lleva a cabo por el IPC porque el déficit del Estado no lo soportaría allá por el 2030. La opinión utilizada por el Banco de España con la pretende ir (de forma independiente) en el debate de las pensiones no hace mención a la capacidad que tendría el gasto público para sumir el coste de la revisión al IPC de la misma forma, por ejemplo, que se asumen otros gastos en materia de sanidad, educación o los grupos de numerosas subvenciones públicas. El Banco de España, en definitiva, no tiene nada fácil recuperar la imagen de independencia y excelencia intelectual con los destacó antes de 2000. En este sentido, la AIReF, sin mucho esfuerzo, le está ganando la partida.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...