edición: 2310 , Lunes, 25 septiembre 2017
21/09/2009
OBSERVATORIO FISCAL

Planes de ahorro sistemático y seguros de vida

DATADIAR

Después del verano comienza el tiempo en que los contribuyentes hacen cuentas y balances para saber cuanto tendrán que pagar el año que viene por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y de adoptar decisiones para buscar refugios que reduzcan la cuota impositiva, sobre todo, con la inversión en fondos de pensiones y planes individuales de ahorro sistemático (PIAS). Existe una posibilidad, que una buena mayoría desconoce y que, en épocas de crisis puede llegar a ser interesante. Me refiero a la transformación de determinados contratos de seguros de vida formalizados con anterioridad al 1 de enero de 2007 en PIAS, regulados por la  disposición transitoria decimocuarta de la Ley 35/2006, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Las ganancias de este producto quedarán exentas de tributación si se han obtenido en al menos diez años y se perciben en forma de renta vitalicia.

Los PIAS son contratos celebrados con entidades aseguradoras para constituir con los recursos aportados una renta vitalicia asegurada, con la condición de que tomador, asegurado y beneficiario sea el propio contribuyente.
La normativa exige para efectuar estas operaciones, que el límite máximo anual satisfecho en concepto de primas durante los años de vigencia del contrato de seguro no haya superado los 8.000 euros, y el importe total de las primas acumuladas no haya superado la cuantía de 240.000 euros por contribuyente y que hayan transcurrido más de 10 años desde la fecha de pago de la primera prima.

Además, no pueden transformarse los seguros colectivos que instrumentan compromisos por pensiones ni los instrumentos de previsión social que reducen la base imponible. No obstante, existe una excepción a esta restricción y son los seguros de vida comercializados bajo un esquema formal de seguros colectivos en los que la entidad distribuidora figura como tomador en las pólizas y los clientes como asegurados y beneficiarios, siendo, no obstante, estos últimos quienes pagan las primas y tienen la titularidad de los derechos y facultades derivados del contrato. En este caso si que es posible la transformación.

Como en el momento de la transformación se debe hacer constar de forma expresa y destacada en las condiciones del contrato que se trata de un PIAS regulado en la Ley, en el caso de los seguros de vida individuales contratados bajo la forma de seguro colectivo con la entidad comercializadora, ha de precisarse que esta constancia expresa afectará exclusivamente a los contratos particulares celebrados en el marco de dicho seguro colectivo y dicha constancia se efectuará en el mismo documento en que se constituya la renta vitalicia.

La realización de aportaciones que superen los límites máximos, ya sea el anual o el total, o ambos, supone un incumplimiento del requisito establecido en la letra c) de la disposición adicional tercera, el cual determina la pérdida de la consideración del contrato de seguro como plan individual de ahorro sistemático a efectos de su tratamiento tributario.

No obstante, si como consecuencia de la disposición o el ejercicio del derecho de rescate, las primas aportadas y no rescatadas no rebasan los mencionados límites, el contrato recobrará su consideración de plan individual de ahorro sistemático a efectos de su tratamiento tributario, siempre que además cumpla los restantes requisitos establecidos en la disposición adicional tercera de la Ley 35/2006.

CASO DE FALLECIMIENTO

Es condición que contratante, asegurado y beneficiario sean la misma persona, pero una vez cumplida esta condición, la designación de un tercero como beneficiario para el caso de fallecimiento del contratante con anterioridad al inicio de la percepción de la renta vitalicia no obstaculiza la consideración del seguro como PIAS.

También es importante tener en cuenta, que un contrato de seguro de vida formalizado antes de 1 de enero de 2007 con duración inferior a 10 años en ningún caso puede modificarse ampliando el plazo de duración para su posterior transformación en plan individual de ahorro sistemático , sin consecuencias tributarias, por lo que no debe transformarse.

Se puede constituir una renta vitalicia antes del vencimiento del contrato con la totalidad de los derechos económicos constituidos, siempre que la primera prima cuente con una antigüedad superior a diez años y la constitución se realice cumpliendo las condiciones establecidas para los PIAS.

Equipo jurídico de Datadiar.com

Consultas Vinculantes

No están sujetos al IVA los servicios de publicidad a través de Internet prestados a  hoteles situados en Canarias y Portugal, pues no se entienden realizados en el territorio de aplicación del IVA español. D.G.T. C, 30-12-2008.
La consultante presta a través de Internet servicios de publicidad relativos a una serie de hoteles situados en Canarias y Portugal percibiendo en contraprestación un porcentaje en función de la facturación de los hoteles derivada de la mencionada publicidad. Sujeción al Impuesto sobre el Valor Añadido de la prestación de servicios de publicidad.

Los miembros de una comunidad de propietarios que tengan la condición de empresaros o profesionales, podrán deducir las cuotas soportadas por las adquisiciones de bienes y servicios efectuadas a través de la citada comunidad. D.G.T. C, 30-12-2008.
La Comunidad de Propietarios consultante es abastecida para el consumo de agua potable por una entidad mercantil suministradora, a través de un contador totalizador, sobre el que la misma factura periódicamente según las lecturas correspondientes en aplicación de las tarifas vigentes. La Comunidad de propietarios se encarga de la lectura individualizada de cada contador de las propiedades que integran la Urbanización, y en función de ello gira a cada propietario un recibo por el consumo realizado, recaudando así económicamente las cantidades pertinentes en orden a proceder al pago, a la entidad suministradora de las facturas recibidas. Sujeción al IVA de estas operaciones de recaudación de las cantidades que corresponden a cada propietario en la factura general.


Tribunales

Régimen fiscal común aplicable a las sociedades matrices y filiales de Estados miembros diferentes. Distribución de rendimientos y de incrementos de patrimonio. Retención en origen. T.J.C.E. S, 26-06-2008.
No se opone a la aplicación de una medida nacional, la imposición de los beneficios distribuidos por una filial residente de un Estado miembro a su sociedad matriz si se somete a un mismo mecanismo corrector, ya resida la sociedad matriz en el mismo Estado miembro o en otro Estado miembro, en tanto que, a diferencia de una sociedad matriz residente, una no residente no recibe un crédito fiscal del Estado miembro de residencia de su filial.

Normas relativas al redondeo de las cuotas del IVA. T.J.C.E. S, 10-7-2008.
Corresponde a los Estados miembros, ante la inexistencia de una normativa comunitaria específica, determinar las reglas y los métodos de redondeo de las cuotas del IVA que no permiten a los minoristas redondear a la baja la cuota de IVA en el precio con IVA incluido de cada artículo vendido, para determinar el importe del impuesto devengado que deben declarar en sus declaraciones periódicas.

Tribunales Económico-Administrativos

Cuando no consta en el Registro Mercantil el nombramiento de otro administrador, el mero transcurso del plazo para el que fue nombrado, no implica la cesación del mismo en el cargo. T.E.A.C. R. 12-03-2008.
La jurisprudencia y la Dirección General de los Registros y del Notariado admitiden la prórroga de hecho de los administradores hasta tanto se convoque Junta General que otorgue nuevo mandato a los cesantes o nombre otros distintos, evitando que las sociedades queden sin ningún representante legal.
 
Se determina el derecho a la percepción de importes no satisfechos, por encontrarse pendiente de resolución judicial, al periodo impositivo en que la sentencia adquiera firmeza. Prescripción de los atrasos. T.E.A.C. R, 06-11-2008.
No existe prescripción de los atrasos por rendimientos del trabajo percibidos, pues no ha prescrito el periodo impositivo correspondiente al resultar aplicable la regla especial de imputación temporal prevista en el apartado 2 letra a) del artículo 14 del Texto Refundido de la Ley del IRPF (aprobado por el Real Decreto Legislativo 3/2004) que prevé para el caso en que no se haya satisfecho la totalidad de una renta por encontrarse pendiente de resolución judicial la determinación del derecho a su percepción, como acontece en el caso concreto, la imputación de los importes no satisfechos al periodo impositivo en que la sentencia adquiera firmeza. El cómputo del plazo de prescripción no comenzará hasta la finalización de los plazos para realizar las declaraciones complementarias, pues resulta simultáneamente de aplicación lo dispuesto en la letra b) del citado apartado 2 del artículo 14 que prevé para los casos en que por circunstancias justificadas no imputables al contribuyente se perciban los rendimientos derivados del trabajo en periodos impositivos distintos a aquellos en que fueron exigibles, su imputación a éstos, practicándose, en su caso, declaración-liquidación complementaria, sin sanción ni intereses de demora ni recargo alguno.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...