edición: 2350 , Jueves, 23 noviembre 2017
22/12/2010
Caja Madrid, sin vocales independientes en el consejo

Rato desatasca la fusión pero es criticado por ‘descompensación’ política

La ‘despolitización’ de la nueva entidad deberá esperar, al menos, hasta 2012
El SIP de las siete cajas nombra vocales de las comisiones sin censura del supervisor
Juan José González

Caja Madrid ha comunicado esta semana al Banco de España que se muestra segura de poder cumplir con todos los plazos de tiempo en el proceso de fusión con las seis cajas con las que integra el Sistema Institucional de Protección (SIP). El supervisor, especialmente atento a este proceso, se siente satisfecho por el desarrollo de una de las fusiones en marcha más complicadas, razón por la que no cuestiona el retraso en la formación de la comisión ejecutiva, en teoría previsto para la primera semana de diciembre. Todo indica, que el Banco de España aprueba el ritmo de la operación, y que, incluso, el asunto que podría ser más polémico, el perfil de los nuevos miembros, tanto del consejo de administración de la sociedad central del SIP -denominada Banco Financiero y de Ahorros- como de las comisiones dependientes del mismo, parece recibir el beneplácito del supervisor. Sin embargo, Rodrigo Rato, presidente y principal artífice de la fusión, es criticado por la ‘descompensación’ en el nombramiento de vocales, puesto que la mayoría tienen alguna vinculación con el Partido Popular.

Para Fernández Ordóñez, no era este el modelo de fusión elegido para señalar como ejemplarizante, si bien el cumplimiento del calendario previsto para la integración de las siete cajas -Madrid, Bancaja, Insular de Canarias, Avila, Laietana, Segovia y La Rioja- ha convencido en Cibeles, y no sólo por el 'timing' sino también por el fondo y la forma, así como la discreción de varios roces, desencuentros y desacuerdos puntuales que no llegaron a trascender a los medios. Señalaba un observador inmerso en este SIP que “no hay nada como prescindir del jefe de prensa para que todo funcione mejor”. Maldad al margen, “si la fusión sale en tiempo es por el empeño personal y las mil horas dedicadas por Rato y Olivas a tender puentes”, añade el observador.

Tan sólo parece existir un pequeño borrón, eso sí “muy pequeño”, apuntan desde una de las fusionadas. Y es que los nombramientos en las cinco comisiones dependientes del consejo (la comisión ejecutiva, la de nombramientos y retribuciones, la de auditoría y cumplimiento, la delegada de riesgos y la comisión delegada para empresas participadas) en particular la comisión ejecutiva, la encargada de materializar las decisiones del consejo de administración en gestiones directas en la entidad financiera, “están descompensados” si se atiende al origen y perfil de sus miembros. Borrón que ve en que nueve de los doce miembros de la comisión ejecutiva tengan vinculaciones políticas con el Partido Popular, Partido Socialista e Izquierda Unida, aunque el predominio corresponda a los pertenecientes al grupo Popular.

Precisamente, uno de los aspectos que se intentaba cambiar en la nueva etapa de las reestructuraciones de las cajas, era el relativo a la despolitización de sus consejos así como en las comisiones que dependen del mismo. Si el criterio del cambio en la gestión de las cajas de ahorros era salvaguardar a estas de la influencia política, al margen de los intereses directos de las CC AA y Ayuntamientos, no parece que la elección del número de vocales ligados de una u otra forma al principal partido de la oposición camine en la misma dirección.

Es por ello que el Banco de España, trata de ver con buenos ojos los nuevos nombramientos de las comisiones que deberán sacar el trabajo diario en la nueva entidad. Otro asunto es que el supervisor hubiera preferido que los órganos de gestión ejecutiva del Banco Financiero y de Ahorros se significaran antes por su carácter técnico, experiencia profesional e independencia política que por la pertenencia o vinculación política.

Desde otro ángulo, distinto al político, se interpreta que los nombramientos para formar las cinco comisiones, responden a la complejidad propia de una operación en la que siete cajas de ahorros, siete identidades e intereses diferentes en origen, reivindican su espacio. Otras opiniones señalan que, “el proceso estaba atascado por la falta de acuerdo sobre puestos de dirección en áreas donde la madrileña ya contaba con miembros confirmados desde hace varios meses”, dando a entender que la única opción para que la nueva entidad cerrase de una vez por todas esta fase, era cerrar los nombramientos, por mucho que los cuatro de Bancaja y dos de los seis de Caja Madrid –Rato y Fernández Norniella- sean cercanos o estén ligados al partido de la oposición.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...