edición: 2284 , Viernes, 18 agosto 2017
28/11/2008

Qué hacer con el IVA centra la batalla por la revitalización económica en la UE

Xavier Gil Pecharromán

Continúa en el seno de la Unión Europea el debate sobre como actuar sobre el Impuesto sobre el Valor Añadido. Alemania, Francia y España se han vuelto a pronunciar en contra de proceder como los británicos y recortar este impuesto para lograr un mayor nivel de dinero en manos de los consumidores para reactivar la economía. En el caso de Londres se estima que esta rebaja supondrá una inyección de liquidez de 14.700 millones.

Alemania y Francia consideran que no es una solución viable. En el caso de los germanos por una visión práctica de impedir el fraccionamiento normativo de los países, tal y como comentábamos al inicio de esta semana en Capital News.

En España, tanto el secretario de Estado de Economía, David Vegara, como el portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro han salido con la misma cantinela a criticar las medidas del Reino Unido: ésta no es la respuesta más adecuada para afrontar la crisis en España.

Sin embargo, tanto Alemania como Francia sí que apoyan una medida transitoria, aspecto fundamental para que cuente con su apoyo, que permita una rebaja temporal en el sector de la fabricación de automóviles. Se trata de uno de los sectores considerados locomotoras de la economía europea.

Francia, además, es partidaria de que se rebaje también temporalmente el IVA en la hostelería. Por eso no ha sorprendido que uno de los ejemplos propuestos por la Comisión Europea este pasado miércoles sobre la posibilidad de rebajar el impuesto sobre el consumo en los sectores con mayor implementación de mano de obra haya sido, justamente, el de la restauración.

A este respecto, Polonia e Italia han sido denunciadas a los tribunales comunitarios por haber practicado por su cuenta y riesgo  reducciones del IVA en algunos artículos y servicios.

Sin embargo, este plan, presentado por Durao Barroso, presidente de la Comisión Europea, apoya que las rebajas parciales del IVA en sectores con mucha mano de obra sean permanente, sino que aleccionan a la rebaja en las cotizaciones sociales pagadas por las empresas, así como las medidas de  simplificación administrativa y de rebaja de costes para las pymes.

El plan, en definitiva, se centra en impulsos fiscales, que fundamentalmente se deberán adoptar de forma temporal y reversible, como es el caso de los déficits públicos, que los Veintisiete podrán superar, en los próximos dos años, por encima del 3% previsto en el Pacto de Estabilidad en función de sus necesidades. La Comisión Europea no abrirá expediente a quien supere este nivel, siempre y cuando se sitúe cerca de esta cifra y no sea durante más de un año. Portugal, Hungría, Grecia o Italia rozan o superan ya, en estos momentos ese 3%.

En España, mientras tanto, Zapatero ha evitado en sus medidas, aprobadas a la sombra de las directrices de Bruselas, aprobar novedades impositivas, que según ha explicado en el Parlamento, ya se han adoptado en los últimos años y que han supuesto rebajas en IRPF, Sociedades y la desaparición del Impuesto sobre el Patrimonio. Según ha anunciado Zapatero, estas rebajas suman 14.500 millones, casi la cifra obtenida por los británicos con la caída de los tipos del IVA. Sin embargo, estas medidas españolas apenas han contenido la caída de la actividad.

Sin embargo, sobre el IVA en los sectores con mayores niveles de mano de obra no ha dicho nada, ni a favor ni en contra. Las cifras oficiales explican a las claras el por qué: hasta octubre, y por quinto mes consecutivo, el Estado acumuló un déficit de 8.585 millones de euros, un 0,78% del PIB, dato que contrasta con el superávit del 2,64% contabilizado en el mismo mes de 2007, según Hacienda. La caída de la recaudación fiscal, sobre todo del Impuesto de Sociedades (34,6%) y del IVA (14%), explica en primer término el déficit.

El parón del sector inmobiliario es el principal causante de los graves descensos en la recaudación del impuesto de sociedades y del IVA. Además, existe una seria preocupación en la Agencia Tributaria de que esté subiendo el nivel de la economía sumergida en este sector, puesto que la escasa demanda se registra es respondida por un gran número de empresas pequeñas y medianas que trabajan sin registrar el IVA en sus facturas, con la intención de rebajar los presupuestos todo lo posible y hacerse con los encargos.

De ahí, la importancia que llegará a tener la medida anunciada hace unas semanas por la propia Agencia Tributaria, de que a partir de 2010 piensa controlar los movimientos de dinero en efectivo en cualquier tipo de billete o de moneda que supere los 10.000 euros.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...