edición: 2576 , Miércoles, 17 octubre 2018
19/04/2010
OBSERVATORIO DE MERCADOS EXTERIORES

Recuperación del crecimiento en Australia más rápido de lo esperado

La evolución aun no se refleja en las estadísticas de insolvencia
CRÉDITO Y CAUCIÓN

Australia ha evitado una recesión técnica gracias a una actuación fiscal y monetaria combinada del Reserve Bank of Australia (RBA) y del Gobierno. A principios de 2009, el Gobierno lanzó un paquete de estímulo de 40.000 millones de euros financiado con superávits presupuestarios de años anteriores. El RBA actúo rápidamente reduciendo los tipos de interés hasta su nivel histórico más bajo, el 3%. Según datos del Australian Bureau of Statistics (ABS), el PIB siguió creciendo en el cuarto trimestre de 2009, un 0,9% en relación con el trimestre anterior y un 2,7% interanual, impulsado fundamentalmente por un aumento de la inversión pública (10,2%) y privada (3,5%). El desempleo alcanzó un máximo del 5,7% en mayo de 2009 y se esperaba que llegara al 6,5% a finales de año, tras unas predicciones iniciales que lo situaban en torno al 8%. Sin embargo, según el ABS, a finales de año la tasa de desempleo había caído hasta el 5,5%, y cayó otro 0,2% en enero de 2010.

Como resultado del buen comportamiento económico, el RBA fue el primer banco central de la OCDE que subió los tipos: con tres subidas consecutivas a finales de 2009. A principios de 2010, el Gobernador del Reserve Bank afirmó que el nuevo reto consistía en “gestionar la expansión económica” y afirmó que los tipos todavía “tienen cierto margen de recorrido” antes de volver a una situación más normal. El 2 de marzo se introdujo la primera de una nueva oleada de subidas del tipo, sumándose otro 0,25% a la Tasa de Efectivo, hasta el 4%.
Debido a la presión sobre los fondos de maniobra, muchas empresas se habían centrado en reducir sus niveles de existencias en 2009. Este desabastecimiento se completó en el tercer trimestre de 2009 y, en el cuarto trimestre, las empresas empezaron a reponer existencias hasta llegar a niveles más normalizados. No obstante, los bancos han optado por conceder préstamos en el mercado inmobiliario, mientras que los préstamos a empresas siguen registrando reducciones drásticas.

¿Cómo se explica esta tendencia? La estructura urbana de Australia, con sus megaciudades en la costa y políticas de inmigración positiva neta, ofrece una fuente de demanda de viviendas con un crecimiento natural. Los bancos australianos, que salieron relativamente indemnes del peor momento de la crisis manteniendo intacto su capital, ven ahora el mercado de viviendas como un lugar más seguro para prestar fondos, a la vista de la seguridad que el sector inmobiliario ofrece y del crecimiento de la demanda en dicho sector.

Al no tener acceso a financiación bancaria a corto plazo, muchas empresas se están viendo forzadas a jugar con los dos principales componentes del fondo de maniobra: las cuentas a pagar y las cuentas por cobrar. Crédito y Caución ha observado entre el primer trimestre y el tercer trimestre de 2009 la reducción a escala nacional del período medio de cobro, pero la tendencia se ha revertido en los primeros meses de 2010. Se prevé que esta tendencia se mantenga en el segundo trimestre.

LAS PERSPECTIVAS SIGUEN SIENDO POSITIVAS, PERO ALGUNOS PROBLEMAS PERSISTEN

Todo parece indicar que la economía australiana seguirá mejorando a lo largo de 2010, con una previsión de crecimiento del PIB del 3,25%. Sin embargo, la positiva evolución de Australia todavía no se refleja del todo en las estadísticas de insolvencia que se mantienen en niveles récord.
 
En Australia, prácticamente todos los sectores se han visto afectados, en particular el sector de la construcción. La agricultura ha tenido un comportamiento mejor que la mayoría de los demás sectores, a pesar de sufrir en dos frentes: la disponibilidad de crédito y la sequía. El sector minorista se ha beneficiado del paquete de estímulo del Gobierno, mientras que las ventas en el sector químico se han mantenido relativamente robustas. En general, las insolvencias corporativas muestran una tendencia a la baja. Sin embargo, Crédito y Caución prevé que se mantengan altas en 2010, siendo posible un nuevo aumento, ya que las empresas empiezan a reponer existencias y a crecer pero, al no tener acceso al crédito bancario, deben financiarse agotando su fondo de maniobra.

Los bienes de consumo duraderos son particularmente susceptibles ante cualquier crisis en la actividad económica. En Australia, sin embargo, el sector se ha mostrado especialmente resistente frente a los efectos de la crisis económica. Los problemas quedaron atemperados gracias a dos paquetes de estímulo del Gobierno, primero en diciembre de 2008 y, de nuevo, a principios de 2009, lo que, junto con tipos de interés bajos, ha supuesto un apoyo al sector en el peor momento de la crisis. Se estima que las medidas de estímulo han contribuido en torno a un 1% al crecimiento del PIB en el segundo trimestre de 2009, y gran parte ha revertido en las ventas minoristas/de bienes de consumo duraderos.

Los plazos medios de pago se han alargado desde principios de 2008, pasando de 52,3 días a un máximo de 58 días en febrero de 2009. Volvieron a reducirse hasta 51,7 días en agosto de 2009, el nivel más bajo de los dos últimos años, y después volvieron a aumentar hasta situarse en 54,4 días en noviembre de 2009, en consonancia con la media de la industria australiana.

Incluso sin el paquete de estímulo 2008/2009, que inyectó muchos millones de dólares de efectivo disponible en manos del consumidor medio, las perspectivas de Crédito y Caución para los próximos meses son favorables, ya que la confianza de los consumidores está mejorando, impulsando una recuperación de la demanda de mano de obra, el aumento de operaciones inmobiliarias, en particular por parte de inversores y por cambio de vivienda, y mejoras en la Bolsa. Todos estos elementos generan una sensación de riqueza.  Si bien la subida de los tipos de interés podría constituir un riesgo clave para este sector, se prevé que el crecimiento de ingresos en el sector minorista se recupere hasta situarse en el 1,7% en 2010.

· MÁS INFORMACIÓN

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...