edición: 2843 , Lunes, 11 noviembre 2019
23/03/2009
Para evitar que el Gobierno ’fiscalice’ sus sistemas de retribución

Presidentes y directivos comienzan a revisar sus sueldos y bonus ante la amenaza de regulación

Dos grandes empresas han dedicado el puente al asunto para “dar una respuesta pública, coherente y convincente a tanta maraña y confusión”
Francisco González, presidente de BBVA
Juan José González

A estas alturas del curso se desconoce aún el “convenio colectivo” y los “extras” que regirán las remuneraciones de los máximos responsables de las empresas españolas. A falta de un BOE que fije dichas percepciones dinerarias –que, a este paso, todo se andará- los consejos de administración de las grandes compañías españolas, registran en las últimas jornadas una inusitada actividad para poner al día tan delicado asunto, el de los “sueldos” de los primeros ejecutivos de empresa. Hasta el punto de que las comisiones de nombramientos y remuneraciones de dos de las diez primeras compañías españolas por facturación se ‘encerraron’ el pasado puente de San José (unos en un Parador Nacional y otros en un castillo del Languedoc francés) para “dar una respuesta pública, coherente y convincente a tanta maraña y confusión”. En realidad, se intentan establecer sistemas de retribución limitados a objetivos razonables que no atenten a la estabilidad del negocio, antes de que el Ejecutivo comience a aplicar la ‘doctrina’ de las nuevas reglas de control y fiscalización que, previsiblemente, iniciarán su aparición tras la próxima reunión del G-20.

Presidentes, consejos y sus consejeros, de empresas españolas, soliviantados por el exceso de protagonismo y primeras páginas de medios de comunicación que estaban adquiriendo sus remuneraciones, no dudaron en ponerse en guardia ante la que se considera la próxima gran batalla ética de la crisis: el sueldo de los directivos y responsables de las empresas. Uno de los despachos de abogados más influyentes de Madrid –y oficinas en varios continentes-, trabaja día y noche para contrarrestar las informaciones negativas que se suceden en las ‘primeras’ de prensa, radio y televisión. Trabajan como un gabinete de prensa especializado en campañas electorales, al más puro estilo anglosajón, pero en vez de encargarse de la promoción de un candidato, la misión en este caso consiste en argumentar en contra de informaciones y opiniones que deterioran y perjudican los intereses de sus clientes.
 
Clientes que han optado por “poner las barbas a remojar” cuando han visto que el barbero visitaba a su vecino BBVA. En este caso, la relación perversa entre los bonus escandalosos de los ejecutivos de las quebradas compañías norteamericanas –bancos, aseguradoras y del motor- coincidiendo en el tiempo con las informaciones sobre remuneraciones y bonus de la cúpula del segundo banco español, ha sido tan demoledora que el presidente del banco no dudó en utilizar la pifia como argumento para cortarle la cabeza a su director general de comunicación. “Exceso de transparencia al mercado” parece que fue la opinión del máximo responsable del banco tras comprobar que la información divulgada por un medio nacional se correspondía al céntimo de euro con la realidad, “ni a la CNMV le constaban esas cifras”, aseguró una fuente del sector.

Aunque en España el asunto de las retribuciones de ejecutivos no alcanza todavía la calificación de alarma social, ni siquiera el de escándalo, y aunque tampoco se da el caso de fiascos en bancos de inversión, el estado de algunas cajas de ahorros y empresas con fuertes desequilibrios patrimoniales hace temer la tan apreciada paz social, si bien, sensu contrario, habría que interpretar la intromisión de los distintos presidentes de gobiernos en este debate por el peligro de alarma social que esta comenzando a crear y, por tanto, de querer influir mediante legislación y no únicamente a través de opiniones públicas, y aunque se trate de empresas privadas.

Un consejero recuerda a modo de anécdota la situación delicada –de las tantas que se sucedieron- en la comisión que elaboró las normas de buen gobierno que debían regir nuestras cotizadas, y que presidía Manuel Conthe, entonces presidente de la CNMV. Un ponente de aquella comisión propuso incluir referencias a la necesidad de establecer límites en los sistemas de retribución a presidentes y consejeros delegados, propuesta que no fue tratada ni discutida ante las miradas ‘asesinas’ de varios de los allí presentes, consejeros de cotizadas en abundancia.

Todos los países que estarán presentes el próximo 2 de abril en Londres explicarán su particular postura sobre los incentivos y sistemas de retribución de las grandes empresas porque se trata de un asunto de trascendencia social y que figura en el orden del día de la reunión del G-20 como uno de los asuntos con el que se pretende trasladar el mensaje de “confianza a los ciudadanos”. 

Así las cosas, todo indica que el de las remuneraciones se ha convertido en el asunto moral y ético por excelencia en el escenario actual de crisis. Se trata de un debate que ha venido para quedarse. Sorprende, aunque no extraña, que cuando un dirigente, en este caso, el presidente de EE UU, o el de la Reserva Federal, incluso las reiteradas referencias de los presidentes de Gobierno de la UE a semejante asunto, significa que se producirán cambios en los sistemas de retribución, del que se dice que adolece de vicios en origen.

Las crónicas cuentan que en una reunión la pasada semana del presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke con los banqueros de Phoenix, en Arizona, el ejecutivo se mostró a favor de revisar las políticas de compensación a los altos ejecutivos porque “pueden crear incentivos perversos y poner en peligro la salud de la Banca”, así que habrá que vigilar estrechamente dichos incentivos. Lo que no dicen las crónicas es lo que respondieron los banqueros allí presentes.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...