edición: 2861 , Jueves, 5 diciembre 2019
06/10/2009
Economistas, premios Nobel, ministros de economía y gurús de las finanzas

Proponen un mercado de bonos estatales de la Eurozona

Evitaría los riesgos de una posible burbuja de la deuda pública
Juan José González

Nada como una crisis para que la gente se ponga de acuerdo. La afirmación viene a cuento de los últimos movimientos de algunos responsables de economía europeos, entre los que no parece encontrarse la española Elena Salgado, que solicitan desesperadamente una reforma de las instituciones financieras en profundidad. Sí parece haber unanimidad en que el euro esta aquejado de fuertes deficiencias que están agravando la situación de la crisis financiera en el continente. Pero la preocupación que no deja dormir a los gestores de la economía tiene que ver con los instrumentos de financiación pública, el mercado de letras, pagarés, bonos y obligaciones, un lugar  donde reside la recuperación de las cuentas estatales, aunque también puede ser la sede de la próxima y temida burbuja financiera a la que se refieren con insistencia premios Nobel y economistas de prestigio, varios ministros de la eurozona, que en foros internacionales vienen alentando la propuesta de un nuevo mercado de bonos estatales.

Por esta razón, se escuchan con mayor intensidad numerosas voces de gurús de la economía que ven en la puesta en marcha de un mercado de bonos estatales de la zona euro, una posible solución al problema de financiación y corregiría una de esas deficiencias estructurales de las que hablan los economistas de los gobiernos europeos. El problema para la puesta en marcha de ese mercado de bonos estatales es la diferencia entre las economías de la zona euro así como de las opiniones de sus representantes políticos. No es lo mismo Alemania que Grecia ni Italia que Reino Unido. Tienen puntos de vista diferentes en cómo afrontar la crisis; mientras unos apuestan por un aumento de la masa monetaria para contrarrestar la falta de crédito, otros, como Alemania se muestran partidarios de todo lo contrario, con el razonamiento de que dicha medida no haría más que disparar la inflación, un desequilibrio que tiene nefastas connotaciones históricas para los germanos.

Quienes propugnan ese mercado de bonos estatales de la zona euro, dan por sentado que Alemania obtendría, al igual que el resto de los países miembros, beneficios importantes. Pero ¿por qué tanto escrúpulo con Alemania? La respuesta tiene que ver con los últimos acontecimientos de la reciente crisis bancaria y porque es, al mismo tiempo, la economía más fuerte de la eurozona. Los acontecimientos de referencia tienen que ver con el capítulo de los rescates bancarios que tuvieron que realizar algunos países europeos, en especial, aquellos que contaban con una mayor exposición de riesgo en los países de la antigua Europa del Este que, en la condición de nuevos miembros de la UE, aún no estaban dentro de la moneda única europea. En esa situación, Alemania evitó como pudo convertirse en el ‘banco-bolsillo europeo’ ‘financiador’ de los rescates en los países de Europa más vulnerables a la crisis.

El mercado de bonos estatales, dicen los expertos, sería un buen instrumento de financiación de las políticas fiscales anticíclicas, y sería por tanto, un elemento de coordinación fiscal entre los miembros de la UE. La existencia de ese mercado no anularía tampoco a los mercados estatales de bonos de los Estados miembros. Y respecto al control serían los ministros de Economía de las Estados quienes vigilarían la ejecución de la regulación financiera que reside en el Banco Central Europeo. De esta forma se podría hablar de unas finanzas sólidas dentro de la zona euro en la que, seguramente, estarían dispuestos a participar otros países no miembros de la UE.

Otras bondades de la existencia de ese mercado de bonos estatales sería la de aumentar la capacidad crediticia de la Unión para financiar grandes obras de infraestructura europea en sectores como las energías sustitutivas o las redes de gasoductos, etc. así como la de financiar a los nuevos Estados que acceden a la Unión. Inversiones que reducirían la dependencia energética europea de otros continentes o zonas geográficas.

En el fondo de la idea del mercado de bonos estatales, se encuentra lo que sucedió en 2001 que, como días atrás señalaba Xavier Sala i Martín, profesor en la Universidad de Columbia, cuando recordaba que el boom inmobiliario de 2008 “se gestó cuando el dinero salió despavorido de la bolsa al reventar la burbuja puntocom en 2001”, y concluía, “que no nos vuelva a pasar lo mismo” pero en este caso, con la deuda pública.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...