edición: 2764 , Viernes, 19 julio 2019
24/05/2010
El 'aviso' de Cajasur servirá para vencer resistencias

Plan para el desalojo de los consejeros ‘políticos’ de las cajas profesionalizando los consejos

Gobierno y Banco de España se coordinarán para dar un vuelco a los órganos de gobierno
Sede del Banco de España
Juan José González

Las cajas de ahorros con problemas más gordos comienzan a ceder y aceptan, de mala gana, las condiciones del FROB para resolver alguna situación más que comprometida. El Banco de España, harto de amagar, se decide a actuar mediante la intervención de la díscola Cajasur. En resumen, algo parece que comienza a moverse en el intrincado y maleado mundo de esa parte del sistema financiero en fase de autodestrucción y derribo. A sus responsables, unos 20 o 25 consejeros delegados y presidentes de estas entidades, les ha servido, hasta el momento, la coartada de los elevados precios del peaje FROB, unos recursos al 7,75% como mínimo, y no han dudado en seguir forzando la situación con el argumento de que una intervención del supervisor o del Gobierno en las actuales condiciones de los mercados internacionales, era poco menos que imposible dada la sensibilidad de los inversores a cualquier movimiento de intervención política.

Pues bien, el supervisor ha intervenido, cierto es que demasiado tarde, como en esas películas de acción en las que el bueno aparece cuando la chica esta al borde del precipicio. Y parece que reina la complacencia en el sector de las cajas al advertir la acción ordenada y coordinada de Banco de España y Ministerio de Economía que, insólito del caso, no ha obligado a una reunión, deprisa y corriendo como en el caso de la CCM, del Consejo de Ministros para proceder al desembarco de los diez funcionarios inspectores y letrados del banco central.

Reina la calma porque todos –los 20 o 25 responsables de cajas- confían en que resuelva lo suyo dentro de casa, con el vecino o como mucho con algún pariente cercano de otras tierras. Lo cierto es que las operaciones se aceleran con la proximidad del verano. Las orejas del lobo comienzan a verse más nítidas que antes. Al FROB, o vagón de cola de un tren que cubre estaciones a cámara lenta, esta a punto de hacer su entrada en el andén donde le esperan un buen puñado de viajeros dispuestos, en principio, a realizar un viaje de se sabe cuánta duración. La calma y la complacencia de las cajas en apuros se justifica en la medida en que la primera fase de la reestructuración del sector financiero quedará resuelta a nada que partidos políticos, Gobierno y Banco de España se pongan de acuerdo en los pequeños detalles.

Sin embargo, cuando finalice el viaje del FROB, el 15 de junio, tan sólo unas quince cajas de ahorros, las que sobrevivan tras ese primer filtro, deberán enfrentarse a otra prueba: proceder al desalojo de los representantes del poder político en los consejos, la condición que, a juicio de auditores, consultores y expertos del sector, hará posible que estas entidades superen las obligaciones que la nueva normativa financiera impondrá en el gobierno de las cajas. En esa ardua tarea de desalojo, Banco de España y Gobierno se repartirán las funciones. Se trata de proceder a una profunda remodelación del máximo órgano de gobierno, el consejo de administración, por el que las entidades que sobrevivan a la reestructuración, deberán establecer el proceso de adopción de las normas de buen gobierno que en su día redactó Manuel Conthe durante el mandato al frente de la CNMV.

Pero los responsables políticos de las cajas siguen a lo suyo, inmersos en sus movimientos de última hora. Políticos interesados, consejeros y presidentes de las CC AA, muestran su inquietud en los últimos días por el cariz que han tomado algunos hechos, como por ejemplo, la intervención este fin de semana de Cajasur. La resolutiva actuación del Gobernador del Banco de España en este capítulo de la entidad andaluza, ha sido el mejor mensaje que les ha podido enviar a los gestores y políticos rebeldes, quienes no se dieron por aludidos por idéntico movimiento con la CCM.

La próxima batalla en el devenir de las cajas se llevará a cabo en el terreno jurídico y político, tratando de que ese pretendido y previsto desalojo de los políticos como mayoría de los consejos, obre el milagro de profesionalizar unos consejos en los que para lograr que salgan decisiones que no pongan en peligro las propias entidades, hará falta algo más que un informe jurídico.

En las últimas horas, causa sensación, de bochorno entre otras, la celeridad y el interés de BBK y CAM, ‘peneuvistas’ y ‘populares’ de Alicante en torno a una misma mesa hablando de ‘tú me das y yo te doy’ para poner en marcha una nueva forma jurídica que dará origen a la tercera o cuarta caja del sistema financiero español, de modo que nadie podrá decir que la política no hace extraños compañeros de cama.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...