edición: 2494 , Viernes, 22 junio 2018
10/08/2009
Claves de la semana bursátil

¡Que siga el rally!

Inflación de julio (jueves) y PIB del 2º trimestre (viernes) referencias de esta semana
Sin trascendencia bursátil, el jueves se celebrará Consejo de Ministros Extraordinario
Juan José González

Todo indica que la presente semana tendrá gran parecido con la pasada. Algunos datos macroeconómicos y las últimas grandes empresas que faltan por comunicar sus resultados, serán las informaciones responsables de la alta volatilidad que se espera en estas sesiones. En las de la semana pasada, un tercio de las compañías del S&P 500 batieron expectativas con sus resultados, y los tres más grandes grupos bancarios europeos, mejoraron. Finalmente, la aseguradora AIG entró en beneficios. A todo ello en ambientes marineros se le suele denominar viento en popa, lo que hizo posible que, junto al buen dato de desempleo en EE UU el pasado viernes, el principal selectivo español se plantara a las mismísimas puertas de los 11.000 puntos.

Teniendo en cuenta que los flujos informativos que se analizan en los mercados, tienden a descender en estos días y más en los próximos, se da por hecho que la corrección, si es que llega a producirse, no haga acto de presencia hasta las jornadas de septiembre, luego, los intentos por recortar el precio de las acciones tienen asegurado el fracaso. La altura de las cotizaciones alcanzadas tras el cierre del viernes, invitan a la reflexión a más de un inversor: si un buen dato como el de desempleo en EE UU es capaz de aportar 170 puntos al selectivo en tan sólo 52 minutos, significa que la percepción al riesgo de los inversores finales es muy alta. Lo cual no quiere decir que se haya agotado el margen de subida: todo lo contrario.

Hay dinero, liquidez, en cantidades industriales que espera su minuto de oro, una rebaja de cien o doscientos puntos del selectivo, para entrar a saco en la renta variable, aunque no es fácil esperar a que se produzca una leve tregua en el corto plazo. Esos inversores finales, o particulares, tienen en cuenta que desde mínimos del año, la bolsa española viene firmando uno de los ‘rallys’ más espectaculares de la historia con un 61% de ganancia, o que desde el 10 de julio ha subido poco más de un 17%. Cifras que invitan a pensarse las cosas dos veces.

La semana pasada, EE UU fue el epicentro de la información que, como siempre, movió los mercados europeos, donde se pudo comprobar un comportamiento más benigno que el producido en el español, con subidas superiores en el caso del Footsie británico (4,02%) y en el CAC francés (2,77%).

Otra de las notas características de la semana fue el bajo volumen de negocio, habitual descenso que se produce todos los años en el mes de agosto, hecho especialmente visible en la primera semana. En la pasada, el volumen medio diario de negocio se situó en los 3.682 millones de euros: el viernes se negociaron 3.442 millones de euros, lo que explica, en parte, la brusquedad de los movimientos en esa sesión.

Sin duda que la escalada de las últimas cuatro semanas ha sido vertiginosa, como tampoco hay dudas sobre el trasfondo de los datos económicos, de los que se perciben luces y sombras; entre las primeras, que el paro desciende en EE UU, pero entre las segundas, la destrucción de empleo sigue siendo alta, muy alta, y  puede llegar al 10%, de los cuales más de millón y medio se quedarán sin prestación el próximo enero, algo que hace dudar, también, sobre las palabras de Barack Obama respecto a que “lo peor puede estar ya superado”.

El optimismo que movió los mercados en la primera semana de agosto, tras conocer la cifra del paro, puede prolongarse en estas sesiones y en las próximas semanas si los múltiples indicadores económicos de la presente, así como los resultados de la reunión de política monetaria que celebrará la Reserva Federal, se resuelven con mensajes positivos.

Hay que prestar especial atención a la evolución del precio del petróleo (récord el jueves pasado en 76$ el barril de Brent). Algo parecido deberá hacerse con el euro, cuando tras tocar los máximos anuales con un cambio de 1,445$, regresó a la senda de la normalidad al finalizar la semana, donde se cambió por 1,418$. Por su parte, del euríbor se espera que continúe repuntando unas milésimas.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...