Puñetera ortodoxia
edición: 2537 , Miércoles, 22 agosto 2018
22/07/2018

Puñetera ortodoxia

La pareja de damas de moda, la formada por Calviño y Montero, al frente de las cuentas domésticas del Reino, se revela como un emparejamiento dispuesto a todo lo que haga falta, a todo cuanto ordene Sánchez, claro. Ambas han dinamitado la austeridad, o al menos eso pretenden, para el próximo año. Se deja a un lado esa severidad en el gasto para con los ciudadanos que hicieron grandes y serios a nuestros gobernantes en Europa. Rigidez y sobriedad en los gastos fundamentales, en las necesidades básicas que sin piedad dominaron la vida política y social española en los últimos años.

Pero ahora ha cambiado todo, otras son también las formas y los modales. Incluso nueva es la forma de dar y obsequiar, de donar y agasajar a la población zaherida por recortes y víctima de constricciones presupuestarias varias. Ahora ya no se busca el agasajo alemán ni el aplauso unionista europeo. Ahora impera la relajación del déficit, se suelta el cinturón, un agujero menos, para tomar oxígeno, 6.000 millones más a repartir por el Estado madre entre sus criaturas. Se rompe así la ortodoxia del gastar menos, ahorrar más y deber menos (menos déficit) y se cambia por una heterodoxia más compasiva, solidaria y fraternal.

Parecerían muchos los 6.000 millones si estos fueran para uno mismo, pero no, son para muchos, luego habrá que repartir bien y con criterio. Se asignan los mayores gastos en forma de décimas para aquellos asuntos que más lo reclamen. Lo reclaman las pensiones y las Autonomías; las primeras a modo de parche y las segundas para que se distribuyan (ya veremos) entre colegios, institutos y hospitales. Se dice que habrá milagro, pues habrá más gasto y menos déficit, lo que no deja lugar a la duda ya que las cuentas saldrán a golpe de más impuestos.

Es probable que estemos ante un nuevo milagro, similar al de la multiplicación de los panes y los peces pero en versión moderna, a modo de revisión de la teoría económica, de manera que en esta ocasión a mayor gasto, como el que se pretende, se obtendrá menor déficit, menor en el entendido de que serán los mayores impuestos los causantes de esta involución económica. Extraña sensación la que invita a sospechar que en el fondo el Gobierno de ahora pretende pasarle la pelota al próximo para que restituya la ortodoxia económica. Seguiremos igual, pagando más y recibiendo menos. Esta es la ortodoxia.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...