edición: 2764 , Viernes, 19 julio 2019
07/03/2017

PSA cierra la compra de Opel y anuncia un retraso en la fabricación del nuevo Corsa hasta el 2020

El Gobierno, ausente ante el futuro del empleo en PSA y Opel mientras Fomento propone no preocuparse
El consejero delegado de PSA ya tiene compromisos con Reino Unido y Alemania, pero no con España a la que no ha prometido nada
Carlos Schwartz
Peugeot SA (PSA) anunció la adquisición a General Motors (GM) de Opel su filial europea con sede en Alemania. Esta operación cuantificada en 2.200 millones de euros supone el abandono por parte de GM del mercado europeo al que entró con la adquisición del fabricante alemán en 1929. GM recibirá 650 millones de euros en dinero y 670 en acciones de PSA en forma de opciones. La estadounidense se ha comprometido a vender en el plazo de 35 días las acciones de PSA que carecen de derechos de voto. Los warrants se pueden ejercer hasta cinco años después de su fecha de emisión. El resto del precio se completa con los 900 millones por la financiera de GM que adquieren a partes iguales PSA y Paribas. De la documentación que formó parte de la presentación hecha a los analistas se desprende que el lanzamiento del nuevo modelo del Opel Corsa se demorará hasta 2020, lo cual supone un año de retraso sobre los planes previstos pero dos años para los trabajos en la factoría de Figueruelas, Zaragoza, donde estaba previsto que se iniciaría la actividad productiva en el 2018. Este era un compromiso firme de GM con la plantilla de la empresa.
Por añadidura, en diciembre de este año termina el convenio de la empresa con el personal y toca negociar las nuevas condiciones laborales. En este contexto la propuesta a los trabajadores de Opel hecha por el ministro de Fomento, Íñigo de La Serna, el pasado fin de semana para que no se preocupen parece una broma de mal gusto. Pese a que los gobiernos de Reino Unido y de Alemania pidieron aclaraciones a las empresas, el de España, donde se produce el 40% de los automóviles de Opel, no ha abierto la boca salvo para decir que no hay de qué preocuparse... También lo ha dicho el ministro de Economía e Industria, Luis de Guindos para mayor inquietud de los trabajadores.

La operación se completará antes de finales de este año y llevará la participación de PSA en el mercado europeo al 16% colocándola por delante de su competidor Renault como segundo fabricante detrás de Volkswagen. La decisión de la empresa francesa es un movimiento audaz por parte de su consejero delegado Carlos Tavares que se abrió camino cuando la empresa estaba al borde de una suspensión de pagos y logró equilibrar sus cuentas con una fuerte reducción de costes laborales. El proyecto salió adelante gracias a una inyección de capital del estado francés y de la empresa china Dongfeng en 2014 a resultas de lo cual el estado tiene ahora una participación del 14% en el grupo PSA.

Tavares negoció con los trabajadores un plan de reducción voluntaria de empleo que quitó de las lineas de montaje a 3.000 trabajadores por año en dos años reduciendo la carga salarial a 11% de los ingresos de la empresa comparado con el 16% anterior . De acuerdo con los analistas del sector la carga salarial en las cuentas de Opel ronda ese 15% que Tavares heredó en 2014 en PSA, de allí que los técnicos del sector consideren que el punto de partida para un ahorro de costes que genere más disponibilidad de caja pasará por una reducción de empleo en Opel.

Los medios financieros señalan que “Tavares deberá hacer buenas sus promesas a los gobiernos de Reino Unido y Alemania”, pero no desde luego al de España al que no ha prometido nada... Sorprende no sólo en este sentido, sino en el de la protección del propio tejido industrial español, la ausencia absoluta del ministerio de Industria. Quizá el ministro no sepa que existe en España una importante infraestructura industrial dedicada a la fabricación de componentes y equipos para la industria del automóvil que está insertada en varios niveles de la producción local e internacional con plantillas como la de Gestamp de más de 30.000 trabajadores.

Tavares ha insistido hasta la saciedad en que su plan de reducción de costes no va a pasar por reducciones en las plantillas y que honrará los compromisos existentes. De acuerdo con fuentes del sector esos compromisos en el mejor de los casos son a cinco años. El caso de Figueruelas es especialmente complejo porque la finalización del convenio en diciembre de este año hace que los compromisos estén sujetos a una novación imposible de pronosticar. Sobre todo en cuanto a que la plantilla de la empresa basaba su estabilidad en el compromiso de desarrollar el nuevo modelo de Corsa a partir del próximo año.

Ahora, el modelo será devuelto al departamento de diseño para su modificación con el consiguiente retraso hasta 2020. De acuerdo con fuentes del sector que dicen estar al tanto de la estrategia de PSA para Opel, esta consiste en desatar una “competencia sana” entre las plantas de producción de su propio grupo para determinar la asignación de carga de trabajo. Esto supone que los propios trabajadores planifiquen el sacrificio que están dispuestos a hacer para obtener una mayor asignación de carga de trabajo.

Los técnicos y analistas del sector estiman que el mercado europeo está tocando cifras de venta máximas y puede haber un retroceso en la venta de automóviles. Esas mismas fuentes señalan que PSA podría cerrar en el plazo de cinco años hasta tres plantas. En España, la planta de Villaverde en Madrid del grupo PSA trabaja a un 40% de su capacidad lo que la hace candidata a una reestructuración. Otro eslabón débil de la cadena es la producción de Vauxhall en Reino Unido, cuyo futuro en parte dependerá de la naturaleza que adquiera la ruptura con la Unión Europea y las ayudas que el Gobierno decida dar a la industria del automóvil para superar el bache.

El equipo de dirección de PSA ha insistido en la expansión internacional de la marca, lo que hace suponer que esté en los planes de la empresa un desembarco en el mercado estadounidense. Mientras tanto, lo que domina la escena es la incertidumbre agudizada en España por la ausencia política absoluta del Gobierno en este proceso ya que ni siquiera pretendió interesarse por el destino de la producción local de Opel.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...