edición: 2977 , Viernes, 29 mayo 2020
24/01/2012
OBSERVATORIO INMOBILIARIO

Realia demora la refinanciación de 780 millones de deuda que vencen este año

Representa el 35% del total del endeudamiento bruto y el 78% del sindicado firmado con nueve entidades en septiembre de 2009
Hasta septiembre de 2011 se habían amortizado anticipadamente 102 millones de esta línea de crédito para promoción y suelo
Juan Carlos Martínez

Quabit acaba de cerrar un nuevo proceso de refinanciación de su deuda, Reyal Urbis lleva ya ocho meses negociando uno nuevo sin avances reseñables, y los bancos acreedores están a la espera de que Realia llame a sus puertas para prorrogar el pago de los actuales 780 millones del endeudamiento de su actividad promotora que vencen el 31 de diciembre de 2012 y a los que no podrá hacer frente. “Todavía no hemos iniciado conversación alguna, pero se hará a lo largo del año”, comentaba un portavoz de la inmobiliaria controlada por FCC y Bankia y presidida por Ignacio Bayón.

En septiembre de 2009, cuando se firmó este sindicado, se preveía que tres años después los 1.000 millones de deuda financiera en los que quedó fijada la actividad promotora de Realia se amortizarían sin problema, porque, según recogía el experto independiente del Registro Mercantil que elaboró el informe que sirvió para sellar la operación, el plan de negocio tenía un “carácter razonable y realizable” y, además, resultaban proporcionales las garantías otorgadas por la inmobiliaria en relación a la deuda refinanciada.

Pues bien, a once meses vista para que venza el plazo para devolver este crédito sindicado, no parece que el porcentaje de los pagos amortizados vaya a cubrir, a finales de 2012, más del 30% del crédito, con lo que será en base a los 700 millones de euros la cantidad sobre la que se tendrá que negociar el nuevo acuerdo de refinanciación.

El crédito de la operación quedó entonces instrumentado en tres tramos. Los dos primeros con un Euribor a seis meses más 200 puntos básicos y un tercero, a disponer del mismo solo en caso de necesidades adicionales. Como garantía, Realia aportaba un porcentaje variable de pignoración de acciones de Realia Patrimonio e hipoteca sobre suelos, y, como parte de los ‘covenants’ exigidos por los bancos, el ratio VTL (valor sobre deuda) no podía bajar del 125%. Caso de que lo hiciera se deberán constituir nuevas garantías para reestablecer dicho ratio.

Si en 2010 esta deuda financiera neta del sindicado de promoción se logró reducir respecto al año anterior gracias a la mejora de los ingresos por ventas y a una reducción de los gastos y pagos de la compañía, en 2011 no se ha logrado mantener esa tendencia. Cuando dentro de tres semanas Realia presente los resultados al cierre del pasado ejercicio se certificará una caída del negocio promotor de aproximadamente el 40% respecto a 2010, con una facturación por entrega de viviendas y venta de suelo de apenas 70 millones, cuando un año antes se habían superado los 112 millones.

Aparte de esta deuda sobre la actividad promotora y de suelo, Realia soporta otro crédito sindicado de 1.340 millones, que vence en 2017 y que financia el negocio patrimonial tanto en España como en Francia, en este caso a través de su filial SIIC de París. Además de los dos sindicados, otros créditos y préstamos elevaban la deuda bruta, a 30 de septiembre, a 2.255 millones de euros, reducidos a un neto de 2.153 millones por los tan solo 102 millones a los que quedó reducida la tesorería y los instrumentos equivalentes, tras destinar parte de los ingresos procedentes de las últimas desinversiones por rotación de activos a amortizar anticipadamente 92,6 millones del préstamo sindicado de Realia Patrimonio.

De cara a un futuro cambio de ciclo más o menos inmediato y con la idea de generar liquidez y poner en valor su cartera de suelo, Realia acaba de finalizar la construcción de dos de las seis promociones que puso en marcha hace dos años, con un total de 259 viviendas en Valladolid y Sevilla, a las que se sumarán 90 que se ejecutan Fuenlabrada (Madrid) y 104 en Valencia, y otras 83 más que están a punto de iniciarse en el nuevo barrio madrileño de Valdebebas, junto al aeropuerto de Barajas. Medio millar de viviendas que se sumarían a las algo más de 900 unidades que forman el excedente sin vender, cuyas ventas supondrían ingresos brutos de unos 300 millones de euros hasta 2015.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...