edición: 2611 , Viernes, 7 diciembre 2018
19/11/2018

Postureo inglés

Algunas imágenes suelen ser más elocuentes que los hechos en sí mismos. Ningún observador político o económico se tomó en serio a la primera ministra del Reino de la Gran Bretaña, Theresa May, con una aparición bailonga ante sus incondicionales del partido conservador. Postureo sin duda, orientado a crear un estado de ánimo que, a la postre, se ha demostrado falso, luego, puede tildarse de claro postureo político, sin más.

Sigue el pose esta vez en el área de la economía y las finanzas de la mano de su banco central, el Bank of England, suerte de prestidigitador que hace lo que puede para, en medio de la marejada política que entraña la ceremonia de la ruptura con el continente vecino, mantener a la libra a flote y tapar en lo posible penurias y flaquezas de la divisa nacional. Aquí también se mantiene, como estrategia, el puro postureo, y si no que se lo pregunten a los inversores.

¡Los inversores! ¡Ah, los inversores! Pues estos se mantienen en una posición de resistencia que tiende a cero, esto es, próxima a hacer todas las maletas (ya han hecho algunas) para emigrar, hartos que están todos del Reino desunido de Europa. Si a día de hoy muchos de estos conservan sus posiciones en la isla es debido a que el coste de levar anclas y zarpar en busca de otros caladeros no compensa. Luego, se impone la resistencia, aunque esta no sea el objetivo más recomendable para el futuro, puesto que el nuevo y futuro escenario será muy diferente para los supervivientes de la ruptura.

En cualquier caso los más observadores y conocedores del estilo británico coinciden en lo mismo: el país, su clase política y sus instituciones se mantienen en la estrategia de las falsas posturas, del postureo impuesto, de la apariencia ficticia propia del embustero y desleal socio y del amigo infiel. Porque de lo contrario, si posturas e imágenes, opiniones y movimientos políticos fueran auténticos, la crisis política ya habría trascendido a la economía, ya habría hecho mella en los rendimientos y expectativas de los financieros, se habría derrumbado la libra, subido los tipos y saturado puertos y aeropuertos, colmados de inversores camino de otros lares. Luego, postureo británico a tope ¿Hasta cuándo?

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...