edición: 2327 , Viernes, 20 octubre 2017
24/12/2009
De la contención a la transición

Portela aplica tratamiento de choque a ONO y entra en la carrera de la banda ancha con el fichaje estrella de Mercader

La operadora acaba de conseguir la recapitalización de 200 millones por parte de los accionistas y luz verde para consumar la renegociación de su deuda
Hará valer la red de fibra alternativa a Telefónica, acelera en las altas velocidades, amplía la oferta de su tv de pago, busca sitio propio en el móvil y redoblará las ofertas de banda ancha
Rosalía Portela, consejera delegada de ONO
Ana Zarzuela

Tocan a revolución en ONO. Lo sabía José María Castellano desde su aterrizaje en la operadora de cable en noviembre. Se subió al carro de la metamorfosis de su cúpula directiva sin esconder sus heridas. La abanderaba Rosalía Portela desde que en mayo asumió como Consejera Delegada de la mayor operadora de cable española. Ofreció hacer la cirugía necesaria para dar la vuelta a los números rojos de la operadora de cable y aligerar sus más de 3.900 millones de euros de deuda. Juró que sus caminos -al menos en un primer momento- pasaban por la mejora del ebitda y por la vereda de la reducción de costes. Y Castellano y Portela se han ceñido a ellos: por ahora se han encargado de subir a Ono al carro de la rentabilidad y sacarle brillo al escaparate financiero, el que más miran  sus fondos de inversión. Pero las campanas de sus accionistas mayoritarios y los tempos del mercado de las telecos (ahora que sólo la banda ancha resguarda sus ingresos de la crisis de consumo y que la carrera de precios y el empuje de internet en movilidad aprietan) aceleran sus pasos. Con el 'ahora o nunca' de la operatividad espera regresar a ‘números’ negros y cerrar 2009 con un beneficio neto de entre 50 y 60 millones de euros, frente a los 26 que perdió hace un año. Y con el de su perfil financiero acaba de consumar la recapitalización de 200 millones de euros y la luz verde a la refinanciación de sus casi 4.000 millones de deuda. Será el paisaje que se encuentre Guillermo Mercader cuando el 18 de enero desembarque en la primera cablera española como director general de Residencial con la experiencia de Orange y un objetivo ‘oficial’: incrementar el volumen de las ventas, aumentar el número de clientes y minimizar el impacto de una crisis que le ha costado ya un descenso del 4% de sus ingresos y la erosión de un 0,2% de su cuota de mercado el último trimestre en manos de la recuperación de Telefónica, la avanzadilla de las alternativas en banda ancha y el boom de internet en movilidad. Castellano despliega las velas de la operadora, quiere hacer valer los atractivos del único grupo con una red nacional de fibra óptica alternativa a la de Telefónica, los dos millones de clientes -de un total de siete cableados-; apostar por su ariete docsis para redes ultra-rápidas y buscar alianzas o al menos mayor sintonía con las demás cableras para consolidar posiciones propias en el mercado móvil.

Portela ha salvaguardado la crisis y el descenso de los ingresos del grupo un 5,1% -debido a la caída en el consumo variable de telefonía y televisión- gracias a la optimización de procesos y el ajuste de costes e inversiones (un 49,1%) para "preservar liquidez”, los que le permitían incrementar un 145% su beneficio neto en los nueve primeros meses del año, elevar su beneficio bruto de explotación un 3,5% y, sobre todo, incrementar su flujo de caja operativo se incrementó en un 72%, hasta los 390 millones de euros. Pero si ya desde los primeros tres meses del año los ingresos experimentaban un descenso interanual de un 4,6%,  su ‘cintura’ no opaca que la base de clientes de la compañía sumó a cierre de septiembre 1,82 millones de usuarios, lo que supone un descenso del 2,7% con respecto al mismo periodo de 2008 y que, en esa fecha, ya había pedido un 7,6%  de sus clientes de televisión de pago.

El triunfo del modelo comedido, la contención de costes y la gestión de los recursos ya existentes -que eran la bitácora buscada por los fondos extranjeros- se imponen No son tiempos de experimentos, lo advierte desde hace meses Jonathan Cumming con las riendas financieras de ONO sujetas bien cortas: Tiene un flujo de caja positivo, espera no tener problemas para hacer frente al servicio de su deuda en todo este año y se aferra al horizonte de su ya más que probable refinanciación en 2010. Lo hará, además, con la contención de costes como horizonte, el mismo al que ya desde su desembarco se ‘asomaba’ Portela.  La operadora tendrá que pescar con sus inversiones pasadas y convencer a los usuarios de que su tecnología, el cable, es mejor que el ADSL de Telefónica y sus rivales.

MÁS TIEMPO Y UNA ‘NAVE’ MÁS DIVERSIFICADA

Ono se enchufa a todos sus ‘oxígenos’. El financiero le acaba de dar el respiro de la  recapitalización de la compañía y el proceso de renegociación de sus 4.000 millones de euros de deuda con el sindicato de bancos. Los dos cuentan con el respaldo público -y materializado, como exigían las entidades financieras- de sus accionistas. No sólo porque los socios de Ono, entre los que destacan los fondos CCMP Capital Advisors, THL y Providence Equity Partners, hayan acordado inyectar 200 millones para robustecer los fondos propios de la operadora, sino porque le han dado pista libre a una refinanciación de deuda que cuenta ya con el respaldo de más de la mitad de los casi 70 bancos implicados. Un paso adelante para retraso en el calendario de vencimiento del préstamo sindicado -a lo largo de 2010 vencen 414 millones de euros-, ganar tiempo e ir refinanciando su deuda con vencimientos de unos 200 millones de euros anuales, para resolver el grueso de la deuda en 2013 mediante una emisión de bonos a largo plazo o una OPS con una ampliación de capital. Lo justo para empezar a pasar la página de los lastres de Auna, con los que caga desde que en 2005 Ono adquirió el negocio de cable de su competidor por más de 2.000 millones de euros. Además, ONO y los sindicatos aprueban su primer convenio colectivo, que garantiza la paz social durante los próximos tres años, la subida de sueldo anual y la igualdad de los trabajadores.

Los de Rosalía Portela calculan que llegó el momento de hacer valer las ventajas en fibra óptica de la operadora con la mayor red propia de FTTH: en doce años, los operadores de cable han invertido 9.000 millones de euros y tienen 8,5 millones de hogares y negocios conectados a fibra aunque Ono se apretó el cinturón y redujo su Capex casi un 50% hasta noviembre y a pesar de que sólo el 1,5% de los hogares están adaptados a DOCSIS 3, ya ofrece 50 megas en algunas zonas de Madrid. Castellano ya asumía en noviembre el volante de Eugenio Galdón en la carrera por los 100 megas, un ‘auto’ vistoso, exclusivo, al que sólo César Alierta y él aspiraban a subir a corto plazo. Lejos quedan las zozobras -con freno y marcha atrás- de los 25 megas por las que transitó en 2008. En menos de dos años, sus clientes residenciales tendrán acceso a conexiones de 100 o 200 megas y a nuevos servicios interactivos y de alta definición, servicios avanzados a través de un decodificador PVR que permita grabar y rebobinar y video bajo demanda: un horizonte por los que pasa su apuesta para el servicio de TV. Desde el verano, ONO ha regalado banda ancha de 6 megas durante dos meses, no quiso quedar en fuera de juego con las promociones estivales de sus competidores y ha aplicado una disminución en el precio de los paquetes de telefonía y televisión que incluyen 50 megas.

Si después de siete años en Ya.com, en los dos últimos años, como director comercial de Orange se colgó la medalla de la banda ancha e hizo de la ‘digestión’ de Ya.com (entonces poco más que un portal de internet) una teleco de ADSL, con 400.000 clientes, ahora aterriza en el equipo de Portela con la misión de estirar las costuras de la banda ancha de la operadora del cable, que ha perdido casi 23.500 clientes en lo que va de año. La nueva Dirección General gestionará desde investigación de mercados hasta políticas de retención, definición de producto, estrategia comercial, reparación de averías, diseño de programación de TV y atención al cliente. Con más de 45.000 kilómetros de red propia, Ono busca el ariete de la banda ancha, los únicos ingresos que han seguido creciendo (un 1,2%), en el mapa de las telecos, sobre todo los residenciales. En un tercer trimestre en el que los ingresos del sector de las telecomunicaciones cayeron un  7,6%, hasta los 9.829,45 millones de euros, sólo la banda ancha se entrega a un ligero repunte en los mapas de la CMT: los ingresos ligados a internet repuntaron un 1,2% y los de los servicios de Internet residenciales lo han hecho un 5,8%, frente a la caída del 11,5% de la telefonía fija (la más castigada por la crisis del consumo), un 16% en los ingresos vinculados al tráfico ha sido de16%, hasta los 723 millones, un 9,5% en el tráfico calculado en minutos ha bajado un 9,5%, con 14.767 millones de minutos. Hasta los ingresos del sector audiovisual han sufrido un retroceso del 15,4%, lastrado por la caída de publicidad (-16,7%) y el pago por visión (-46,6%). Al final del periodo se han contabilizado un total de 4,1 millones de abonados a servicios de televisión de pago, un 2,9% menos que durante el mismo periodo del año anterior.

Pero la batalla de precios entre los alternativos y Telefónica ha impulsado la contratación de banda ancha en España, el único segmento que expande- aunque sea poco- sus ingresos. Además, el total de 9,4 millones de líneas banda ancha de acceso dedicado a España -más del 80% de ellas en el rango de velocidad entre los 3 y los 20 megas- vuelve cada mes con más fuerza la vista hacia las conexiones en movilidad: el crecimiento de la banda ancha celular duplica el del ADSL y el cable, para disgusto de Ono y las cableras regionales, que sólo captan el 10-15% de las nuevas altas de banda ancha. Y en banda ancha fija, el fuerte crecimiento de Jazztel ha provocado un cambio en la clasificación. Esta compañía ha superado a Vodafone -dueña de Tele2- y se coloca como la cuarta operadora de banda ancha, por detrás de Telefónica, Ono y Orange.

La reducción de precio de los combinados triples desde julio, y las iniciativas para su servicio de banda ancha -un aumento del 8% en las conexiones, para garantizar el 100% de la velocidad contratada y un aumento previsto de la velocidad de subida para las conexiones de 3, 6 y 12 Mb- le permiten seguir en cabeza en las olas del mercado de internet, en su trimestre más agitado. Pero desde hace algún tiempo había dejado de subvencionar las altas a nuevos clientes, mientras la competencia -Jazztel y Vodafone muy por delante de Ono- no paran de crecer, por encima de la cuota de mercado de Ono, que se ha erosionado un 0,2% en el último trimestre: lejos queda el buen ritmo obtenido en la captación de clientes de Internet, con 30.000 nuevas altas en el primer semestre: más de 15.000 clientes abandonaron la compañía en tan sólo 3 meses. Apenas gana 1.243 clientes, y para la banda ancha, con un dato similar, 1.101 clientes nuevos en los últimos registros de la CMT, mientras  que Telefónica sumaba 92.000 altas nuevas en el último trimestre en su servicio de ADSL, más que en los 6 primeros meses del año y su servicio de TV Digital, Imagenio, se disparaba con más de 44.000 nuevos clientes, gracias a la agresiva oferta comercial con Gol TV incluido de manera gratuita en el paquete 'Imagenio Familiar'.

La compañía “líder en comunicación y entretenimiento por banda ancha” mantenía en octubre su primacía de audiencia en todas las franjas horarias de la TV de pago, con un ‘share’ del 6,83%. Se ha hecho con más de 100.000 del total de 1.040.043 abonados en tres meses de GolTV y baraja de nuevo las ‘cartas’ de su televisión de pago: acaba de incorporar Aprende Inglés TV y el canal de la Televisión Digital Terrestre Veo7, pero también llegan las bajas al dial, ya que desaparecerá People+Arts. Y a partir del próximo 12 de enero, ONO lanzará dentro de su servicio de video bajo demanda (Videoclub), la modalidad 'Primera butaca', mediante la cual los clientes podrán disfrutar de una selección de películas que estarán disponibles el mismo día de su lanzamiento en DVD. Pero sobre todo, Ono se piensa, en sintonía con el resto de los operadores de cable, un sitio propio en el mercado de la telefonía móvil. Los cableros y la Administración han empezado a coincidir en que la distinción entre operadores fijos y móviles ya no tiene validez, y que los grandes grupos quieren estar en los dos campos. Y eso pasa, según los operadores, por disponer de frecuencias y redes propias y superar el esquema actual, en el que alquilan la red de los grandes operadores (Euskaltel, R y Telecable usan la red de Vodafone, mientras que Ono tiene un contrato con Movistar). Como adelantaba Expansión, los contactos entre los cuatro operadores de cable han acelerado a raíz de la llegada del nuevo equipo gestor de Ono, hace ahora un año y ahora pasan por barajar junto a la Setsi una solución que les permita a los operadores de cable convertirse en actores en el negocio móvil con apellidos propios, aunque sea con acceso al refarming que Industria destapará en 2010, pero los cuatro grupos son altamente complementarios, tanto como para que las sinergias puedan contagiarse a otros segmentos de sus negocios. 

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...