edición: 2861 , Jueves, 5 diciembre 2019
02/12/2019

¡Quiero un banco!

Los bancos se ponen de moda. Hasta hace bien poco eran un foco de problemas con sus adjudicados (pisos y más pisos y muchos solares) activos tóxicos que se dice en el argot que molestaban y contaminaban balances, exigían medidas de corrección y cirugía específica en forma de provisiones, mayores claro. En algunos casos más que en otros. Incluso unos tuvieron que cerrar porque el ladrillo terminó enladrillando el banco. Y a sus banqueros.

Pero la política parece haber llegado para rescatar, esta vez de verdad, a la banca. No a toda, sino a unos pocos representantes, uno o dos, no más. Así son hoy y ahora objeto de deseo BBVA, quién lo diría, con sus jaleos, ruina y hasta un poco de basura corporativa. Son pretendidos por los gobernantes vascos, que no se creen que la entidad haya echado raíces lejos de Euskadi y que ahora los dineros, como los escándalos y demás ya no son, están y pertenecen a los vascos de Vasconia.

Ni que decir tiene que los nuevos políticos, los muy morados y menos morados, también quieren un banco. Les gusta lo que hay en casa, Bankia para más señas. No se la quieren repartir porque dicen que ya es suya. Sólo la quieren para hacer, deshacer, proponer, financiar y lo que sea, para todo menos para hacer banca. Porque la pública no es banca, es subvención, socorro, auxilio, arrimo a fondo perdido en razón de causas seguramente justas. Y también perdidas.

Las connotaciones de tanta iniciativa política en pro de la banca, pero para uno, para sus deseos, planes y objetivos, tienen sin embargo un camino difícil para llegar a término, puesto que requieren numerosas reformas legislativas que se antojan complejas e incluso hasta imposibles: lo saben los interesados. Lástima que la batalla por conseguir un banco -caso de los vascos- como transformar otro -suma de Bankia e ICO que proponen los morados- se vaya a quedar en nada. Lástima porque entre otros, terminaría con la financiación política de las campañas electorales -préstamos que no siempre se reintegran- vestigio de una mala práctica democrática, una rancia costumbre en un sistema político moderno.

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...