edición: 2831 , Miércoles, 23 octubre 2019
26/10/2010
OBSERVATORIO FISCAL

Posibilidad de novar un crédito hipotecario en préstamo hipotecario y la Ley 2/1994

DATADIAR
En primer lugar, habría que distinguir conceptualmente, de manera sencilla, la diferencia entre un préstamo y un crédito. Así, en el préstamo la entidad financiera pone a disposición del cliente una cantidad fija y el cliente debe devolver esa cantidad más unas comisiones e intereses pactados en el plazo acordado, quedando obligado a ello. Y en el crédito la entidad financiera pone a disposición del cliente, en una cuenta de crédito, un importe de dinero disponible que el cliente puede disponer siempre hasta un importe máximo. La discusión jurídico tributaria se suscita desde la perspectiva de poder aplicar los beneficios fiscales de la Ley 2/1994 de subrogación y modificación hipotecaria, en concreto la exención del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados que se establece en el art. 7 de la mencionada Ley.

Pues bien, lo primero que se debe analizar, partiendo de la premisa de la diferenciación conceptual y de calificación entre préstamo y crédito hipotecario, es situar el ámbito de aplicación de la Ley 2/1994.

Las Entidades financieras a las que se refiere el artículo 2.º de la Ley 2/1981, de 25 de marzo, de Mercado Hipotecario, podrán ser subrogadas por el deudor en los préstamos hipotecarios concedidos, por otras Entidades análogas, con sujeción a lo dispuesto en la Ley 2/1994. Esta subrogación será de aplicación a los contratos de préstamo hipotecario, cualquiera que sea la fecha de su formalización y aunque no conste en los mismos la posibilidad de amortización anticipada.

El párrafo anterior concreta el ámbito de aplicación, el cual, no se ha visto modificado normativamente, por lo que, en el mismo, no se incluyen expresamente los créditos hipotecarios.

Según la Ley 2/1994, el deudor podrá subrogar a otra entidad financiera sin el consentimiento de la entidad acreedora, cuando para pagar la deuda haya tomado prestado el dinero de aquélla por escritura pública, haciendo constar su propósito en ella, conforme a lo dispuesto en el artículo 1.211 del Código Civil.
 
La entidad que esté dispuesta a subrogarse presentará al deudor una oferta vinculante en la que constarán las condiciones financieras del nuevo préstamo hipotecario. Cuando sobre la finca exista más de un crédito o préstamo hipotecario inscrito a favor de la misma entidad acreedora, la nueva entidad deberá subrogarse respecto de todos ellos.

El hecho que la entidad que esté dispuesta a la subrogación esté obligada a subrogarse en todos los préstamos y créditos existentes a favor de la acreedora no debe interpretarse, según la Dirección General de Tributos, en la posibilidad de que el ámbito de aplicación de la norma sea también la de los créditos hipotecarios.

Debemos recordar que la propia Ley General Tributaria, en su art. 14 se manifiesta expresamente en contra de la aplicación de la analogía cuando se trata de la interpretación y aplicación del hecho imponible, las exenciones y beneficios fiscales en general.

Una entidad financiera no puede ser subrogada indistintamente en préstamos o en créditos hipotecarios, sino que lo que ocurre es que cuando una entidad financiera, se la proponga que va a ser subrogada en un préstamo hipotecario, estará obligada a subrogarse en todos los demás préstamos y créditos hipotecarios que se encontraran inscritos a favor de la acreedora sobre una finca en concreto.

En definitiva sólo puede haber subrogación en un crédito hipotecario si previamente ha existido una subrogación en un préstamo hipotecario. No es posible la subrogación en un crédito hipotecario de manara independiente amparada en los beneficios fiscales de la Ley 2/1994.

Equipo jurídico de Datadiar.com

Consultas Vinculantes

Se entiende que ha existido solamente un pagador, dado que se ha producido la subrogación empresarial, con todos los derechos y obligaciones que la misma conlleva y por lo tanto ha habido un solo empleador. D.G.T. C, (24/05/2010).
Los consultantes trabajan como vigilantes de seguridad en un museo de Cantabria. En julio de 2009 se produce una subrogación empresarial al producirse el cambio de entidad adjudicataria de la contrata de vigilancia del museo. A efectos de determinar la obligación de declarar para el período 2009, se pregunta sobre la existencia de uno o dos pagadores como consecuencia de la subrogación empresarial. Al haberse producido en el presente caso la mencionada subrogación empresarial, con todos los derechos y obligaciones que la misma conlleva, tal subrogación nos lleva a concluir que, en el IRPF y a efectos de la determinación del tipo de retención aplicable sobre los rendimientos del trabajo a percibir por los trabajadores procedentes de la empresa cedente, el cesionario (el nuevo empresario) mantiene su condición de mismo empleador. Por tanto, en lo que atañe al límite determinante de la obligación de declarar respecto a los rendimientos del trabajo, no se produce para aquellos trabajadores la existencia de más de un pagador.

Deducción por adquisición de vivienda habitual financiada mediante un préstamo personal de la madre, formalizado en documento privado a devolver en trece años y por el que se permite realizar amortizaciones anticipadas. D.G.T. C, (24/05/2010).
La consultante financia la adquisición, en 2003, de su vivienda habitual mediante un préstamo personal con su madre, formalizado en documento privado a devolver en trece años y por el que se permite realizar amortizaciones anticipadas. Posibilidad de practicar la deducción por inversión en vivienda habitual por las cantidades que anualmente vaya amortizando. De acuerdo con los preceptos transcritos, la constitución de un préstamo por un particular – con o sin interés – es una operación sujeta a la modalidad de transmisiones patrimoniales onerosas del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. Sin embargo, los préstamos están exentos de dicha modalidad, en virtud de lo previsto en el citado artículo 45.I.B).15, por lo que no cabe practicar liquidación por dicho concepto. No obstante, dado que la operación está sujeta al Impuesto, el sujeto pasivo –el hijo del consultante, en calidad de prestatario– sí está obligado a presentar la declaración del Impuesto, en la que alegará la exención.

Tribunales

Corrección de la deducción por doble imposición intersocietaria practicada por la entidad absorbente. Tribunal Supremo. Sentencia 9 de junio de 2010.
La finalidad de la deducción por doble imposición es de carácter técnico y sirve al propósito de evitar que unos mismos rendimientos puedan ser gravados doblemente, lo que exigiría que una sociedad haya tributado por las rentas obtenidas y que, en el momento de repartirse tales beneficios entre sus socios, normalmente en forma de dividendos, tales socios vuelvan a tributar por ellas. Sin embargo, ese presupuesto de hecho no concurre en el presente caso, donde no ha existido doble imposición y, por ende, no resulta procedente efectuar deducción alguna por tal concepto.

Revalorización contable de acciones adquiridas mortis causa. Tribunal Supremo. Sentencia 9 de junio de 2010.
En el presente caso, la recurrente pretendió hacer una corrección contable sobre las acciones adquiridas «mortis causa» para adecuar el valor de la adquisición de las acciones por herencia al valor de cotización, pero incurrió en el error de atender no a la fecha del fallecimiento del causante sino a la fecha de la aceptación de la herencia. Si bien, este error no podía comportar nunca una revalorización contable, pues no fue esa la finalidad del asiento, por lo que no cabe hablar de verdadero incremento de patrimonio por anotación contable, sujeto y no exento en el Impuesto sobre Sociedades.

Tribunales Económico-Administrativos

El enriquecimiento injusto concurre cuando la Administración percibe duplicadamente el impuesto, primero, en sede del perceptor, vía autoliquidación, y, segundo, ingresando unas mayores retenciones en sede del pagador, vía liquidación. TEAC R, (01-06-2010).
Jurisprudencia del Tribunal Supremo en relación a la regularización de retenciones referidas a perceptores «NO DECLARANTES» (tanto en el supuesto de «no declarantes» que incumplen la obligación de presentar la declaración, como en el de aquellos que optaron por no presentarla por estar exceptuados de tal obligación genérica): El Tribunal Supremo identifica el posible enriquecimiento injusto de la Administración con el doble pago del impuesto: inicialmente, vía retención y, posteriormente, al autoliquidar el impuesto el perceptor. Es por ello que la concurrencia de aquel enriquecimiento injusto impone, cuando menos, la extinción de la obligación principal, de suerte que, no habiéndose presentado la correspondiente autoliquidación por el «no declarante», no cabe hablar de doble pago del impuesto o enriquecimiento injusto. Tales conclusiones se recogen expresamente en la sentencia del TS de 16 de julio de 2008.

Interpretación del concepto de accesoriedad a efectos de determinar la tributación en el Impuesto sobre el Valor Añadido. TEAC R, (08-06-2010).
La entrega de mobiliario de terraza (sombrillas) por una empresa a sus clientes no puede considerarse como entrega accesoria a las operaciones realizadas por la entidad: no se discute que las citadas entregas puedan servir para los fines generales de la empresa, pero el concepto de accesoriedad hace alusión a las distintas entregas de bienes o prestaciones de servicios que se comprenden en una operación, de forma que en ella desglosamos la entrega o prestación principal de aquella que es accesoria, pero siempre delimitadas y concretadas respecto de una operación; pues el carácter accesorio de una entrega de bienes o prestación de servicios realizada por un empresario o profesional para un determinado destinatario, se delimita respecto de otra entrega de bienes o prestación de servicios con carácter principal efectuada por dicho empresario o profesional para el mismo destinatario (todo ello de acuerdo con la jurisprudencia comunitaria que se cita en la resolución). No son deducibles las cuotas soportadas por operaciones destinadas a ser objeto de entregas gratuitas a asalariados, o a terceras personas, con la excepción de que nos encontremos ante la entrega de objetos o muestras publicitarias de las previstas en el artículo 7.4 de la LIVA. En este sentido no son deducibles las cuotas soportadas por la adquisición de mobiliario de terrazas (sombrillas) destinadas a clientes del sujeto pasivo, al no concurrir los requisitos para poder ser considerados como objetos o muestras publicitarias. En este mismo sentido se ha pronunciado la Audiencia Nacional (AN) en diversas ocasiones, así en las sentencias de 7 de diciembre de 2007 (recurso 313/2006) y de 21 de octubre de 2008 (recurso 326/2006). Liquidaciones tributarias de las que se derivan importes a devolver superiores a los solicitados por el obligado tributario en sus autoliquidaciones. Sujeto pasivo acogido al sistema de devolución mensual por estar inscrito en el registro de exportadores y otros operadores económicos comerciales. Naturaleza de la devolución: se trata de devoluciones derivadas de la mecánica del impuesto, y no de devoluciones de ingresos indebidos. Improcedencia de los intereses de demora desde la finalización del plazo de seis meses siguientes al plazo de presentación de las autoliquidaciones mensuales. En el caso de devoluciones derivadas de la normativa de cada tributo reconocidas en el seno de procedimiento inspector no procede abonar intereses de demora sobre el importe de las devoluciones que se acuerde.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...