edición: 3099 , Martes, 1 diciembre 2020
09/03/2016
banca 

Barra libre, cuando interesa

La banca portuguesa pasa una temporada en el filo de la navaja. Las autoridades europeas han convenido en inyectar el dinero necesario para su reflotamiento, dando facilidades mil y eliminando barreras burocráticas a diestro y siniestro para la entrada de otros bancos de la Eurozona, léase, españoles.

Los rescates mal hechos y peor planteados es lo que tienen; efectos secundarios de distinto alcance y el de la banca portuguesa es uno de ellos. Reino Unido, por libre y a lo suyo cuando lo suyo interesa, ya enchufado la manguera del dinero a su banca quebrada sin compasión. Y se salvó. Por ahora, porque los efectos secundarios en este caso, prometen días de gloria y estudio sesudo. Sobre todo porque servirá como aprendizaje para, llegado el caso, aplicar a la banca italiana (esa es otra).

En España la cosa, la operación de salvar al soldado Bankia fue razonable dentro de lo que cabe, es decir, las autoridades europeas obligaron a las españolas a ingresar al enfermo en el quirófano y operar a corazón abierto. Si no, no habría anestesia ni postoperatorio, es decir, ayuda dineraria. Pero el tiempo parece estar marcando las diferencias entre uno y otro tratamiento. Si el enfermo es débil, la terapia es de choque. Pero si el enfermo demuestra fortaleza, o gravedad y riesgo inminente de contagio, Bruselas no tiene inconveniente en decretar barra libre. España debería sacar conclusiones de estas experiencias. Para próximas ocasiones. Nunca se sabe.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...