edición: 2806 , Miércoles, 18 septiembre 2019
05/03/2009

Putin le toca la ‘corona nuclear’ a Sarkozy

Javier Aldecoa

Salio de su seno, dejará atrás su 34% en la paraestatal gala y le da la espalda al eje energético franco-alemán para engendrar otro con epicentro moscovita. Ahora que Siemens anuncia la génesis de un nuevo gigante nuclear a medias con Rosatom -la agencia atómica rusa- la pareja saborea un tercio de las nuevas centrales que necesitará el planeta y le pelean el cetro nuclear y el 25% de los reactores mundiales a Areva. El coloso francés respira despecho en cada denuncia que emprenderá contra Siemens por su infidelidad. Entretanto, recibe las compensaciones del Elíseo con los contratos a cuatro manos con EDF y acelera su propio baile de pretendientes con la música de Nicolas Sarkozy. En un mar nuclear en el que cada vez hay más puertos activos y más buques aliados -GE e Hitachi, Toshiba y Westinghouse- la ‘soltería’ se lo pone difícil a la francesa. Finmeccanica la deja pasar de largo. Las aspiraciones de GDF-Suez y los intentos de Total por deslizarse en el terreno de las ambiciones atómicas tendrán que esperar. El Elíseo ya hace mucho que tiene su candidato, Alstom, bajo la batuta del amigo de Sarkozy, Patrick Kron, aunque los reactores de Areva, las turbinas de Alstom y la ingeniería civil de Bouygues han tenido hasta ahora tanto de rivales que de aliados. Una puerta abierta para que E.ON, RWE e Iberdrola hagan cuña en sus desencuentros en la arena nuclear británica.

Peter Löscher lo advierte: dejan el baile atómico con Areva, pero no se salen de la arena nuclear. Y Siemens lo demuestra mirando a Moscú. Hasta mayo, la alemana y Rosatom se conforman con formalizar su nueva criatura energética, pero una vez se consume la salida del accionariado de Siemens, les espera –con los reactores VVER por ariete- toda la cadena de valor, desde el combustible hasta el desmantelamiento, justo la fortaleza integradora en la que Areva se había hecho fuerte. El ‘matrimonio’ recién anunciado repudia a la gala por partida triple: Rosátom, que tendrá en la futura empresa con Siemens una participación del 50% más una acción, es la única compañía del mundo que abarca todo el ciclo nuclear, incluida la explotación de los reactores, un activo que sumar a la experiencia de Siemens en la gestión de proyectos y de construcción de equipamiento tradicional para centrales.

La alemana teje con Moscú los pasos que la moratoria germana le niega en su territorio y los lazos que deshizo con París y amenaza su hegemonía europea: la estatal moscovita acude al altar de Löscher con la ‘dote’, a la vista, de 52  reactores WER en actividad en tierras de Putin, otros 20 ya encargados y 12 en construcción allende sus fronteras. Poco para saciar las expectativas de Rosátom, que promete extender las redes del nuevo matrimonio nuclear en otras regiones del Este de Europa y Asia, hasta digerir un mercado mundial de 1 billón de euros y 400 nuevos reactores hasta  2030. Sólo el antecedente de Toshiba, que hace un año dejó su alianza con Rosatom en punto muerto, consuela a los de Anne Lauvergeon.

SACUDIDA AL MAPA NUCLEAR FRANCÉS

A Sarkozy se le alborota la 'cuadra' nuclear. EDF se ahoga en sus digestiones y costes. A Areva no le salen las cuentas, ni las sociedades. Su horizonte financiero no le permitirá recomprar el 34% que abandona Siemens antes de 2012. El mercado se encarga de disuadir a los posibles socios de un grupo a la sombra del Estado. Lejos queda septiembre, cuando Philippe Carli se las prometía felices y esperaba varios millones de euros de Siemens para subir en su capital. La salida de la alemana no sólo fin a una aventura iniciada a finales de los años ochenta cuando se asoció con el grupo francés Framatome para desarrollar el reactor EPR. Su tocata y fuga deja a la gala compuesta y sin novio, sin socio; con 2.000 millones, pero a cobrar no antes de tres años, cuando la separación se formalice en divorcio. Sola, al fin, con el rompecabezas de sus propias cuentas. Con su EPR, el primer reactor de tercera generación, ha logrado varias cabezas de ventaja sobre Westinghouse ou General Electric, pero nada que la falta de inversión, las demoras y la competencia de Siemens no pueda erosionar. 

Areva y EDF estaban llamadas a ser los dos tentáculos de la sarkodiplomacia nuclear, pero al Elíseo se le enreda su coreografía. Areva le dobló las ansias a Gadonneix en EE UU y consumó su ‘infidelidad’ con Warren Buffet. Ahora le pelea las centrales ERP y le amarga el calendario a EDF en casa: el reactor en Normandía no entrará en servicio hasta 2013, un año más tarde de lo previsto. Su venganza la enfría ya Gadonneix en platos británicos, donde los planes de Areva pasan por British Energy. Ni la hermandad estatal ni la presencia del 2,4% de EDF en Areva impiden el desencuentro. EDF le da cuerda a golpe de euros: abordará otro procedimiento para el Reactor de Flamanville. GDF-Suez promete aprovechar las grietas y demostrar que las empresas públicas no son las únicas llamadas a la apuesta nuclear europea. Le sacan brillo a su reactor nuclear de tercera generación, un EPR (Reactor Europeo Presurizado) más caro pero de más larga vida. Areva está construyendo en Sudáfrica dos reactores de segunda generación en Koeberg, cerca de la Ciudad del Cabo.

Tras el viaje con Sarkozy al Magreb, el líder mundial en el sector, que quiere producir 12.000 toneladas de uranio en los próximos cinco años, se beneficiará, además, de concesiones para buscar uranio en Libia y en el Sáhara y de contratos en materia de electricidad en Argelia, en el marco de la red de interconexión eléctrica entre el Magreb y Europa. Pero a los de Anne Lauvergeon les atrasa el reloj. Ya lo hizo en Finlandia, acumulan un retraso de entre dos años y dos años y medio en su central EPR. El consorcio franco-alemán Framatome ANP (Areva)-Siemens halló problemas de control de calidad del hormigón y de algunas tuberías. También debió plegarse a un proceso de verificación extremadamente minucioso de la Autoridad de Seguridad Nuclear Finlandesa (STUK). Ahora, en Francia, le servirá un año tarde el reactor a Pierre Gadonneix. EDF le da cuerda a sus EPR, pero a golpe de euros: abordará otro procedimiento para el Reactor de Flamanville. GDF-Suez promete aprovechar las grietas y demostrar que las empresas públicas no son las únicas llamadas a la apuesta nuclear europea. Justo el escenario que Electricité de France no quiere reproducir al otro lado del Canal de la Mancha.

Sarkozy aprovecha para nadar en las olas, no ha tenido reparo en decírselo a Angela Merkel. Le gustaría hacerle sitio en Areva a Alstom y su accionista de referencia, Bouygues. Y celebra la futura soltería de Areva con contratos de conversión de uranio a cuatro manos con EDF. El Elíseo dorna su divorcio acercando a sus dos campeones estatales. Pero a Sarkozy  EDF y su corona eléctrica le saben a poco, quiere otro campeón nacional sólo nuclear y Areva se lo ha puesto a tiro. La marcha de su rival germano vuelve a poner en carrera al grupo presidido por Patrick Kron, con las bendiciones de Sarkozy, pero los recelos de Anne Lauvergeon a flor de piel y el deseo confeso de cobrarse cara -en independencia- la amistad con el Elíseo. Sólo Total está dispuesta a estropearle la foto de Alstom, con el 1% de Areva en ristre. Le pelean el cuasi monopolio civil nuclear a EDF. GDF Suez quiere hacer valer los galones nucleares de su filial Electrabel, responsable del 90% de la energía nuclear belga. Total busca compensar su falta de rodaje atómico con su fortaleza financiera e industrial

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...