edición: 2935 , Viernes, 27 marzo 2020
09/01/2020
Un tono de alarma salpica los análisis de este sector

Preocupación de los supervisores europeos por los altos riesgos de las gestoras de inversión

La inestabilidad financiera alcanza los resultados de las gestoras de los fondos de inversión, obligados a tomar mayores riesgos para lograr una mínima rentabilidad
Juan José González
De un tiempo a esta parte, los supervisores bancarios europeos vienen advirtiendo, alertando y en otras ocasiones, señalando directamente a algunas gestoras de los riesgos excesivos de endeudamiento e iliquidez, palmario y muy peligroso en algún caso y en verdad imperdonable desde el momento en que el supervisor local del sistema financiero asiste a un fenómeno de crecimiento desorbitado de gestoras y de productos de inversión colectiva. Sirvan dos datos para señalar que la inversión colectiva, principalmente, los fondos de inversión, es el instrumento donde algo más de 11 millones de españoles mantienen casi medio billón de euros de sus ahorros. Y el peligro se encuentra, precisamente, en la inflación de entidades de gestión de activos que en España suponen el 33% del sistema financiero (el 56% en Europa). En teoría, nada malo sucede porque un mercado se muestre dinámico como es el de la inversión colectiva donde conviven decenas de gestoras con cientos de productos o fondos de inversión. Y sin embargo, sí empieza a preocupar algunos endeudamientos de gestoras que entran habitualmente en zona de iliquidez, lo que nos llevaría a recordar que Bear Stears y BNP estuvieron en el origen de la gran crisis de 2007, cuando las dos entidades citadas, con elevadas deudas y en situación de iliquidez suspendieron la posibilidad de devolver el dinero a los clientes.
Siempre que se analiza un riesgo a menudo se recurre a una cita, a un evento previo y que, en el caso de los fondos de inversión se sitúa en aquel infausto agosto de 2007. Lo cierto es que desde entonces, las autoridades se han mostrado muy activas en la supervisión y en el seguimiento de la evolución de este negocio financiero en tanto que sus gestoras representan ya más de la mitad del sistema financiero europeo y algo más del 33% del español. El vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos, advertía recientemente del riesgo que representa la gestión de carteras y fondos de inversión por su aportación a la elevada vulnerabilidad del sector financiero, de la que algunas gestoras son responsables.

Cuando el supervisor encargado del control y seguimiento de estos productos se muestra preocupado es que algo sucede, quizá de mayor profundidad y gravedad que la simple mención del "riesgo elevado" de endeudamiento e iliquidez que se registra en algunas gestoras. La preocupación de las autoridades europeas tiene su origen en algo que estas conocen bien, como es la política de lis tipos de interés bajos y en negativo. Esta situación obliga a que muchos gestores se arriesguen con activos cuyo riesgo es mayor pero con los que pueden conseguir una rentabilidad superior. Lo malo es cuando las expectativas fallan y llegan las pérdidas, momento de mayor riesgo de reembolso.

Pero hay otro problema en el sector financiero relacionado con la inversión colectiva. Se trata del sector financiero no bancario, un mar de tipologías diversas de productos donde se dan cita y se mezclan fondos de pensiones, financieras de bienes de consumo, aseguradoras y otros tipos de fondos de inversión. Al BCE le preocupa ese sector financiero no bancario en la medida de lo que representa, unos 46 billones de euros, el doble que en 2007, pero que concentran casi el 60% de los activos totales del sistema financiero europeo. Volúmenes que ya son palabras mayores para el caso en que uno o dos de estos fondos incurrieran en una crisis de iliquidez del tipo de Bean Stears o BNP.

Las cifras para España, aunque más modestas, son preocupantes pues en manos de las entidades financieras no bancarias se mueven activos por valor de 1,32 billones de euros. Al igual que las cifras que se mueven en el sector de la inversión colectiva, estos activos, en principio, no parecen estar bajo sospecha de iliquidez o de que en general, se encuentren presionados por el excesivo endeudamiento en algunos casos. Como tampoco preocupa que el sector pudiera estar fuera de control porque no es el caso. Lo que verdaderamente preocupa es que los elevados riesgos que vienen asumiendo en los últimos tiempos gran parte de las gestoras se vean en dificultades como consecuencia de las posibles turbulencias que pueden darse en los próximos meses y la dificultad que encontrarían muchas gestoras para hacer frente al volumen de reembolsos de inversores y ahorradores en situación de pánico o alarma financiera.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...