edición: 2306 , Martes, 19 septiembre 2017
06/03/2009
La reestructuración llegará (también) a los equipos directivos

Planes para diezmar los gestores de Banca

La ‘dieta’ alcanza a consejos y a la alta dirección
Juan José González

Algunos banqueros ya han declarado en público que “es el momento de mirarnos a los ojos para decir la verdad, reconocer los problemas, porque la solución no está en negarlos”. Citan cuatro problemas: el control de riesgos, la liquidez, la solvencia y uno del que nadie habla, los gestores de la alta dirección que han fallado. “Aquí no sobra nadie, sólo hay que reemplazar a los que en el ejercicio de sus funciones pudieron hacerlo de forma manifiestamente mejorable”. La sentencia es de un consejero de un banco cotizado en el Ibex 35, a quien varias normas del código de buen gobierno de Manuel Conthe -¿se acuerda alguien del código?- le llevarán a formar parte de ese 10% de gestores (consejeros y directivos) que dejarán de trabajar en el sector a lo largo de los próximos doce meses.

A la alta dirección y al consejo de administración, también les ha llegado el recorte de costes, en el que trabajan las comisiones de personal y nombramientos, codo con codo con la dirección de recursos humanos de bancos y cajas. Y los planes de recorte, en la parte más alta de la pirámide, pueden afectar a alrededor de 700 directivos entre bancos y cajas. El director de una firma de cazatalentos hace cuentas: la Banca da empleo a unos 110.000 trabajadores, de los que cerca de 3.200 son alta dirección y consejo; en las cajas trabajan alrededor de 132.000 personas de los cuales 3.800 son alta dirección y consejeros. “Nuestros cálculos son que, al igual que en otros países el negocio bancario se ha reducido en más de un 35%, el número de gestores lo ha hecho en un 10%”. Este porcentaje es el mismo que se baraja como recorte en la Banca española.

Según las estimaciones de este cazatalentos, el recorte a la alta dirección y consejos alcanzaría a alrededor de 700 ejecutivos (320 en Banca y 380 en cajas). Aún está reciente el ajuste que se llevó a cabo en la banca de inversión en España hace apenas unos meses, donde 250 personas de un total de 3.500 que trabajaban en el sector, han perdido su empleo, si bien, únicamente el 15% eran directivos y consejeros. En este caso, los ajustes se han produjeron por la contracción en la actividad y de algunas decisiones de inversión que el tiempo ha demostrado poco afortunadas. De la misma forma se producirán ajustes de directivos en la Banca grande, mediana y pequeña.

“En esto del tamaño de los equipos gestores, los anglosajones tienen unas reglas muy prácticas, que además suelen cumplirse. Son las llamadas ‘rules of thumb’, por las que en una crisis económica la tasa de recambio de personal dobla a la de la morosidad, que a su vez suele ser la mitad de la tasa de paro registrado” asegura el cazatalentos.

Algunos bancos españoles ya han comenzado con la tarea, difícil, complicada y dolorosa porque se trata de directivos y de consejeros de larga trayectoria ejecutiva, a los que el banco o caja deberán indemnizar, prejubilar o “recomendar” para una empresa participada. Eso sí, en estos casos ninguna entidad reconoce que una tarea de esta envergadura se va a llevar a cabo. Los cánones son los cánones.

Las entidades financieras de mayor tamaño, pretenden que sea en el presente ejercicio donde se “dispare” el tan apreciado “índice de eficiencia” que, como suele ser habitual es un plato que se cocina a base de someter bajo la lupa (dicen en Banco Santander) o al microscopio (prefieren en BBVA) cualquier gasto en que vaya a incurrir un departamento. De la misma forma se están realizando en la actualidad, auditorias de gestión para reconocer, identificar y cuantificar errores, un trabajo cuyo desenlace será probablemente, el de reemplazar equipos gestores cuya labor ha evidenciado decisivos errores de gestión.

El proceso de reestructuración del sistema bancario que quiere el Banco de España, el cual se realizará, seguramente, con la mayor discreción, propia del sector, no se va a centrar únicamente en reestructurar la cuenta de explotación, o reducir costes al máximo, o limitar los dividendos, o restringir las retribuciones estatutarias a consejos y alta dirección. El Banco de España quiere aprovechar la crisis y sugerir que se rompan inercias en la gestión financiera, alguna de las cuales afectan a la alta dirección. Si el proceso de reestructuración del sistema financiero comienza antes por las entidades bancarias, ya no habrá razón alguna para detenerse en acometer la obra más ardua y dura: la racionalización y profesionalización de una buena parte de las cajas de ahorros. Como decía el mencionado consejero de la cotizada “para los bancos y cajas, lo peor esta aún por llegar”.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...