edición: 2785 , Martes, 20 agosto 2019
29/07/2019
OBSERVATORIO DE TALENTO RELACIONAL

Profesiones devaluadas

Julián Gutiérrez Conde
En este nuevo formato de entender el mundo y sus relaciones, existen profesiones que se han visto drásticamente devaluadas; la de azafata (hoy asistente de vuelo) o la de director de oficina bancaria son dos de las que más lo evidencian. En ambos casos han pasado de una posición de élite privilegiada a una actividad vulgarizada. La desvalorización proviene de una concepción raquítica en el modo de concebir el modo de desarrollar esa profesión.
En ambos casos se les ha desprovisto de su aportación como creadores de valor personal e institucional, reduciéndoles a un mero “esqueleto operacional” como simples asistentes los unos y tenderos despechadores los otros.

La valoración o devaluación de las profesiones depende, en buena parte, de la dignificación con que las personas que las desarrollan se ven a sí mismos. Y desde esa perspectiva hemos de convenir que la mayoría de los profesionales se sienten devaluados. No son por tanto las dos profesiones mencionadas las únicas afectadas, sino tan sólo dos ejemplos bien visibles.

Salvo los “algorítmólogos”, últimamente sobrevalorados, cuya profesión en manos de fuerzas utilitaristas les ha encargado  “cosificar” las relaciones sociales; muy pocos otros son quienes se perciben revalorizados por su aportación de valor.

Son muchos; demasiados los que se enfrentan con una insensata crudeza que les enfrenta ante un cruel dilema que ofende a la persona:

-    “si tú no lo quieres, otros lo harán”

-    “aprovecha mientras puedas porque en muy poco tiempo habrá máquinas que hagan mejor tu trabajo”

Ese es un modo perverso de entender las relaciones y la sociedad. Será ,uy práctico y muy rentable, pero resulta ofensivo y , diría yo, hasta indignante.

Devaluar o vulgarizar el trabajo de las personas, resta inmensas dosis de energía y desarrollo a la sociedad.

Ese concepto de “persona-estorbo” no es precisamente el mejor combustible para alimentar el desarrollo como fuente vital de las relaciones sociales.

Con una visión reduccionista de la vida que evalúa con la simple métrica del beneficio, también el management podrá ser sustituido por procesos algorítmicos más certeros y menos costosos.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...