edición: 2559 , Viernes, 21 septiembre 2018
16/11/2010
El supervisor, inquieto por la fuerte irrupción de los emisores autonómicos

Primeros pasos para poner freno a los bonos autonómicos

El elevado riesgo de estas emisiones de deuda justifica el filtro de un test de resistencia
Juan José González

La nota del Departament D´Economia i Finances no pudo ocultar el éxito de la demanda de bonos de la Generalitat, que en su primera cita con el mercado financiero de emisiones recibía peticiones por 7.147 millones de euros cuando solicitaba 3.000 millones. La noticia fue comunicada por la dirección general de Política Financiera del Gobierno autónomo al President, José Montilla, y este a su vez al gobernador del Banco de España, donde se esperaba la información con gran interés. Con el mismo interés, o mayor, si cabe, esperan recibir el programa de emisión de bonos que realizará la Comunidad Valenciana, unos 2.000 millones de euros. Le seguirán los 3.000 millones de la Xunta de Galicia y, probablemente, entre 2.500 y 3.500 millones de la Junta de Andalucía.

Con tales ansias de endeudamiento, no extrañan los temores del Banco de España –que no pronunciado ni una palabra al respecto- ante la inflación en estado de embrión que preparan las CC AA, a las que alguna institución deberá avalar, en último extremo, así como demostrar su capacidad para ir haciendo frente al devengo de una financiación que tan altos réditos ofrece a los inversores, empresas y muchos pequeños ahorradores.

El Banco de España, que ya venía barajando la idea, no de poner freno sino control al endeudamiento de las CC AA, ya estaba pensando en cómo hacer frente a las iniciativas emisoras de deuda de los Gobiernos autonómicos. Según parecen indicar en algunas de las entidades financieras que participan en el aseguramiento de la emisión catalana, los planes del supervisor pasan por aplicar el mismo método que se utilizará para controlar las nuevas emisiones que lleven a cabo las SIP de las cajas de ahorros. El banco central obligará a las entidades emisoras a presentar, junto a la memoria de la oferta y características de la emisión, algo más que una nota de rating emitida por una calificadora.

Un nuevo sistema se pondrá en marcha a principios del próximo ejercicio, cuando coincidiendo con las emisiones proyectadas por las Autonomías, sea obligatoria la realización de un test de resistencia para las entidades financieras –bancos y cajas- que comuniquen al supervisor un programa de emisión de deuda. La idea de un test de estrés a imagen y semejanza de las pruebas a las que se somete las entidades financieras, se quiere aplicar ahora con idéntico criterio, a las cajas de ahorros en situación de SIP o en otros procesos de reestructuración. Se pretende que los emisores no asuman un volumen mayor de riesgo que el que les corresponde en función de sus rating y niveles de solvencia.

La intención del Banco emisor no se limita a las emisiones procedentes del sector de las cajas de ahorro, sino que pretende también ampliar la obligatoriedad del test de estrés para aquellos bancos que planeen un aumento del dividendo.

De la misma forma y con el mismo criterio de exigencia aplicado a las nuevas emisiones que realicen las cajas de ahorros, y de la idea de exigir una prueba de resistencia a la banca ante un aumento del dividendo –algo improbable en el medio plazo-, el supervisor planea el mismo tratamiento para las emisiones de los Gobiernos autónomos.

En la actualidad, parece improbable el Departament D´Economía i Finances de la Generalitat vaya a tener algún problema para devolver los 3.200 millones de euros (intereses y comisiones incluidos). Sin embargo, preocupan las emisiones que vendrán en el futuro, sobre las que los candidatos a la Generalitat, estos días en liza, ya están ofreciendo algunas pistas. Es el caso del líder de Convergencia i Unió, Artur Mas, que anuncia en sus mítines que utilizará en el futuro las nuevas emisiones para mejorar la economía catalana.

Peor aún es el panorama que pueden ofrecer las Autonomías que proyectan emitir deuda, con menores recursos económicos y, por tanto, con menos avales financieros. Así que para curarse en salud, tampoco se descarta la formación de un Fondo de Garantía para las emisiones autonómicas.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...