edición: 2557 , Miércoles, 19 septiembre 2018
08/06/2017
banca 

Medias verdades que se llevará el viento

Alfonso Pajuelo
Mentir, no miente nadie pero las medias verdades se han apoderado del ‘caso Popular’  La impostura es general con el incompetente ministro de Economía e inane de Industria a la cabeza: “No habrá coste para el contribuyente”. Todos juegan a la media verdad con la esperanza de que las palabras se las lleve el viento. Cuando todavía no se ha cerrado el ‘caso Caja Madrid’, volvemos a las andadas con los mismos errores y volvemos a constatar que nadie ha hecho sus deberes. No se salva autoridad alguna ni mecanismo de vigilancia. Tampoco el comprador. Vayamos por partes.

-       “No habrá coste para el contribuyente”, dijo De Guindos. Cierto, pero solo por un instante, el de la firma de la operación. El paso intermedio a la compra por el Santander es el rescate del MUS y del MUR, organismos públicos cuya sucursal en España es el FROB, regido por el incapaz De Guindos. Este paso es el que marca la diferencia y será por tanto quien reciba la riada de demandas de accionistas y bonistas del Popular que acudieron de buena fe a las ampliaciones engañados por una información falsa. Ya sabemos por Bankia cuales son las consecuencias del engaño y tendrá que ser el FROB quien haga frente a las demandas. El Frob es dinero público.

-       Añadamos un segundo colectivo dentro del anterior. Son los clientes que para mantener la financiación tuvieron que suscribir acciones del Popular que esperemos no estén pignoradas porque en ese caso la indignación dará paso a la revuelta y alguien pagará por ello.

-        El Banco de España y la CNMV han hecho su trabajo. Cierto pero todo indica que su trabajo ha sido silbar por los verdes campos a la consagración de la primavera.

-       El ministro de Economía dice que esto es una operación privada. Cierto pero a medias porque quien interviene el Popular es el MUS y este se lo vende al Santander. Esto, forzosamente, tiene consecuencias. Además, todavía estamos esperando una mínima información sobre el proceso de adjudicación y sus condiciones exactas.

-       Dicen que los accionistas del Popular lo pierden todo. Bueno, no todos, porque algunos se han hinchado a ganar dinero operando a la baja, algo que ha contribuido decisivamente a la caída del banco. Alguien tendrá que explicar esto y asumir responsabilidades onerosas por su dejación.

-       - Ni el MUS ni el Frob han anunciado que demandarán a los anteriores responsables del Popular por administración desleal y falseamiento en las cuentas. Quizá sea porque las autoridades competentes les dejaron hacer y si demandan se pueden poner ante el espejo.

-       Alguien tendrá que recordar a De Guindos que hace apenas dos semanas declaró que el Popular era una entidad sana y solvente ¿Es esto una contribución al engaño? Resulta que el banco tenía al menos 7.000 millones en quebrantos como supimos ayer.

-       El BCE dio por buenos tres de cuatro test de estrés del Popular ¿Es esto una contribución al engaño? Los bufetes de abogados van a tener trabajo para dar y tomar.

-       Ana Patricia Botín dijo que su prioridad es mantener a la clientela del Popular. Suena bien pero oculta una realidad. Y no es otra que su demostrada incapacidad para relacionarse con las pymes tras reiterados y fracasado intentos. Estos clientes haría bien en desconfiar.

-       Ana Patricia Botín dijo que Santander y Popular son entidades complementarias. Sí, pero solo en parte. En la que toca a la clientela pyme; Santander tiene poca, Popular, mucha. Todo lo demás les sobra.

-       Ana Patricia Botín dijo que las redes son complementarias. Sí, pero solo en parte. La que corresponde a algunas oficinas en Cataluña, un coto que Santander nunca ha sabido conquistar. A la vuelta de tres años veremos que Santander ha reducido oficinas al menos en la misma cantidad que ha comprado.

-       Ana Patricia Botín lanzó un mensaje de tranquilidad a los 11.000 trabajadores del Popular. Es difícil de creer porque como hemos visto la complementariedad de la red es mínima y la redundancia máxima. A la vuelta de tres años veremos como Santander habrá reducido empleados en al menos la misma cantidad que ha asumido con el Popular. Por el momento los sindicatos ya hablan de 4.000 despidos.

-       Parece que a nadie ha extrañado que Emilio Saracho haya estado nombrando directivos hasta hace apenas cinco días.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...