edición: 2575 , Martes, 16 octubre 2018
20/07/2015
Aprovechar la coyuntura, el turismo

Las políticas de gasto local alientan el riesgo de una corrección

Basan su expansión en los discretos resultados empresariales y en la ligera recuperación en el crecimiento del crédito
Juan José González
La sombra del problema griego seguirá cubriendo de dudas todos los pronósticos económicos con el foco en el corto y en el medio plazo. Con el horizonte, en principio más despejado, el escenario económico español, en medio de un ambiente intensamente electoral, no va a estar exento de complicaciones internas, principalmente originadas por la batalla que enfrenta a las Comunidades autónomas con el Gobierno central en materia de gastos. Dispuestas a tirar la casa por la ventana, como recogen los planes de varios de los nuevos gobiernos locales, y que seguramente no encajan en ningún borrador de Presupuestos Generales del Estado, las tensiones sobre el déficit parecen ir a contracorriente de la recuperación económica. Días atrás, la Autoridad Independiente Fiscal destacaba en un esperado informe la actitud díscola de al menos once Gobiernos autónomos en el cumplimiento de sus compromisos de gastos con la Administración Central.
Numerosos planes de expansión que conllevan aumento de plantillas y creación de nuevas instituciones -cuatro nuevas televisiones locales y regionales-, lanzaban una señal de alerta peligrosa que advierten de que el peligro de resucitar viejos problemas del pasado reciente son una realidad que ya tiene nombres y cifras, negro sobre blanco en los planes de los nuevos gobernantes.

Son planes y proyectos que se salen claramente de las políticas de reformas y control del gasto público (en este caso, autonómico) y que parecen ir en contra del nuevo escenario de prudencia y equilibrio en las cuentas que, salvo excepciones, contaba con la respuesta afirmativa de una buena mayoría de los gobernantes (locales y regionales inclusive). Incluso, el estilo de las Administraciones de evitar excesos en los gastos, parece que había sido asumido como una característica intrínseca a la gobernabilidad y a la práctica política.

Los Gobiernos regionales deberían saber aprovechar las oportunidades de un mayor consumo interior procedente de la mayor afluencia de turismo interior. Como también la llegada de turistas de otros países a los que beneficia una coyuntura de precios estables que asegura, según la mayoría de los estudios, un año (o verano) récord en el sector turístico, una situación que beneficiará también a las Comunidades menos favorecidas por el turismo típico de sol y playa, como son las del interior.

Sin embargo, buena parte de las Autonomías parecen encontrar en la expansión y la nueva inversión pública la mejor oportunidad para una recuperación óptima pero también rápida, si bien, esta idea parece obedecer antes a criterios políticos de corto plazo que a objetivos más racionales de sostenibilidad económica con miras hacia un horizonte de mayor plazo. Por tanto, se puede decir que no se encontrarían caminando en el mismo sentido que parece marcar la recuperación en otros aspectos, como por ejemplo, la recuperación de los resultados empresariales o la que, aunque levemente, ya comienza a reflejarse en las cifras del crecimiento del crédito.

Políticas de gasto que muchos gobernantes entienden que deben acompañar a la mejora de los resultados empresariales que en España ya comienzan a reflejar las mejores expectativas de crecimiento económico. Como también que el aumento del crédito en esta primera mitad del año ya comienza a frenar su caída, lo que significa una recuperación del mismo, que puede alcanzar a la recuperación del crédito como en Francia, Holanda o Alemania.

En la medida en la que en los próximos meses se imponga en esas once Autonomías el incumplimiento de los compromisos con el Gobierno central en materia de gasto, se estará añadiendo más leña al fuego de la recuperación y, al mismo tiempo, acercando un poco más a los problemas de deuda que sufren hoy otros socios de la Unión Europea, por tanto, a una nueva corrección.

Y así, mientras los mejores resultados empresariales y el crecimiento de los beneficios no sean más sólidos que los previstos -y discretos- para el primer semestre del año, los gobernantes no deberían considerarlos como el soporte para sus planes de gasto y objetivos políticos y electorales de corto plazo, porque es probable que no tengan la ocasión para rectificar en el futuro.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...