edición: 2977 , Viernes, 29 mayo 2020
20/04/2011
La autoridad bancaria europea deja fuera del cómputo la participación de los lander

Polémica sobre si las ayudas del FROB deben contar como capital básico

La EBA sopesa aplicar a las cajas españolas igual trato que a los landesbank alemanes
Juan José González

Se conocen algunas pautas y una parte del calendario, pero se ignora el resto, es decir, las fechas exactas y las cifras concretas que la autoridad bancaria europea (EBA en sus siglas en inglés) piensa fijar para las pruebas de estrés a cerca de una treintena de entidades financieras de la Europa comunitaria. Pero resulta que, cuando los términos generales de las pruebas estaban ya decididos, los técnicos de la EBA se dieron cuenta que no había trato homogéneo, o justo, en las pruebas de resistencia anunciadas porque, entre otras cosas, los bancos regionales alemanes infracapitalizados, y que ahora se encuentran en fase de salida de la crisis, contaban en sus bases de capital entre el 40% y el 55% perteneciente a los gobiernos regionales. Ante esta evidencia, la autoridad bancaria ha decidido elevar el nivel de exigencia con las entidades bancarias alemanas que se encuentren en esa situación.

Ahora la duda esta en saber cómo considerará a las entidades financieras españolas que en el proceso de reforma bancaria serán nacionalizadas. Se desconoce si, al igual que las alemanas, las españolas se verán obligadas a retrasar los planes de recapitalización.

Los reguladores europeos andan estos días inmersos en un mar de contradicciones, y eso a pesar de haber resuelto con relativo éxito la cuestión de la definición de capital básico. Relativo porque aún colea el asunto. Fue la semana pasada cuando, a propósito del citado concepto, base de una de las principales exigencias de las pruebas de estrés, se descubrió que varias cajas alemanas incurrían en presunta irregularidad.

El motivo era la consideración de la participación de los gobiernos de los lander en los bancos regionales como deuda híbrida. Lo que sin duda constituía el reconocimiento de una realidad pero al mismo tiempo era la base de una discriminación con respecto a otras entidades, de Alemania y del resto de la Unión Europea que, al ser sometidas a los criterios de estrés, se encontrarían en situación de desventaja.

Para solucionar esta situación, la autoridad bancaria europea decidió cortar por lo sano y dejar sin efecto –que no cuente en el concepto de capital de máxima calidad- la citada deuda híbrida y mantener en el 5% el porcentaje del capital básico. Y qué sucedería si la EBA aplicara por extensión el mismo criterio en el requisito de capital principal de las cajas alemanas en el caso del FROB? Pues que posiblemente varias de las entidades españolas que ahora se revuelven haciendo encaje de bolillos para alcanzar la ratio de solvencia, claudicarían y no podrían cumplir los plazos de Basilea III.

El FROB esta formado por capital público que actúa a modo de préstamos, en precios superiores a los del mercado, formando parte del capital básico de las cajas que han solicitado las ayudas públicas a dicho fondo. Por tanto, el dinero público que las cajas ya han recibido del fondo computan como core capital a los efectos del cálculo de la ratio que el Gobierno español impone a las entidades financieras españolas.

Luego, parecería lógico interpretar para las españolas la misma exigencia que para las alemanas. Y seguramente la EBA piense ahora que debe hablar sobre el asunto con el supervisor español y con el ministerio de Economía para evitar que los alemanes se quejen del trato discriminatorio en comparación con las entidades financieras, con capital público, españolas.

Curiosamente, para resolver los problemas que tienen planteadas las cajas alemanas regionales, o landesbank, el legislador alemán propone ahora que se aproveche el momento para reformar las estructuras de participación accionarial, es decir, la propiedad de las cajas, y así afrontar el futuro con garantías de éxito tras las pruebas de estrés.

Y curiosamente, también, algo similar podría llevarse a cabo en las cajas españolas, necesitadas de una transformación jurídica de la representación accionarial, dejando a un lado el peso político, el lastre del que no consiguen sacudirse parte de las cajas que sobrevivirán a la reforma del sistema financiero. De esta forma se matarían dos pájaros de un solo tiro.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...