edición: 3006 , Jueves, 9 julio 2020
05/06/2010
OBSERVATORIO DE COYUNTURA

Previsiones del FMI: más recuperación de lo esperado

SERVICIO DE ESTUDIOS DE 'LA CAIXA'

En su informe de perspectivas de la economía mundial de abril, el Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó al alza sus previsiones para 2010 y constata que la recuperación es más fuerte de lo esperado. La razón está en la mejora de las condiciones financieras que son, empero, peores que las que había antes de la crisis. Pero la recuperación tendrá distintas velocidades. Así, respecto a la previsión de enero, mejoran las perspectivas para Asia emergente, que ya en 2009 era el principal exponente del crecimiento global liderada por China. También hay mejoras para América Latina y para Estados Unidos. Para la primera economía del planeta se esperan crecimientos del 3,1% en 2010 y del 2,6% en 2011, muy similares a nuestras propias previsiones.

En contraste con este tono más alcista, Europa y Japón parecen salir de la recesión con menos vigor. La economía del sol naciente mejora su crecimiento esperado para 2010 pero se le empeora el panorama para 2011. La zona del euro mantiene, con algún retoque a la baja, sus modestas expectativas de crecimiento para 2010 y 2011, 1,0% y 1,5%, respectivamente. Por países, la principal corrección a la baja de las previsiones la sufre Alemania que, según el Fondo, crecerá un 1,2% en 2010 y un 1,7% en 2011. También empeoran los pronósticos para Italia y, en menor medida, para el Reino Unido. Francia, una de las economías que menos ha sufrido las consecuencias de la crisis, ve cierta mejora en sus ritmos de avance previstos, pero sin llegar a sobrepasar el 2,0%. También hay mejores perspectivas del Fondo para España que, sin embargo, seguirá a la cola de la recuperación, con un retroceso esperado de 0,4% para 2010 y un magro avance del 0,9% para 2011.

En las economías avanzadas, la asignatura pendiente para 2010 y 2011 será la de la consolidación fiscal. Dados los elevados déficits de las arcas públicas, se necesitarán estrategias de ahorro creíbles a medio y a largo plazo. Ello no obsta para que, según el Fondo, se deban mantener los estímulos previstos para 2010 en las economías avanzadas, ya que la recuperación no está plenamente asentada. En este sentido, la moderación de las tensiones inflacionistas deja margen para que los bancos centrales lleven a cabo políticas monetarias acomodaticias.

Los otros riesgos para la recuperación global son el elevado desempleo y los desequilibrios comerciales. La excesivamente alta proporción de desempleados de larga duración hace que exista el peligro de que, en una gran parte, del desempleo generado durante la crisis acabe convirtiéndose en permanente. Por otro lado, los elevados desequilibrios comerciales habían caracterizado los años previos a la crisis. En los países deficitarios, como Estados Unidos y España, la consolidación fiscal debe hacerse, según el FMI, de manera que el impacto en el crecimiento y la demanda interna sea limitado. En los superavitarios, como China, Japón y Alemania, el mayor reto es estimular la demanda interna.

ESTADOS UNIDOS: LOS CONSUMIDORES DAN UN PASO ADELANTE

La economía estadounidense mostró una evolución vigorosa en el cuatro trimestre y se espera que mantenga el buen tono en este primer trimestre de 2010. El protagonista de estos primeros meses de 2010 es el consumo privado, que podría estar creciendo con tasas en torno al 3%. La expectativa de crecimiento robusto se refuerza con el optimismo del sentimiento empresarial, que apunta al mantenimiento de los avances de la inversión en equipo. Sin embargo, los elementos de duda persisten. El repunte del consumo de este inicio de año se debe a la moderación de la tasa de ahorro, por la disminución de la aversión al riesgo, más que a un aumento de los ingresos, que están condicionados por un mercado de trabajo que navega hacia la recuperación con gran lentitud. Tampoco el mercado inmobiliario ve cercana la salida del túnel, mientras que el proceso de desapalancamiento de las finanzas de los hogares debe continuar. La deuda de los hogares estaba a finales de 2009 en el 122,7% de la renta disponible, siete puntos por debajo del máximo de diciembre de 2007, pero veinte por encima de su trayectoria a largo plazo. Así, si bien pueden darse crecimientos vigorosos en 2010, las perspectivas a medio plazo siguen siendo de una expansión con ritmos de avance modestos.

Los últimos indicadores de demanda son consistentes con la recuperación del consumo privado. Las ventas minoristas, sin coches ni gasolina, incrementaron su marcha en marzo, con un avance del 4,4% interanual, el mayor desde finales de 2007. Así, tras estos tres meses de repunte, descontado el efecto de las variaciones de precios, el consumo al por menor se acerca al nivel de diciembre de 2007, previo a la crisis. La confianza de los consumidores siguió relativamente ajena al repunte del consumo, acusando variables de fondo como el alto endeudamiento y la persistencia del elevado desempleo. Así, a pesar de su subida de marzo, el índice del Conference Board, siguió en valores bajos, confirmando su papel de indicador retrasado en las recuperaciones.

El sentimiento empresarial sigue siendo netamente más positivo que el de los consumidores. Si en un principio, el hecho de que el sector no financiero afrontase la crisis con un endeudamiento más moderado que el de bancos y familias contribuyó al optimismo empresarial, los buenos resultados empresariales del primer trimestre del año vienen a reforzar esta percepción alcista. Así, el índice de sentimiento empresarial del Institute for Supply Management de manufacturas de marzo subió hasta los 59,6 puntos, un nivel propio de crecimientos superiores al 4% para el conjunto de la economía. La producción industrial, por su parte, mantuvo en marzo su recuperación, aunque mostrando cierta desaceleración respecto a los vigores de principios de año. Con una trayectoria parecida, la utilización de la capacidad productiva continuó algo por encima del 73%. A pesar del buen tono de este inicio de año, ambos indicadores siguen un 10% por debajo de los niveles de diciembre de 2007.

La debilidad seguirá siendo la tónica del mercado inmobiliario durante la mayor parte de 2010. La clave sigue estando en el gran número de hipotecas ejecutadas, que alimenta la sobreoferta de viviendas. El índice Case-Shiller de precios de la vivienda cayó más del 30% entre mediados de 2006 y abril de 2009. Desde entonces puede hablarse más de estabilización que de recuperación. Con los descensos, el precio de muchos inmuebles se ha situado por debajo del importe de la deuda pendiente, lo que constituye un incentivo para dejar de pagar las cuotas hipotecarias con la renuncia a la casa. Son los denominados walkaways, ya que, en Estados Unidos, la deuda pendiente de una hipoteca morosa se cancela en su totalidad con la entrega del inmueble a la entidad acreedora. Para evitar este fenómeno, la administración Obama trabaja en disposiciones legales que reduzcan el capital pendiente en las hipotecas donde éste supera el 120% del valor de mercado del inmueble, pero su aplicación y resultados siguen siendo inciertos. La consecuencia es que la actividad sigue bajo mínimos. Las viviendas iniciadas se incrementaron en marzo pero siguen ancladas en poco más de la tercera parte del promedio previo a la última burbuja inmobiliaria.

El mercado de trabajo mostró signos alentadores en marzo, con la creación de 162.000 empleos netos, el mejor dato de los últimos tres años. Sin embargo, la tasa de paro continuó en el 9,7% y no existen perspectivas de mejoras apreciables hasta el final de 2010. El problema es que la destrucción de empleo en esta recesión ha sido, con mucho, la mayor desde 1945. La disminución de la tasa de desempleo se presenta dificultosa por dos razones. Primero, la proporción de parados de larga duración, de más difícil recolocación, dobla a la de la recesión de 1983, cuando la tasa de desempleo estaba en niveles comparables a los actuales. La otra dificultad es el gran número de trabajadores desanimados y de trabajadores a tiempo parcial de forma involuntaria que podrían ir absorbiendo el crecimiento de la demanda de trabajo a medida que la recuperación vaya avanzando.

La prolongación de la baja utilización de la capacidad de producción está ayudando a mantener la estabilidad de los precios, y es difícil que surjan tensiones inflacionistas apreciables en 2010. Esto deja cierto margen a los bancos centrales para mantener políticas expansivas, aun cuando estén drenando liquidez del sistema. Así, el índice general de precios al consumo (IPC) subió un 2,4% interanual en marzo, mientras que el más significativo IPC subyacente, el general sin los alimentos ni la energía, siguió moderando su avance hasta el 1,2% interanual. Sin embargo, esta ralentización se debe, en parte, al abaratamiento de los alquileres imputados a los propietarios de viviendas. Sin este componente, el índice subyacente se incrementó en un 2,4% interanual, algo más acorde con la tendencia de fondo de los precios.

El déficit comercial de bienes y servicios de febrero fue de 39.704 millones de dólares, 2.752 millones más que el mes anterior. El deterioro se produjo, en su práctica totalidad, en la balanza que excluye el petróleo y sus derivados. La recuperación de las exportaciones perdió fuerza mientras que las importaciones siguieron avanzando fruto de la vitalidad de la demanda interna. De seguir la expansión del consumo privado y de la inversión, el déficit debería continuar aumentando en los próximos meses, pero sin romper la suave tendencia de corrección del desequilibrio comercial iniciada a finales de 2006, que puede observarse si se excluyen los efectos del petróleo.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...