Rajoy urge un nuevo escenario económico postcrisis tras
edición: 2532 , Miércoles, 15 agosto 2018
02/04/2013
El Gobierno declara la primavera
Mariano Rajoy, presidente del Gobierno

Rajoy urge un nuevo escenario económico postcrisis tras el incidente chipriota

La problemática órbita de la `tercera división´ europea –Grecia, Portugal, Chipre…- es un lastre político
Juan José González

El Gobierno hace una discreta reentrada tras la Semana Santa con el objetivo fijado en el medio plazo, en el final del año. Y lo hace con la `venta´ de un nuevo mensaje: el rescate ya no es necesario: lo dicen expertos, lo avala el sector conservador de la política europea, e incluso el BCE y el FMI llegan a coincidir en que el “nuevo” sistema financiero es ahora solvente. La luz sobre el idílico escenario que quiere transmitir el Ejecutivo en su nuevo dibujo, incluso da por hecho que el sector bancario no necesitará realizar nuevas provisiones, y los pequeños inversores de la banca intervenida parecen haber dejado de ser un problema, a pesar de dejarse la mitad del ahorro en el lance de preferentes. Mensajes de preludio final de la crisis, exportaciones viento en popa y calificadoras de riesgo que asienten. Pasa al olvido el desempleo, que amenaza con superar el 27% al final del año, lo que no evita que el Gobierno anuncie la llegada de la primavera a la economía.

Aunque sea demasiado pronto para comenzar a hacer un balance, el Gobierno muestra en el inicio de abril inusitadas prisas por finiquitar la etapa más dura de la crisis financiera. Se atreve, incluso, a despachar con una primera liquidación de la espada que más le ha pesado sobre su cabeza en los últimos meses -y que no es el desempleo-: eliminar del vocabulario diario el término `rescate´. La intelectualidad de Moncloa –la `intelligentsia´ del presidente del Gobierno- acelera el plan de comunicación institucional para desmarcarse con urgencia del grupo al que ellos consideran la “tercera división” de Europa, esto es, Grecia, Portugal, Irlanda y Chipre, países intervenidos, `apestados´ políticos o socios europeos considerados como un lastre por el Gobierno Rajoy debido a sus perversos efectos comparativos de la opinión pública con los problemas financieros de España.

Desde el ministerio de Economía se `vende´ optimismo: los problemas cuentan con soluciones y estas ya están en marcha. Al área económica se suma Fomento y Hacienda. En el primero funcionan los recortes de la obra pública mientras se rematan obras iniciadas en la anterior legislatura. Montoro sobrevive a duras penas y concede alas a Beteta, quien trabaja por sucederle y para lo que está echando el resto en los `arreglos´ financieros –palo y zanahoria- con las Autonomías. En este apartado, tan sólo restaría un acuerdo con Cataluña y su déficit para lograr un aprobado en gestión autonómica.

Así que todo se prepara para la gestión de Gobierno en el cuarto trimestre, asunto que sobre el terreno debería ser responsabilidad de un nuevo equipo de Gobierno, y para lo que el presidente aprovecharía el tiempo político `muerto´ del verano. Sin embargo, y dejando a un lado los problemas pendientes con la Justicia –Bárcenas, Gürtel…- antes del cuarto trimestre quedarán también pendientes de resolución (entre otros) el destino de Catalunyacaixa, Novagalicia y Banco de Valencia que, a raíz de la crisis chipriota puede sufrir alguna variación inesperada.

También pendiente figura la solución a los cerca de medio millón de pequeños accionistas perdedores de más de la mitad de sus ahorros –cuando no del total- como titulares de preferentes y deuda subordinada, a los que una nueva ley acaba de asegurarles la liquidez de esos instrumentos. Asunto este que sí puede llegar a convertirse en un pesado lastre en el caso de Bankia, principal destinatario de las ayudas de Bruselas –rescate financiero- y donde el coste para el Estado puede llegar a alcanzar los 12.000 millones de euros, y unos 15.000 millones para los inversores, una vez que la entidad haya dado por concluida su aventura bursátil, algo que, por otra parte, ya se encuentra en marcha.

Y así, con un escenario postcrisis creado con urgencia en Moncloa, la persistencia de los problemas financieros (a pesar de los avances en capitalización) no juegan a favor de los planes del Gobierno en el corto y medio plazo, pues que se mantengan los problemas lleva aparejada la existencia de riesgos. En la práctica, es posible que el Ejecutivo logre `enfriar´ la intensidad de una posible intervención de Bruselas, incluso `vendiendo´ la idea de que ese rescate, a tenor de algunos indicadores de comercio exterior es ya agua pasada. Lo cual no hace a aquel más descartable puesto que los desequilibrios se mantienen en términos de déficit público. Y todo sin reparar en que el desempleo puede superar el 27% a finales de año.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...